Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Política   ·   Libros   ·   Boeing   ·   Avión   ·   Seguridad   ·   Pasajeros   ·   Reseña



Conciencia Verde desde las catacumbas


Inicio > Ciudadanía
19/10/2014


992 Visitas



Lograr saborear de nuevo un tomate limachino, rugoso, fragante, jugoso, en una ensalada con cebolla nueva y perejil fresco, aceite de oliva y sal de mar,  es hoy una aspiración sentida que es de difícil logro.


Cocinar aquel sabroso caldillo de merluza, con sus aros de cebollas,  sus papas en medias lunas, las zanahorias como pequeñas islas, todos esos aromas que están grabados en el paladar de la infancia, son reminiscencias que quisiéramos recuperar para la mesa familiar de los chilenos. Alimentariamente, esta sociedad de consumo globalizada, mediante Acuerdos Internacionales que el país suscribió, ha permitido que se apoderen de nuestros productos naturales empresas internacionales de manipulación genética que, mediante reserva de sus derechos de propiedad, patentan descaradamente lo que era natural y comienzan a monopolizar así la alimentación mundial,  en una escalada que nos va dejando a quienes queremos preservar la naturaleza en estado original, casi en la clandestinidad.

Las personas nos vamos uniendo en las redes sociales para compartir semillas, iniciar nuestros huertos orgánicos caseros, preparar compostes con la basura orgánica, utilizar la lombricultura, reciclar la tierra, cultivar los mínimos espacios de los patios o generar jardines colgantes en las casas en altura. Lograr que este tipo de iniciativas prospere en el plano oficial, significa saltar barreras burocráticas y por ello estas iniciativas corren de voz en voz,  se van desarrollando a nivel casero, en redes de amigos verdes que tienen atesoradas semillas naturales, salvadas de la depredación de las corporaciones. El nuevo paradigma es poder tener la capacidad soberana de generar productos limpios de pesticidas, obtenidos de semillas naturales y que ese intercambio de semillas atienda nuestros derechos y no los de las multinacionales que compran conciencias y autoridades con el peso de su poder financiero y político.

Los temas de los transgénicos y del etiquetado de los alimentos no están en el primer plano de las noticias. Más bien se encuentran ocultos entre los distractores de la prensa oficial. Sin embargo, está ocurriendo algo que debemos difundir. 

La autoridad sanitaria elaboró una propuesta de reglamento de la Ley 20.606 sobre la composición nutricional y publicidad de los alimentos, el cual ha sido sometido a consulta pública. Se ha señalado que una de cada 11 muertes en Chile es atribuible al sobrepeso y obesidad.  El objetivo de la normativa es proteger a los niños, favorecer una elección en el marco de una información más clara al consumidor mediante un etiquetado que en pocos segundos pueda leer y hacer una buena selección de sus compras; disminuir el consumo de alimentos como exceso de nutrientes críticos (sodio, azúcares, grasas saturadas) y energía, además de mejorar la alimentación de la población y contribuir a disminuir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles en Chile. La consulta pública estará disponible en el sitio web del Ministerio de Salud (www.minsal.cl).

En caso de prosperar el reglamento, que modifica el articulado propuesto por la administración pasada, en un año más regirá el rotulado de todos los productos que contengan una alta cantidad de sodio, azúcar o grasas saturadas. En estos momentos, en el período de consultas del nuevo reglamento, previo a su publicación en el Diario Oficial, las empresas de alimentos han emprendido una ofensiva para frenar o  morigerar las exigencias de etiquetado de alimentos. Y mientras tanto, usted sigue sin saber qué come cuando compra alimentos, cuya real composición le ocultan. 

Es necesario, por tanto, desde la ciudadanía, realizar un seguimiento de estas nuevas normativas, para asegurar que no se transe con nuestra salud y que el espíritu protector de dicho reglamento no se distorsione por la presión de las industrias que están presionando para que esto no prospere y puedan seguir haciéndonos consumir con desinformación.

Periodismo Independiente, 19 de octubre de 2014. @hnarbona en twitter.







Etiquetas:   Salud   ·   Políticas Públicas   ·   Alimentación   ·   Transgénicos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17675 publicaciones
4517 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora