Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Lectores



291 por ciento... sin palabras


Inicio > Economía
17/08/2014


1639 Visitas



 “...A mi izquierda sólo está la pared y a mí nadie me corre por izquierda” Cristina KIrchner. en el discurso que anunció la modificación a la Ley de Abastecimiento 




Lo que dice la presidenta acerca de la izquierda y la pared, es una imagen bastante real (pese a cómo aveces deforma la realidad) solo que más que correrla, los sindicatos de Izquierda y sus respectivos movimientos políticos de ese signo, lo que hacen es ponerla cada día más contra la pared. La pared de las propias falacias del modelo.

El cinturón industrial y empresario de Pilar que  hace casi dos décadas surgió como una alternativa de desconcentración de la Ciudad de Buenos Aires para emprendimientos de alta gama, hoy se ha convertido en un territorio de represión oficial y disputa sindical (de izquierda). La presencia  de Berni y su Gendarmería en la zona,  es permanente. Desde el interminable conflicto con la americana  Kraft, hoy Mondelêz que adquirió la firma y a la vez sus problemas, hasta este nuevo episodio con Donnelley, las protestas, cortes (cada vez más creativos) y la represión,  de brutal a grotesca (como el gendarme que se arrojó al paso de un auto de manifestantes), ya son habituales. Mal hábito y sobre todo innecesario. Con la creciente escalada de delitos, la Gendarmeria sería más importante, haciendo prevención en seguridad, que maltratando a trabajadores. Y con la caída en la actividad económica, producto de las desinteligencias de gestión (desinteligencias anteriores al litigio con los Buitre)  sería más productivo, que sindicalistas (de Izquierda o Burocráticos) analizaran con las empresas: cómo perder el menor empleo posible en esta crisis, cómo contener a los posibles desocupados y cómo reconvertir actividades y empresas.

Pero no, las tensiones y conflictos no se bajan con negociaciones, al contrario, se tensan. Las partes no se corren de sus reclamos y de  sus posiciones, se hacen irreductibles-

Es muy fácil en Argentina sumar voluntades contra el imperialismo norteamericano. Quizá es en lo único que Cristina Kirchner (por su discurso, no por sus acciones)  se parece a la Izquierda. Pero aveces ese concepto ideológico que muchos comparten, porque EUA hace lo suyo para que así sea, puede confundir. La Ex Terrabussi ya no es de la norte americana Kraft, como dije antes, si no de Mondelêz, empresa multinacional con asociaciones en muchos paises, pero sobre todo de capitales brasileños. No se puede decir que Brasil sea una potencia imperialista, si bien sus empresarios compraron a muchas empresas argentinas, sobre todo frigoríficos. Y en cuanto a Donnelley que si es norteamericana la sociedad que la controla, más allá de lo que denunció la presidenta, con respecto a su relación con Fondos Buitre, sus problemas económicos son reales y la presentación de quiebra también. Cristina tomó un dato, de todos los que hay disponibles en particular los que dio la Federación de la Industria Gráfica (Faiga), a partir de esta situación. El presidente de la asociación Juan Sacco  dijo ..." no hay crisis en un sector donde existen 6.200 talleres y 70 mil trabajadores. Pero Sacco se refería a las empresas que van desde las  llamadas “fotocopiadoras” hasta las que imprimen embalajes de productos. La industria gráfica relacionada con las publicaciones y los catálogos de publicidad –las que el presidente de la asociación denomina “rotativas” porque se imprimen en esas máquinas-  sí está en una crisis. Crisis que no es terminal, porque siempre habrá publicaciones en papel para imprimir, pero que lo digital va a seguir desplazando y ganando lugar. Hoy es más común ver gente de cualquier ámbito y sector social, buscar información, entretenimiento o servicios, en su dispositivo móvil, que en una revista o un diario. A la vez es más simple enviar completos catálogos y publicaciones por e-mail, que en folletería impresa. 

A Donnelley  el último balance, de junio de 2014, le dio 175 millones de activos, 151 millones de pasivos y 24 millones de patrimonio neto. Pero la pérdida de 2014 terminaría siendo mayor que el patrimonio neto, si hubieran seguido hasta fin de año. En ese caso habrían perdido otros 40 millones en resultado negativo. Si hacemos una mínima historia, para ver como la presidenta manipuló la información fiscal de la empresa, en 2013 Donnelley perdió 25 millones de pesos, tuvo ventas por 311 millones de pesos y costos por 336 millones,  algo que la Presidenta no aclaró  en su discurso. Es real que las ventas de Donnelley no cayeron porque en 2010 alcanzaron los 183 millones. Pero estos datos no tienen en cuenta la inflación que hubo en el período (más de 100% de inflación). Las ventas de Donnelley aumentaron el 60% en pesos entre 2010 y 2013, pero sólo los aumentos de las paritarias del sector en esos tres años fueron de 109% ó sea dos veces sus ventas.

Qué la empresa sea norteamericana, como ven es lo de menos. Ninguna empresa, de origen ni argentino, ni  brasileño, ni  boliviano, ni australiano o chino (chino menemos que menos) hubiera continuado con una operatoria, que en el mejor escenario, de aquí a 2015 le hubiese provocado, 40 millones de pesos más de pérdidas (Fuente:Fortuna.com y Faiga)

Por esto, pero sobre todo por los dos años  que vienen y en los que habrá que resolver situaciones  similares, es evidente que  no se pueden reducir los reclamos y negociaciones  a una posición ideológica y hay que analizar las distintas variables. Lo digo en especial por la Izquierda, que tanto sus frentes políticos, como sus sindicatos, están en franco crecimiento, ante la falta de contención que tienen las bases, por parte de los sindicatos reconocidos. El Kirchnerismo además de estar en su final de ciclo, está a la vista que su discurso popular y en defensa de los trabajadores es hipócrita, primero porque el propio Ministerio de Trabajo se pone del lado de los sindicatos burocráticos, que no defienden a los trabajadores, más allá de paritarias y también con las empresas concentradas que no negocian. El Modelo Kirchnerista, fue corporativo, extranjerizante de toda actividad masiva, extractivo y concentrador. El apoyo a las pymes fue insuficiente frente al avance corporativo en todo sector y aunque hubo algunos programas, entre la inflación sostenida del 25 por ciento piso durante los últimos siete años, la devaluación superior al 150 por ciento para el mismo periodo, una carga impositiva, que alcanzó su máximo histórico superando el 40 por ciento sobre cualquier actividad, y tasas que no bajaron del 25% para créditos, solo quedaron en buenas intenciones. 

La Izquierda con sus sindicatos (aunque no estén reconocidos) y sus frentes políticos, van a ser protagonistas los próximos años. Sería bueno vean el tremendo error que cometió el  peronismo (para la sociedad, no para ellos), al no diferenciar frente político,  de sindicatos y no actúen del mismo modo. Que también reflexionen acerca de qué consideran "patronales" y reconozcan que las pymes no son ni capitalistas, ni patronales, que sus propietarios en la mayoría de los casos, trabajan a la par de sus empleados, qué tienen enormes dificultades y  que son la gran fuente de ocupación del país. La Izquierda debe ampliarse a los sectores medios: electorales y laborales, porque el sector donde se enfocan (obreros y trabajadores de corporaciones estatales y privadas) no es mayoritario, hasta se podría decir, que es un pequeño sector de la sociedad. Pero por sobre todo, la Izquierda tanto sindical como política, debe mostrar coherencia, entre lo que dice y lo que hace. No puede repudiar el capitalismo, las corporaciones, las multinacionales y a la vez "luchar y  exigir" por puestos laborales en esas empresas. Es contradictorio para quienes miran de afuera a la izquierda, sin doctrinas, ni militancia, que se exijan y defiendan puestos de trabajo, en un sistema capitalista, extranjerizante y concentrador. El futuro inmediato y de largo plazo, si se quiere verdadera inclusión y distribución de la riqueza, es pyme, de micro emprendimientos, cooperativo y federal.  Lo corporativo y masivo, sea estatal o privado, ya mostró resultados desastrosos en todos los rubros y sectores. Desde la explotación de recursos naturales (salvo petróleo, gas y algo de minería, que demandan grandes inversiones), hasta la producción primaria, manufacturera y la cadena comercial, todo puede orientarse a pymes y cooperativas, para generar una real redistribución de la renta.

Al kirchnerismo pedirle que reflexione sobre estos temas, es inútil, no  porque esté en su último año de gobierno,  porque en realidad una importante cantidad de legisladores K seguirán, sino porque no va  a reconocer nada de esto y va a argumentar programas pymes y cooperativos, que si bien existieron, el escenario económico los pulverizó y en buena medida fueron discrecionales y acotados.

Sin embargo si se le debe exigir, que las medidas a decidir, no empeoren aún más la situación. Nadie ignora que los cuatrocientos días que tenemos por delante, serán muy difíciles. Y pese a las expectativas y la fe de algunos, también la mayoría es consciente, que el comienzo del próximo gobierno, gane quien gane, no será mejor. 

El Kirchnerismo no puede seguir lo que le queda de gobierno, perdiendo y haciendo perder a todos tiempo vital para paliar la crisis. No puede seguir lanzando leyes de aplicación imposible (como la Reforma Judicial) que por inconstitucionales, apenas promulgadas, van a ser detenidas en la justicia por amparos y cautelares. Tampoco se puede perder tiempo legislativo en leyes como esas, porque el Congreso - oficialismo y oposición - ya deberían estar discutiendo la resolución del litigio con los Holdotus, para en enero tener un plan  coherente. Y sobre todo deben tratar el tema del default con los Holdins de jurisdicción norteamericana, entablando una fluida comunicación con ellos, para evitar que "nuevas generaciones buitres" compren esos bonos (Bonos Par y Discount a 2033 y 34) y nos estemos ganando un litigio a futuro ó pero aún, que  directamente, pidan "aceleración del pago" al contado, que reuniendo un 25 por ciento de bonistas, lo pueden conseguir, porque  los ampara el prospecto.

En una columna anterior,  expliqué claramente -desde mi visión y trabajo de investigación - cómo llegamos a este escenario, a quiénes realmente benefició el modelo. También adelanté cómo se iba a usar a los buitre como respuesta a todo (nota).

La sociedad ya no le cree la épica ni el discurso al gobierno,porque la realidad cada día los pasa por encima. El tema buitre, default y deuda, de no solucionarse de un modo racional, va a terminar impactando en la deteriorada economía interna. Las empresas no podrán financiarse en dólares, tampoco las provincias, (con una economía dolarizada al 50 por ciento promedio) el perjuicio empezará por los grandes  y terminará en cada ciudadano. 

Es inaceptable que el gobierno use a los buitres para justificar todas sus falencias y falacias de gestión. 

Aunque los propietarios de Donnelley fueran buitres (que probadamente la presidenta se equivocó y no lo son), ni ellos ni nadie se quedaría operando a perdida, en un pais sin ninguna certeza. La Ley Antiterrorista que tanto presionó EUA para que sea incorporada en las legislaciones de Latino América, termina aplicándose a una empresa norteamericana (Obama no debe poder creerlo). El fundamento de esa ley, que desde este espacio cuestioné en su momento, por el modo en el que pudiera aplicarse (este modo) estaba orientada a evitar que células terroristas o narco terrorista, por vía económica, política, o por la fuerza, creen terror en la sociedad y terminen sumando poder. Claramente no es el caso de esta empresa, que en distintos balances venía contemplado la caída de su renta hasta el déficit, por el escenario económico. No quiero que vean en estos argumentos, una defensa de la compañía americana, de hecho si pudiera decidir, hubiera preferido 10 imprentas pymes que se distribuyeran su tarea y no una multinacional como Donnelley  de 400 empleados.

El cinturón industrial y empresario de Pilar, seguirá siendo noticia cada día. Como también la Izquierda, la Gendarmería, la represión de la protesta, los cortes y los sucesivos cierres (ó incendios de empresas, como sucedió en el pasado) si el gobierno no reacciona, no toma medidas que generen alguna mínima confianza y certeza, para por lo menos tener, la básica y vital inversión.

La modificación a la Ley de Abastecimiento, ni siquiera quiero perder tiempo en analizarla y les sugiero que tampoco ustedes lo pierdan. Su destino,  si llegan a montar el show legislativo acostumbrado y la aprueban por su mayoría, será de amparos y cautelares por inconstitucional.

Sería gracioso si no fuera tan dramático,  la concentración comercial y productiva que generó y permitió este gobierno, que sumada al escenario económico producto del modelo, le hacen pagar el costo a la gente con alta inflación y devaluación. 

Fue este gobierno y no otro el que le permitió a Telefónica (dueña de Telecom en Europa) monopolizar el mercado telefónico con Personal y Movistar, con el eufemismo que Werthein es un socio "mayoritario" de la multinacional, para que la Ley de la Competencia lo acepte. También fue este gobierno con El Patriota Moreno el que permitió (y puso el gancho), en la Unificación de Cablevisión y Multicanal. Pero hizo más todavía, permitió que Bimbo comprara a su principal competidor Fargo. Qué Brhama haga lo propio con Quilmes (y todas sus marcas: Palermo, Stella Artois,  La Reina, Eco y otras marcas) Fue más lejos todavía con la Ex Kraft hoy Mondelêz que adquirió a la tradicional Terrabussi y más de 20 marcas. A Pepsico se le permitió algo similar, adquiriendo más de 30 marcas.  Y ni hablar del supermercadismo, Shopping, bazar y construcción, donde permitió una total carterización. Por un lado de los Grupos Chilenos, por otro de Supermercados norteamericanos, franceses y holandeses,  que lanzaron segundas marcas, pero que las ganancias van a un mismo grupo. Wal Mart y Chango Más por ejemplo. O el despropósito de la apertura de más de 6500 Mercados Chinos en el país, cuando la Corporación China (dividida en varias ramas) tenía unos 3400 en 2003, hoy tiene más de 9000. Pero lejos lo peor fue el espacio que le cedió en el Mercado Central a COTO y la autorización a este y al grupo que controla Carrefour de tener Mall, Hiper, centros Comerciales, Supermercados y hasta Minimercados, ambos grupos juegan en todos los canales de venta destruyendo al comercio pyme de proximidad. 

Este solo fue un acotado resumen de algunas de las desinteligencias del Gobierno, Moreno y la concentración que provocaron en una década. Pero hoy con ese tono épico (épico no es "andar a caballo" Cristina, eso es ecuestre) que los caracteriza, quieren desandar lo hecho (las cagadas) y modificando la Ley de Abastecimiento pretenden controlar, oferta, demanda, costos, renta y hasta poner a las empresas (grandes y medianas y sus capitales) si fuera necesario como "utilidad pública".

Por favor déjense de joder!

No perjudiquen más de lo que ya lo hicieron con emisión para cubrir déficit, inflación y devaluación, al castigado mercado interno. Porque los controles quizá se lo hagan solo a grandes empresas, pero las pymes van a sufrir el mismo desabastecimiento y mercado negro, que de seguro se va a generar, al igual que las corporaciones (que tienen espalda para aguantarlo y facturaron más que nunca esta década).

El gobierno que no pudo mantener un mínimo orden en sus cuentas,  ahora quiere administrar a los privados por ley.

Un dato oficial les dejo: el déficit fiscal solo en un año, creció un 291 por ciento.

Sin palabras  







Etiquetas:   Economía   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Empresas   ·   Crisis Social   ·   Fondos Buitres

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18744 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora