Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Lectores   ·   Ética   ·   Educación



Mismos vestidos, distintos futuros


Inicio > Política Nacional
31/08/2014


1237 Visitas



En lo político y económico, el gobierno ya no solo se contradice, entre lo que hace y lo que dice, sino que ahora, también se contradice en cosas que hace al mismo tiempo.


Esta semana el kirchnerismo va a aprobar tres leyes (por su mayoría propia) que considera vitales para su final de gestión y para una posible (para ellos segura) proyección pos 2015. Primero la ley de Cambio de Sede en los pagos de Deuda a Holdins, con el objeto de evitar embargos como los actuales, de parte de la justicia de EUA . Luego la Ley de Abastecimiento con sus modificaciones (que avasallan la propiedad privada y son  inconstitucionales) bajo el eufemismo de "proteger a los consumidores" cuándo de la actual "Ley de Defensa del Consumidor" vigente hace mucho, jamás se reglamentó ninguna de las instancias de control y sanción. Ademas a las entidades de consumidores, se las consideró casi enemigas, por exponer la inflación real. Pero no está allí la contradicción que señalé antes, si no en función de la tercera ley (aunque hay una cuarta de la que no se habla) me refiero a la Ley de Hidrocarburos que Galuccio pide de un modo desesperado. Pero de aprobarse esta ley, al  contrato secreto con Chevron, lo hará parecer un juego de Monopoly. 

"Me contradigo, muy bien me contradigo, soy amplio, contengo multitudes..." decía el emotivo poeta norteamericano Walt Whitman. Pero no es el caso de Cristina, que tiene serias contradicciones, avanza y retrocede en los mismos temas y definiciones, dice lo opuesto a lo que dijo hace poco y luego vuelve a decir lo mismo de antes. Con el agravante que cada vez contiene menos multitudes y hasta su propio armado político y de aliados, como el caso de Wereltineck de Río Negro, saltan al Frente Renovador. (cada vez menos renovador) 

Entre sus contradicciones, no vale la pena citar las ya históricas, como: las "felicitaciones a Sebastían y a Antonio" y luego meses después, "la trompa del elefante en YPF" y la estatización a Antonio (Brufau de Repsol) pero no a Sebastian (Eskennazi de Grupo Petersen, quien terminó perdiendo parte, pero no a mano del Estado, todavía nadie explicó donde fue a parar) O peor aún, las "felicitaciones a los Hermanos Cirigliano concesionarios del Sarmiento" también y cuatro meses después la Masacre de Once y todo lo que ya conocemos. Estas si se quieren, fueron contradicciones entre discurso y hechos, como "...Nunca voy a a reprimir.." mientras Policía Federal, Gendarmería y las policías provinciales de gobernadores Kirchneristas, nunca dejaron de reprimir la protesta social ó cuando ciudadanos se enfrentan a corporaciones por sus derechos avasallados (mineria, petróleo, soja, contaminación) Otra frase contradictoria en la gestión de Cristina, o al menos con una realidad de gestión antagónica fue ..."no cuenten conmigo para devaluar..." cuando el Kirchnerismo asumió en 2003 con un dólar de $2,80, para 2007 cuando pasó el poder a la presidenta ya estaba a $4,30, en el último año saltó de $5,60 a $6,50 primero y terminó en casi $8.00 el verano y hoy está a $8,45 peligrosamente retrasado en cuanto a la inflación real y el desdoblamiento cambiario.

Así podríamos seguir citando relato, discurso y realidad, los tres por supuesto disociados. El relato se modifica según las necesidades, EE.UU es bueno o malo depende. Las corporaciones tienen más poder o menos que el gobierno, según convenga más al discurso. Se le paga a Repsol, Ciadi y Club de París para volver a estar en el mundo y los mercados y si lo de los Buitres no se puede resolver, el mundo se nos cae encima y vamos a vivir con lo nuestro. El discurso se mantiene bastante constante, todo lo bueno es gracias al gobierno que tuvo la mejor década de la historia "Tenemos Patria" dicen, como si solo fuera su responsabilidad que así sea. Pero  el discurso es el mismo, aunque el relato cambie:  de todo lo malo, de los pésimos resultados de gestión, el culpable es otro. Ese otro puede ser la Oposición, las Corporaciones, La justicia de Norteamérica, la de acá y este último tramo, los Buitre como respuesta a todo. En varias columnas anteriores como "Un poco tarde Cristina"   , "Default de realidad" y "291 por ciento...sin palabras" lo analizo en detalle.

Lo que no tiene análisis posible, es ser contradictorio como es el gobierno, el poder ejecutivo en realidad en la promulgación de leyes. La modificación a la ley de hidrocarburos y la modificación a la Ley de Abastecimiento, una ofrece un viva la pepa a los grandes inversores que quieran explotar Vaca Muerta y otros emprendimientos de YPF con la anuencia o sociedad de gobernadores petroleros y la otra, con el control que pretenden en abastecimiento, espanta a inversores en consumo masivo, sea en comercialización o producción y sobre todo al agro, que guarda granos para mantener el valor de su inversión, en un escenario de alta inflación y devaluación y lo desalientan de producir más. 

Cómo los contratos petroleros seguirán siendo secretos, porque la altura a la que nos dejan los pantalones es inconfesable, como también se seguirá guardando total silencio (aún Clarin, por publicidad) sobre la minería contaminante a cielo abierto y con cianuro que paga magras regalías del 3% y declara lo que quiere y sobre la entrega de la soberanía alimentaria y exportadora a Monsanto con la silenciosa Ley de Semillas;  lo que va a trascender al país y el mundo (inversor) será el avance del Estado con la ley de abastecimiento en el sector privado. 

Es como salvar a un ahogado tirandole una soga al cuello. Así son las ideas del gobierno, negar y guardar silencio sobre enormes beneficios a grandes corporaciones y mostrar con el discurso, pero también ahora con la ley, un estado cada vez más omnipresente sobre privados. El resultado no puede ser distinto a la más elemental lógica, solo va a crear mayores expectativas de crisis y va a conseguir menos inversiones. 

Las palabras de Cristina con  sus "balas de tinta... no cuenten conmigo para devaluar... nunca voy a reprimir... el crecimiento más grande de la historia... el mundo se nos cae encima...estamos  fuertes en la marejada mientras el primer mundo se cae..." y los cientos de segundos de TV que dio, este tiempo no serán más que indignación acumulada, no distinta la que produjo "el que depositó dólares tendrá dólares" de Duhalde, el Tren Bala y luego el Default de Rodriguez Saá, el "qué lindo es dar buenas noticias " de De La Rua ó la "nave a la estratosfera y siganme no los voy a defraudar" de Menem. (si, es verdad,  hace mucho nos toman de pelotudos)

Pero las palabras, más allá de las lamentables perdidas de tiempo, vuelan y en cambio las leyes quedan.

Las distintas reglamentaciones mineras, el veto a la ley de glaciares, que les permitió un avance total al despojo. El cierre de mina próximo que habrá en Catamarca demostrará con total dureza, que de Bajo La Alumbrera se sacaron promedio unos UDS 20.000 millones al año, se dieron menos de 500 empleos directos, se construyeron unos pocos emprendimientos sociales de bajo costo y a la provincia y su gente, solo les queda luego de más de 20 años, tierra y agua envenenada, nada de oro y montañas arrasadas por las explosiones.  

La Ley de hidrocarburo, antes de continuar dando ventajas inconfesables a petroleras del mundo, debería explicar cómo entró y salió (si es que salió) Eskenazi de YPF y con su parte a quien representó. Además haciendo honor a la bandera de Patria Grande deberían responder porqué Petrobras se fue del país (Cristobal López colgando impuestos por más de dos años compró sus acciones) por qué PEDEVESA ó YPB de Bolivia ni ofrecen invertir en Vaca Muerta, ni en ningún otro yacimiento tradicional, ¿no somos hermanos, no somos región? Y algún gobernador petrolero, no todos son K, debe ser honesto y decir,  qué le ofrece el Ejecutivo, para aprobar semejante entrega de recursos a corporaciones extranjeras. Falta energía es verdad, no nos auto-abastecemos e importar significa la mitad de las reservas del central, pero explotar el gas y el petróleo, no puede ser como sea y a cualquier costo.

La modificación en la ley de abastecimiento y protección al consumidor, no debería preocupar, pese a su segura aprobación por la mayoría propia del oficialismo. Como cité en columnas anteriores e incluso en mi último podcast  y mi programa  radioweb, Nunca se respetó la ley de la competencia, que de haberla aplicado, ni siquiera la ley de medios hubiera sido necesaria, ya que Clarín, con Cablevisión y Multicanal ó Telefónica con Telecom, una propiedad de la otra en el mundo, nunca hubieran podido monopolizar, ni carterizar cada una su mercado. Tampoco los supermercados o las marcas multinacionales, hubieran podido concentrar y carterizar el mercado de consumo masivo. Pero sobre todo no hay que perder tiempo en este tema, porque la propia inconstitucionalidad del avance sobre la propiedad, la va a detener en la justicia apenas aprobada, con amparos y cautelares. 

La que no va a tener reclamos, ni amparos, ni cautelares, ni vuelta atrás si se aprueba, es la Ley de Semillas. (Ver borrador del texto oficial que trascendió, aquí link)

Patentar la naturaleza, no importa cuánto se haya intervenido y mejorado a esa naturaleza, no parece aceptable. Pero cuando esa parte de la naturaleza, es nada menos que la base alimentaria y la exportación más importante que sostiene el ingreso de divisas al país, entonces ya no se trata de un tema filosófico, sino de intereses económicos y vitales.

Cambios en la región 

En Brasil falta tan solo un mes para las elecciones, el estancamiento previo al mundial y agravado luego, se hace notar. La políticas sociales también acotadas y sin variantes de progreso decepcionaron a los brasileños del Modelo Lula-Dilma. La trágica muerte de tercero en disputa electoral y el ascenso de su vice Marina Silva en lugar del fallecido Eduardo Campos, no solo la catapultó  a ella como candidata (efecto duelo), si no que hizo crecer a su partido ambientalista radical Partido Verde al segundo lugar para el balotaje. Silva levanta la bandera de la "ética política" frente a un oficialismo lleno de denuncias de corrupción, pese a que su partido también fue denunciado, por "irregularidades en la compra del avión siniestrado" por parte de la gobernación de Campos.  También el partido Ambientalista Verde va por un plan de atacar a la pobreza en su estructura, fomentar con enormes cantidades de fondos el sector pyme en detrimento de lo corporativo, para generar verdadera inclusión y en sacar a la gente de la pobreza con educación, capacitación e inserción y ya no con asistencialismo. 

Quizá sean solo promesas políticas, pero por acá, ni siquiera hay promesas, en el oficialismo todo se niega u omite y en la Oposición, todo es desconcierto y "vamos a ver cómo sigue esto". 

Silva también apuntó a la relación comercial con Argentina, a como nuestro país con devaluaciones permanentes y una tasa de inflación diez veces la de Brasil, hace que cerremos fronteras y el Mercosur sea solo un conjunto de buenas intenciones. Fue escueta pero puntual, dijo algo así como que no van a seguir sosteniendo los desfases y déficit vecinos.

Los brasileños le dan su apoyo a Silva en lugar de Campos, a sus promesas éticas y de verdadero progreso con inclusión, pero hacen foco en algo impensado hace algunos años, en un Partido Ambientalista. Los sondeos dicen que lo que más se valora de la propuesta política de Silva y antes de Campos, es que el partido en el gobierno, no va a permitir a corporaciones enriquecerse y saquear al país, con producciones y explotaciones contaminantes, que no les dejen renta y no den empleo genuino.

Muchos dirán que los brasileños pueden ocuparse de esos temas, por que tienen casi 400 mil millones en su Reserva Federal (banco Central, en nuestro caso hay 28 mil millones y bajando) lo cual les permite flotación natural de las divisas y una tranquilidad cambiaria e inflacionaria absoluta. Sin embargo Silva aseguró que van a impulsar una ley de mayor autonomía de su banco central, para que haya menos posibilidades de corrupción por manejo de fondos y más tranquilidad para los inversores (es una Izquierda realista la del Partido Verde brasileño, que no sobre dimensiona al poder ejecutivo, ni la intervención estatal).

En un mes sabremos si por primera vez en la historia de América, gana un partido ambientalista y que no llegó al poder con los aparatos tradicionales de la política (caja, recursos, sindicatos y grupos sociales) Pero a la vez su ambientalismo, puede producir, que empresarios brasileños que en su país no puedan desarrollar actividades,  por la filosofía verde del posible gobierno de Silva, busquen países vecinos para sus emprendimientos, y  un tacho de basura ideal para eso, sería Argentina.

Dilma Rouseff, Marina Silva y últimamente Cristina Kirchner, las tres en sus presentaciones públicas, se visten con un tranquilizador atuendo blanco (pureza) o claro( confianza).

Cristina no va a ser candidata, aquí falta más de una año para las elecciones (un siglo) y si las cosas empeoran, como siempre la gente se va a aferrar al PJ como sinónimo de gobernabilidad (por su control en los sindicatos y fuerzas de choque, que podrían ser protagonistas de explosiones sociales este final de ciclo) . Sin embargo pase lo que pase, la presidenta seguirá teniendo un enorme poder legislativo, en gobernaciones e intendencias, finalizado su mandato.

Los brasileños pueden quedarse tranquilos a futuro, aunque Silva o Dilma se disfracen de Halloween, su escenario socio-económico va a seguir mejorando. En Argentina más allá de vestuarios  oficialista u opositor, nos la vamos a ver negra. 

NOTA: Dilma y Marina las mejores posicionadas para las elecciones presidenciales de Brasil, debaten y se hacen preguntas una a la otra en TV nacional y en vivo ¿ será primer mundo?








Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Pablo Porto, (Continuación del comentario inmediato anterior) Pasando a otro aspecto de este artículo de Villaverde, hace muy bien su autor cuando supone otro futuro para Brasil de ganar la candidata Silva. Pero no lo hace por las razones correctas sino partiendo de suposiciones erróneas y opiniones de Villaverde extraídas de alguna bola de cristal... Marina Silva, a diferencia de lo que afirma un desinformado Villaverde, lejos esta de tener la intención de poner un freno a las corporaciones, ya que ella esta respaldada por la neoliberalísima FIESP; con lo que puede afirmarse que ella es la candidata de las corporaciones y no un freno para las mismas como afirma sin ningún sustento Pablo Villaverde. Oscuro futuro tendra Brasil de caer en tales manos.


Pablo Porto, Dias atras INFOBAE publicó una nota sobre Boudou y una dirección en un supuesto médano, nota que fue replicada por múltiples medios, entre ellos Clarin. Medios y periodistas deben creer que todos los argentinos somos idiotas como los que creyeron el artículo de INFOBAE sobre Boudou y su dirección en la arena... En él INFOBAE publica foto del DNI de Boudou, el que tiene fecha de 1979 y ostenta impresa la palabra MERCOSUR. Cualquiera, con un poco de educación, se percatara que ningún DNI expedido en 1979 puede llevar impreso "Mercosur" por la sencilla razón que el Mercosur entonces no existía; recién fue creado en 1991. ¿Cómo es que entonces la imagen en la que INFOBAE basa toda su nota sobre Boudou viviendo en un médano, dice Mercosur y tiene como fecha de expedición 1979? Es una imagen fraguada, falsa. Así arman las noticias los medios de la oposición en Argentina. En este artículo, Villaverde nos adjunta a los lectores un link que lleva a un supuesto proyecto de ley que no guarda las formas de tal. No figuran sus autores y presenta varios errores. Es un documento que cualquiera puede bajar, editar y subir a la red aseverando que es un proyecto de ley del kirchnerismo, tal como hace Villaverde... ¿Los lectores debemos creer que un proyecto tan desprolijo, sin autor y tan facil de ser modificado es un proyecto de ley verdadero y no esta fraguado? Villaverde parece estar empleando los mismos métodos que emplean los medios de la oposición, el engaño a sus lectores mediante el uso y publicación de fuentes, fotos y otros fraguados, falsificados para engañar. Parten para ello de subestimar al lector, porque solo así, subestimando la inteligencia del lector pueden atreverse a publicar fotos y supuestos documentos que a todas luces gritan su falsedad o su dudosa procedencia.

Pasando a otro aspecto de este artículo de Villaverde, hace muy bien su autor cuando supone otro futuro para Brasil de ganar la candidata Silva. Pero no lo hace por las razones cor




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora