Podemos y la importancia del apoyo irracional

El otro día,  después de una larga charla con un conocido/amigo, buena gente, educado, que tiene una empresa diminuta que lleva adelante con mucho sacrificio y trabajo y que, lo que son las cosas, está decidido a votar a Podemos, me di cuenta de que el vínculo que une a esta organización y su militancia no tiene nada que ver con la racionalidad.

 

.
De nada vale enfrentarlos a las flagrantes contradicciones de las promesas podemistas, porque en el fondo les importa un bledo lo que prometan, lo que hagan o dejen de hacer los dirigentes circulares, el verdadero valor que tiene Podemos para los que han sido atrapados por sus cantos de sirena, reside en su papel de inquisidores, valen porque son el supuesto azote del régimen que dicen les teme y van a acabar con él; ese es su valor y no necesitan nada más.

Mantienen sus seguidores, que son gente nueva; que representan un soplo de aire fresco para esta sociedad; que tienen derecho a que se les dé una oportunidad y sobre todo, la más irracional de todas, que los podemistas no les han engañado nunca. De nada vale demostrarles que todas y cada una de las propuestas del programa de Podemos han tenido que ser retiradas, porque la cúpula de la organización no aguantaba ya los repasos que les daban en las tertulias, a cuenta de la inviabilidad manifiesta de sus ofertas económicas, es decir y para que se entienda, porque era falso que se pudieran llevar a cabo.

Todo eso no tiene relevancia alguna, han tenido la virtud de convencer a muchísimos ciudadanos que votándoles van a tener la oportunidad de castigar a la “casta”, porque en esta España de nuestros pecados, todavía no nos hemos enterado que el voto es una herramienta que el ciudadano debe utilizar para escoger de acuerdo a su criterio, a quien tenga las mejores posibilidades de servirle. Aquí se votaba con la camiseta, voto a los míos y que salga el sol por Antequera, pero el trabajo llevado a cabo por la izquierda azuzando el odio contra el actual gobierno, unas veces con razón y otras sin ningún motivo real, ha conseguido que los creadores de ese escenario en el que se reclamaban guillotinas, fusilamientos y lo que hiciera falta, vean desesperados que ese mensaje ha calado en una parte importante de la sociedad, que en lugar de volverse hacia ellos, padres de muchísimas de las desgracias que nos castigan, se han echado en los brazos populistas de Podemos que les han explicado que su voto es un arma que les hará justicia, si votan a los circulares, naturalmente.

A pesar que los de la cúpula de Podemos han demostrado su perfecta inutilidad para hacer frente a las cuestiones prácticas, que es a lo que se debe dedicar el que gobierna, sus seguidores siguen instalados en esa especie de mantra que repiten todos, estoy harto que me engañen y por eso votaré a Podemos.

Por poner un ejemplo que me llamó la atención, Podemos, un partido en crecimiento exponencial, tanto en afiliaciones como en intención de voto, celebra su Asamblea Constituyente en Madrid y a la asamblea asisten 8.000 podemistas en un recinto que tiene un aforo de 14.000, me parecen unas cifras que demuestran que en el terreno de lo práctico, fallan más que una escopeta de feria.

Ítem más. Tuvieron la caradura de pedir 18.000 euros a sus militantes, que desde luego ganan bastante menos que Pablo Iglesias y sus mariachis, para que les financiaran unas querellas que iban a interponer contra Esperanza Aguirre y Eduardo Inda. Pues de los 18.000 euros, que no son suyos, se han gastado inútilmente 1.500, por condenarles el juez a pagar las costas, al no poder acreditar la personación de Podemos en el acto de conciliación, porque  Monedero, ese chico tan listo que es profesor de Universidad y que nos va a traer la felicidad a todos si le votamos, no sabía que debía presentar un poder al juez. Si no saben desenvolverse en un juzgado, con una buena abogada a su servicio – lo dijo Monedero -  qué van a hacer estos panolis, frente a la Merkel, los “mercados” y el poder financiero, en un jaleo de los de verdad. Son muy torpes ¿por sobrados? vale,  de acuerdo, pero torpes hasta decir basta.

Todavía hay gente que está cayendo en la trampa saducea de que Podemos no es izquierda radical. Dicen que están por ocupar la parte central del espectro político, pero como son muy bocazas ya sabemos que eso es mentira. Podemos no declara su ideología como organización, porque está de pesca y no quiere espantar a los ciudadanos que están a punto de picar, pero ya Juan Carlos Monedero se encargó de explicar hace meses en Argentina, que en España estaban aplicando “una suerte de leninismo amable” o Pablo Iglesias les contó a los de las Juventudes Comunistas que ellos vendían democracia, porque había que vender palabras positivas y por eso en lugar de dictadura del proletariado hablaban de  democracia. Sobre la unidad de España han estado toreando de salón, unas veces que sí, otras que bueno eso hay que verlo, pero en la Asamblea fundacional, el bocas de Monedero dijo que “España es una nación de naciones” con lo que ya está todo dicho, están a favor de la independencia de Cataluña y de la de Matapuercas del Archiduque, si sus 15 habitantes así lo desearan.

No han terminado con su asamblea constituyente y Echenique denuncia el cambio de reglas en mitad del partido, a cuenta del sistema de votación de las propuestas, que perjudica notoriamente a los “disidentes” y favorece descaradamente a Iglesias.  Mintieron con su programa, se niegan a reconocer que son marxistas leninistas, disimulan y nos venden ese producto amable de Monedero, utilizando las “palabras positivas” de Pablo Iglesias y con esos antecedentes no pueden presumir de veraces. Resulta llamativo, que a pesar de todo lo que se pueda decir que es muchísimo y que a la vista está, haya tantos ciudadanos que no estén dispuestos a atender razones. Ya lo han decidido, votarán a Podemos y si luego se acaba el mundo, les da lo mismo.

No tienen ni idea de lo que nos va a suceder a todos, gracias a sus irracionales votos si consiguen los suficientes, que eso ya es harina de otro costal. Disfrutarán como enanos castigando a la casta, pero después de la jornada electoral, vienen cuatro años de legislatura y ahí se van a enterar de lo que vale un peine, asistiendo dolientes a eso que prometen desde Podemos, hacer posible lo imposible, otro cuento de hadas.

 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales