Atreverse A Pensar Distinto

Decir lo que uno piensa y estar convencido de lo que se está diciendo, no es bien recibido por los que piensan diferente.

 

.
Produciéndose el rechazo, cuando la persona que se atreve a disentir no ha incorporado el pensamiento mayoritario de la sociedad, o su pensamiento contradice el pensamiento del grupo al que pertenece o intenta pertenecer.

Sintiéndose, incluido y aceptado, recién cuando acepta y adopta el pensamiento del grupo, es decir, cuando se somete a no pensar distinto o a reprimir las exteriorizaciones de su pensamiento discordante. Siendo así, que: pensar como los demás, hacer lo que hacen los demás y consumir como los demás, se comportan como salvoconductos para entrar a ciertos y determinados grupos, que no aceptan a quienes piensan, hacen o consumen distinto.

Muchos, ante el pensamiento discordante, pasan a sentirse cuestionados por quien sostiene ese pensamiento derivado de una distinta manera de observar y auscultar la realidad y tratan por todos los medios de excluir al distinto, por sentirse de alguna manera amenazados. Sobre todo, cuando reconocen que existen certezas en sus planteos.

Euganio García

http://garenioblog.blogstop.com.ar

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales