Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Comunicación   ·   Filosofía Social   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Género   ·   Feminismo   ·   Censura



Cristina si se ganó la vida actuando


Inicio > Política Internacional
29/09/2014


1412 Visitas



"Yo me gano la vida actuando, ustedes no" Leonardo Dicaprio en la ONU Así exigió el actor estadounidense a los líderes mundiales reunidos en la Cumbre del Clima acciones urgentes a gran escala para combatir el calentamiento global y aseguró que si no lo hacen, "serán responsables de ese fracaso".






No siempre se asume esa responsabilidad, en nuestro caso la Presidenta antes de terminar su mandato (y terminar de fracasar) ya está deslindando responsabilidades, echando culpas a otros y reduciendo como causa de todos los problemas económicos que tiene su modelo, a los buitre.

El conflicto con los Fondos Buitre, a los que el gobierno no quiere ni puede pagarles o al menos negociar con ellos, todavía no generó en la vida real, ningún perjuicio (real)

La baja en la inversión directa comenzó en 2011 luego del cepo al dólar. En ese momento las empresas no se veían perjudicadas todavía, pero la restricción a que los sectores medios bajos dolaricen sus excedentes, fue suficiente para que nadie más pusiera dólares en la economía, que sabía, no iba a recuperar fácilmente.Tampoco la falta de dólares financieros a través de créditos del mercado, es por el conflicto con los buitre. La presidenta no pudo acceder a esos créditos, e incluso en algunos discursos se quejó, que Bolivia si y con intereses del 4  por ciento y Argentina, ni con intereses superiores al 15 por ciento, cuando según sus propias palabras "Evo estatizó hasta el pasto".

Ni la caída en inversión directa, ni la falta de  dólares financieros, ni la desconfianza de los propios empresarios nacionales, fue por los buitre. Todo esto venía de antes, en algunos casos luego de la restricción en la venta de dólares luego de 2011 y en otros, luego de la crisis 2008-09 con la pérdida de superavit. Si las corporaciones y empresas ven que el estado cae en déficit y lo sostiene en el tiempo, saben que ese déficit se va a cubrir con emisión y que esa emisión va a producir inflación, que para el estado será una suba en sus recaudación impositiva y para las empresas y los consumidores, un impuesto más. Con el aumento del IPC las empresas a la vez saben, que eso crea puja distributivas por ver como se reparte lo que mes a mes se aumenta, pero que a la vez quienes trabajan deben pagar. Por eso las negociaciones de salarios, se ponen cada vez más difíciles, los trabajadores quieren con razón cobrar más, las empresas argumentan mayores gastos y así la escalada de conflictos va en aumento. 

Cuando solo se discute salario en las paritarias y no aspectos más valiosos de la tarea o mejoramiento, capacitación o posgrados, que lleven a la superación del personal. Cuando las empresas se retraen y ya no generan nuevos puestos de trabajo y el estado,  primero niega  la inflación y luego su déficit que la provocó, hasta que es tan evidente, que a la vez es irreversible, la trayectoria de crecimiento se acabó. Así lo que le llaman "tensiones, pujas de interés, derechos del trabajador" que son totalmente genuinos, en realidad es discutir empobrecimiento y no crecimiento. 

El crecimiento, el camino al desarrollo, la incipiente industrialización, aunque más no sea ensamblando partes importadas, hace tiempo terminó. Hoy la propia falta de liquidez en dólares del estado, hace que cualquiera de estas actividades sean casi inviables, por que  los dólares hacen falta para deuda, para energía, para insumos básicos y hasta para medicamentos que no se elaboran en el país. 

Con este escenario real, del que podrán culpar a los buitre, pero el mundo inversor sabe que no es así y que es responsabilidad de la gestión; la presidenta en sus discursos en la ONU dio "cátedra" Al menos eso dicen sus militantes, que se sintieron orgullosos de algunos de los tramos de sus palabras. 

Pero para el periodismo experto (no donde se pagó la nota favorable al país) Cristina no solo no hizo ningún aporte significativo al Consejo de seguridad donde fue invitada, sino que recorrió lugares comunes que todos conocemos. Qué cada región, país, etnia y aveces hasta pequeños grupos del Medio Oriente, pueden ser amigos o enemigos de EE.UU según le convenga, lo saben hasta los que vieron la saga de Rambo, que pasa de ser enemigo de los Vietnamitas a amigo de los Talibanes. La visión de Cristina, el pedido de explicaciones acerca de reuniones con Irán y decir que con bombarderos no se consigue la paz, si bien es un deseo común al mundo civilizado, no fue superador para el momento, conociendo a la potencia norte americana. 

Sin embargo lo más llamativo de su discurso, estuvo por un lado,  en quitarle valor dramático a la decapitaciones de periodistas americanos e ingleses, calificándolas de "escenografía montada por Holllywood" En particular llamativo,  luego de haberse reunido con el Papa, que como jefe de estado que es, actuó de un modo que en mucho tiempo no se recuerda del Vaticano, con un pronunciamiento explicito a los bombardeos (y no solo americanos) para frenar la violencia, que ya llega a los católicos.  A contramano en la escena internacional Cristina y hasta del propio Bergoglio. Pero sus dislates no terminaron allí, fue más allá. A la acusación falaz de "fotomontaje" de los buitre a su foto, en la que no solo confundió grupos de Medio Oriente, (como expliqué en una columna especial en mi blog link) ya que no se trataba de "Lo Yihadistas" sino de un Grupo para la Liberación de Palestina; además Cristina sumó a su discurso en la ONU, delante de las delegaciones que la escucharon en el salón central (pocas) y en el Consejo de Seguridad con los 20 países miembros(lo más serio), las supuestas "amenazas del Estado Islámico, el grupo yihadista que domina parte de Irak y Siria". Lo insólito de estas amenazas, es que se iniciaron en la "Central de mails del 911" 

¿Porque un grupo terrorista internacional, le enviaría mails de amenazas a la Presidenta a la central de emergencias y no a su mail de Casa Rosada o de otra institución del Poder Ejecutivo? Por otra parte ¿por qué si son terroristas, lo que buscan es sembrar terror y sus amenazas son siempre lo más públicas posibles, en este caso se hacen de un modo tan privado y rebuscado? 

Esta última participación de Cristina en la ONU fue más tribunera que nunca antes. Publicaciones pagas en diarios de tirada popular en EUA (en la foto que ilustra la nota, se pueden ver otras notas pagas de otras naciones). Dar cátedra de gobierno, cuando todos los que estaban allí conocen la realidad argentina. Exponer la política internacional de EUA, cuando todos, conocen de sus dobles estándares. Y a la falacia del "fotomontaje" sumarle una respuesta poco creíble, a tal punto que ningún país lo repudió, ni se solidarizó, con las supuestas amenazas del Isiis.

Pero hubo dos detalles más, que ningún multimedios nacional cubrió, los oficialistas por encubrir a Cristina y los críticos y corporativos, por no perjudicar a corporaciones (que Cristina tampoco quiso perjudicar o mejor sería decir, siempre benefició). Me refiero a las dos Cumbres que se celebraron también en la ONU, una la de Cambio Climático, con una fuerte connotación al manejo de las corporaciones que contaminan y países que lo permiten y la otra,  la de Pueblos Indígenas, también con fuertes críticas a gobiernos de Latino América.

En la Cumbre por el Cambio Climático era casi natural no ver a Cristina, ya que no aprobó una sola de ley, que protejan el medio ambiente, salvo la de Bosques, pero que se aplica de un modo discrecional por las provincias. Por otra parte Cristina detesta a los "ambientalistas" y lo ha demostrado en varios discursos. Pero no solo eso, a todos los que se oponen a alguna actividad que contamina, aunque se trate de simples ciudadanos, como el caso de:  Famatina, Andalgalá, San Rafael, o Las Madres de Ituzaingó, que la semana pasada cumplieron un año de piquete para evitar que Monsanto abra una fábrica de semillas en Malvinas Argentinas, cuando los menciona, los coloca en ese lugar de "ambientalistas" (que ella detesta) e insinúa que son  "anti progreso y anti trabajo". Por eso la cumbre del cambio climático, no le era afín.

Sin embargo para una presidenta que se autodenomina, nacional, popular, progresista, con el modelo más inclusivo y reparador de la historia y que en muchas oportunidades dio discursos en el Salón de los Pueblos Originarios, que ella misma inauguró, no asistir a la Cumbre Indígena, fue una declaración de principios.

Es verdad que en la Cumbre estaba Felix Díaz, que mientras ella y su aparato ni siquiera lo reconocen como líder de los QOM, la ONU lo invitó como representante elegido de los Pueblos Originarios de Argentina.

Los discursos de una y otra cumbre fueron contundentes. La Argentina en ninguna de las dos cumbres, más allá de no estar representada por nadie del gobierno, hubiera podido justificar la desidia con la que se gestionó esta década, tanto en medio ambiente con todas producciones extractivas, contaminantes y no sustentables, como con los originarios, en muchos casos perseguidos por enfrentarse a estas explotaciones. 

La ausencia de Cristina a estas dos cumbres y también de los "33 que llevó", que prácticamente se dedicaron a nada (la mayoría ni inglés habla) marcaron una realidad de gestión, que aunque su discurso diga lo contrario, sus acciones la demuestran.

Su gestión, el modelo kirchnerista, estuvo basado en lo extractivo sin ningún cuidado del medio ambiente, se benefició a corporaciones con practicas no sustentables y que pagaron muy bajos impuestos y se sostuvo en las tres C que sintetizan al Kirchnerismo: commodities, consumo y crédito (para consumo)

Esa base económica absolutamente primaria y localista, que de paso con los desfases económicos provocados por el déficit, emisión, inflación y devaluación,. destrozan mercados comunes, se acabó.

De aquí en más, lo que le queda a Cristina y a los próximos gobiernos, esa ecuación no volverá a ser, ni falsamente exitosa. 

En Brasil a una semana de las elecciones, la comunicación oficialista de Dilma, que es diez veces en volumen la de la oposición, destroza a Marina Silva por asegurar que va a dar "independencia total del ejecutivo al Banco Central"  Silva pese a su modestia, a su pasado comunista, a su trabajo de empleada domestica (detalles que usan para denostarla), es muy inteligente, está muy bien asesorada y sabe que el peor engaño a una sociedad, pero sobre todo a los pobres, es permitir el gasto público excesivo, que se cubre con emisión, para hacer demagogia y populismo (y aumenta la corrupción). Silva una mujer preparada, creyente y que viene de abajo, no quiere actuar de presidenta, quiere ser la presidenta de Brasil y según sus palabras "administrar los recursos, combatiendo la corrupción y el déficit fiscal", que es lo que puede hacer caer al gigante sur americano. 

Pueden ser palabras de ocasión de Silva, por estar en campaña y por que sabe que esos son los puntos débiles de Dilma, pero ella agrega que quiere  “ dar por superado  el mercosurismo para –más que nunca– ser BRIC, que Brasil debe competir en el mundo y con el conocimiento, que ya no serán las commodities las que incluyan, eso acabó y ya no es posible para el futuro"

Música para los oídos de los argentinos, sería, si lo que dice Silva, lo propusiera algún candidato local para nuestro país.Pero no, no solo no lo proponen, si no que nuestro país, con el escenario económico que dejará el Kirchnerismo, ni siquiera estará en condiciones de participar en el Mercosur de igual a igual.

No es mi actor favorito Dicaprio, pero al menos, desde películas como "La Playa" que interpretó a un joven en busca de experiencias extremas en un paraíso natural, a "El Lobo de  Wall Street" que representa a Jordan Belfort fundador de la firma de corredores de Bolsa Stratton Oakmont, ambos personajes, disimiles, y hasta contrarios, se los creí y disfruté del film. 

Creo que la frase que dijo Dicaprio a los Presidentes, que asintieron a la Cumbre de Cambio Climático, a quien mejor le sentaba era a Cristina Kirchner, que no fue. 

Aunque viendo su gestión, la Presidenta, si se ganó la vida (y mucho más) actuando, pero no lo hizo tan bien como Dicaprio.







Etiquetas:   Economía   ·   Pueblos Originarios   ·   Naciones Unidas   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Dilma Rousseff   ·   Cambio Climático   ·   Brasil

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Pablo Porto, Dice el niño de Vallecas Pablo Villaverde sobre Marina Silva " Silva pese a su modestia, a su pasado comunista, a su trabajo de empleada domestica (detalles que usan para denostarla), es muy inteligente, está muy bien asesorada y sabe que el peor engaño a una sociedad, pero sobre todo a los pobres, es permitir el gasto público excesivo, que se cubre con emisión, para hacer demagogia y populismo (y aumenta la corrupción). Silva una mujer preparada, creyente y que viene de abajo, no quiere actuar de presidenta, quiere ser la presidenta de Brasil..." Hay que reparar en esta ostensible propaganda que hace Villaverde sobre Silva ya que en ella el paraperiodista Villaverde afirma con total seguridad que Silva no quiere "actuar" a diferencia de CFK o Dilma ¿Sobre qué base factica Villaverde hace tan segura afirmación? Sobre ninguna ya que lo que dice de Silva se basa en la pura especulación y en la mancia adivinatoria, de la cual Villaverde, el de Vallecas, suele abusar. Villaverde consulta sus bolas de cristal y afirma seguro que Silva no actuara... ¿En que se basa el respaldo de Villaverde a Silva si éste es futurología? Silva es la candidata de la FIESP la ultraneoliberal asociación de empresarios de San Pablo. Eso es Silva, por eso el respaldo de Villaverde; él respalda la política que mas daña a los pobres y los trabajadores. Lo hace minimizando el conflicto buitre, lo hace haciendo afirmaciones sobre Silva que no pueden fundarse en hechos por la simple razón que Silva no es presidente. Queda revelada una vez mas la propaganda pro neoliberalismo que lleva adelante Pablo Villaverde. Desde ahí habla, intentando crear sentido común que favorezca al poder real, ese que siempre opera contra el bienestar del grueso de la población.


Pablo Porto, Dice el paraperiodista Pablo Villaverde que "El conflicto con los Fondos Buitre, a los que el gobierno no quiere ni puede pagarles o al menos negociar con ellos, todavía no generó en la vida real, ningún perjuicio (real)" Y con esa frase demuestra lo adecuado de su caracterización quelónica, ademas de la absoluta malicia de su labil razonar. El autodenominado periodista Villaverde es tan corto de razonamiento que no percibe que los perjuicios del conflicto con los fondos buitres se desatarian si el gobierno negociara con ellos y disparara la clausula RUFO? ¿No se da cuenta el niño de Vallecas Villaverde que de pagarle a los buitres o avanzar en las negociaciones antes del fin de año se desatarian sobre Argentina miles de millones de problemas? Entonces por que el calabacillas de Villaverde minimiza el conflicto con los buitres? ¿Sera porque adhiere a la estrategia buitre de hacer pasar a los buitres por mansas palomitas incapaces de causar problemas a la Argentina? Cada vez revela mas su filiación antiargentina este pobre tipo que se esconde tras un triste y averiado disfraz de periodista.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18595 publicaciones
4707 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora