Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad



Arréglate como puedas


Inicio > Ciudadanía
14/08/2014


933 Visitas



Un niño, hasta no hace muchos años, contaba con una serie de escudos protectores que lo cuidaban hasta que adquiriera las herramientas para poder defenderse solo. Al igual que los demás animales que pueblan nuestro planeta.-


Es así como contaba con la protección de la familia donde había nacido, sobre todo con la madre a su total disposición por tiempo completo. También contaba con la protección de su familia ampliada que estaba siempre dispuesta a dar una mano. Sumándose, además, los integrantes de la sociedad más próxima como eran los integrantes del barrio que contenían a los miembros menores de su vecindario. La escuela, también se sumaba a la protección, educación y formación. Los medios masivos de comunicación no tenían como hoy la influencia central y el enorme poder que hoy despliegan, cuando difunden estilos de vida y rasgos culturales a imitar. Finalmente la iglesia mantenía viva la llama de los valores que se desprendían de la moral Judeo-Cristiana.-

El respeto hacia el padre se difundía hacia los miembros de la sociedad que controlaban el orden y la vigilancia de las personas. También el respeto hacia el padre, que era quien administraba justicia dentro del hogar e imponía su autoridad, contagiaba de la misma a la escuela y sus docentes. Docentes que contaban entre sus aliados, a las personas mayores de la familia, con el objetivo de educar a sus hijos.-

Quienes manipulan nuestra subjetividad al límite de contagiarnos otros estilos de vida, han hecho caer una tras otra, las protecciones con que contábamos los miembros de las anteriores generaciones, hasta construir un escenario de desprotección con el que cuentan los niños actualmente. Donde los escudos protectores fueron declinando su función para parecerse cada vez más a un colador hasta finalmente desaparecer en los casos más extremos.-

Actualmente, cada vez más, los miembros menores de la familia tienen en sus manos el poder de discernir, que es lo adecuado para si mismos sin contar con la mínima experiencia ni la formación con la que tomar las decisiones ante las distintas circunstancias que les toca vivir.-

En aquellos tiempos los padres contaban con la posibilidad del accionar policial ante ciertos y determinados hechos. Lo que ponía nuevamente en vereda a quienes se atrevían a desviarse del correcto camino.-

En estos tiempos, es razonable que se hable de legalizar el consumo de drogas ante el escenario actual donde las fuerzas del orden de la totalidad de los países, se muestran imposibilitadas de hacerlo, viéndose superadas ampliamente por la realidad. Lo que impone un cambio de estrategia.

La mayoría de las personas mayores se oponen porque temen que sin la penalización, el descontrol de sus hijos adolescentes, será mayor. Dejándolos sin el argumento ni la posibilidad de asustarlos y disuadirlos con las penalidades de la justicia.-

Todo dice que en los próximos meses se legalizara el consumo de drogas, lo que liberara de un enorme cantidad de expedientes a la justicia, que se encuentra saturada de casos, lo que le impiden atender otras cuestiones. Además del gasto que implica por la cantidad de recursos que hay que destinar.-

Es decir, que finalmente sin que nadie se interponga acompañe ni impida, las personas integrantes de las nuevas generaciones, deberán decidir individualmente que actitud tomar frente al consumo de estupefacientes. Ya que quienes tenían que detener el despropósito haciendo de escudos protectores, van siendo superados por la realidad construida por los poderosos del orbe.-

Pudiendo describirse, el nuevo escenario en el que tendrán que vivir los integrantes de las nuevas generaciones, con el sintético mensaje de:arreglate como puedas. Está en tus manos consumir o dejar de hacerlo. Algo muy parecido a la desprotección y el abandono.-







Eugenio García



http://garenioblog.blogspot.com.ar







Etiquetas:   Legalizacion de Drogas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18876 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora