Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Estrategia de inversión



Un poco tarde Cristina


Inicio > Política Nacional
10/08/2014


1409 Visitas



El hacer de un pais, de sus dirigencias, de sus ciudadanos, no es casual. Se puede negar, se puede ignorar, pero el hacer como hacemos, responde a modos, a conceptos aprendidos y que atraviesan el tiempo.




Esta semana el litigio sin solución con los Holdouts en Nueva York, la definición de la Corte Suprema sobre el caso Cromagñón,  las medidas económicas, laborales y de créditos anunciadas, sumado a una cantidad alarmante de hechos de inseguridad, evidenciaron ese hacer.

Parecen hechos inconexos pero no lo son. En el fondo cada uno se sostiene en un concepto, posiblemente no pensado pero si repetido desde hace tiempo. Omitir o negar la realidad, no proyectar a mediano y largo plazo, no reconocer errores cuando todavia se puede cambiar, acusar a quienes marcan esos errores de enemigos que conspiran contra todos y finalmente, cuando el resultado es adverso, culpar a otros y no responsabilizarse de nada. 

Se podria recurrir a  frases que sintetizan este modo de hacer, como también a imágenes de ficciones por ejemplo. Es posible que cada uno tenga alguna, en mi caso me quiero quedar con una escena de la película "Iluminados por el fuego" esa en la que en plena retirada de Puerto Argentino, mientras los combatientes caían bajo el fuego británico, el Sargento a cargo, en lugar de resistir y ayudar a los heridos, le ordenaba al Soldado que cargue y saque del lugar el equipo de música y los cassettes.

No no sé cuál será la pena en el ejército por esa falta (cobardía ) en combate, pero en la vida civil y democrática, sin ajustarnos al término jurídico, es un estrago doloso. Lo es porque un responsable o una cadena de responsabilidades, arteramente se ignora por conveniencias o razones personales y se perjudica seriamente a otros. Es real que en Malvinas tuvimos grandes y valerosos profesionales, que los pilotos de combate hicieron imposibles, que de cinco misiles con los que contaron, solo les falló uno y con el resto hundieron El Invencible, una Corveta y un Destructor de la Real Flota Inglesa. Los héroes fueron muy distintos al sargento cobarde que muestra la película, pero lamentablemente gran parte de la guerra se redujo a ese tipo incompetencia, desidia, falta de responsabilidad, valor y profesionalismo.

Sin embargo ese modo de hacer, no se terminó con la guerra ni con la dictadura y posiblemente empezó mucho antes. 

No se terminó porque en democracia vemos reproducirse ese concepto, en muchos ámbitos de gestión. Cromañón, Castelar Once, los inundados, los muertos por desidia en el tránsito y hasta la inseguridad, no dejan de estar cruzados las responsabilidades imcumplidas y los causales por el mismo concepto. Primero se omiten y hasta se niegan las causas, no se reconoce la realidad, por todo esto no se cambia tampoco y luego no se hacen responsables.

Esta semana se habló de "malvínizar " el conflicto con los buitres, será por eso que recordé aquella escena de la película, pero lo cierto es que hay otras frases del pasado, que hoy en hechos muy distintos, vuelven a instalar los mismos conceptos.

No se evoluciona, no se supera, no se mejora, se prometen y venden revoluciones y siempre se vuelve a pasar por los mismos ciclos.

Los funcionarios, voceros y militantes kircheristas, empiezan a aceptar algunas realidades. El tema es que si bien reconocen la probematica (aveces a medias) justifican las acciones del gobierno (en casos contradictorias, por ejemplo: felicitar a Brufau y a Eskenazi y luego estatizar YPF, felicitar a los Cargliano y luego de las tragedias del Sarmiento, estatizar la línea ferroviaria) como si tuvieran un fin superior que sólo ellos pueden ver y el resto no. Como si todo lo que hace el gobierno, estuviera enfocado en una meta lejana (llevan 11 años y no la consiguieron) y si en el camino hay retrocesos y hasta pérdidas (fatales muchas de ellas) son tolerables por ese objetivo.

Hay otros perjuicios producto de la de la gestión que no son tan graves pero qué  no dejan de deteriorar la forma de vida de la sociedad. La mala gestión económica, las desinteligencias  en el manejo de los fondos públicos,el gasto público desbordado, (no me refiero a la asistencia social,que es prioritaria) subsidiando empresas y actividades deficitarias. Lo hemos citado en notas anteriores, no me quiero repetir, pero el sistemático deterioro por malas decisiones, es evidente. La respuesta oficialista a esto, es que en realidad el gobierno no tiene el poder, si no que existe un poder superior, que es quien produce los desequilibrios. Es curioso que un gobierno a poco de cumplir 12 años en el poder y que pertenece a un partido que gobernó 22 de los 30 años de democracia no tenga poder.

Hay realidades que ya no pueden negar y me remito a cifras de organismos oficiales: en 2003 recibieron el gobierno con 14.000 millones de dólares en el Banco Central, en 2007 cuando Néstor kirchner le entregó el poder a Cristina ya eran 46 mil millones de dólares,  la presidenta en 2011 cuando tuvo el 54 por ciento del electorado,  llegó al récord de 52.000 millones de dólares, hoy hay según el último informe 30.000 millones, pero contando qué es un año electoral, hay compromisos de deuda, la soja cae en el mercado internacional y quizá pocos  vendan sus granos en 2015 si sigue el retraso cambiario, es posible que entregue el gobierno con una suma similar a la que recibieron.

El agravante es que en 2003 Néstor tenia una capacidad instalada utilizada tan sólo al 50 por ciento y no estaba obligado a importar energía. Quien asuma en 2016 deberá contar con al menos 12 a 13 mil millones de dólares para importar energía para que funcione la luz y el gas y eso superaría las reservas utilizables del central para ese momento, si no hay ingreso de dividas.

A esta administración le ingresaron entre el año 2003 y 2013  alrededor de 156 mil millones de dólares y al mercado interno, no menos de unos 500.000 millones de dólares (ministerio de economía) promedio de 40 mil millones por año en concepto de inversión directa e indirecta. ¿Como es posible que haya podido retener tan poco? ¿Como pudo generar tanta desconfianza, para que en solo tres años se perdieran la mitad de las reservas? A la respuesta oficialista con respecto a esto, al principio la redujeron a "corridas de grupos de poder". Nunca asumieron que el cepo aceleró la fuga de dólares creando un mercado paralelo que por otra parte aumentó la desconfianza pero que sobre todo, las reservas bajan porque la supuesta industrialización de la que hablan, en realidad es altamente dependiente del dólar y cada vez que producimos algo, cualquiera sea la actividad económica, demanda de un porcentaje importante de dólares. Por eso hoy ensayan otra respuesta, en esta reconocen implicitamente la situación pero no dejen de culpar a otro. Así terminan diciendo, que "esto siempre sucede en Argentina", qué las reservas no se pueden sostener al igual que tampoco se puede controlar la inflación por largos periodos.

Volvimos al comienzo, a los conceptos y ciclos repetidos, que siempre terminan empobreciendo y perjudicando a la gente.

Esto tampoco lo aceptan, apelan al pasado, exponiendo que "otros lo hicieron peor" o al futuro preguntando inquisitivamente "¿quién lo haría mejor?"

En el final del menemismo cuando se le cuestionaba la evidente pobreza de un sector muy grande de la sociedad, Menem y su comunicador (estrella, el 678 de ese entonces) Bernardo Neustad al año 1998 lo comparaban con 1989, era lógico que comparar con el peor momento de la crisis de Alfonsín iba a dar un resultado positivo. Ahora el kirchnerismo permanentemente compara este final del período con el 2002 - 2003, lo cual le da positivo. Pero si hacemos la comparación de 2014 con 1998, entonces el resultado ya no es tan bueno.

Este  análisis lo hizo un grupo de científicos del Conicet a cargo de la Doctora Tamara Sieffer,  en él tomaron los valores de los mejores momentos de cada gobierno, en cada década. De ese modo se puede medir según evolución real de las variables y no los puntos más altos con los más bajos. El resultado es realmente alarmante,  porque la pobreza actual es comparable al peor momento de la década de los 90, y el salario es un 10 por ciento menor. Pero si se lo compara por ejemplo con el año 1974 el salario es 5 veces menor, en valores estables y en cuanto a su poder adquisitivo.

Seguramente hay una biblioteca completa,cientos de medios y comunicadores, más la militancia, que van a opinar exactamente lo opuesto que esta nota. Van exhibir sus logros de gestión, la cantidad de empleo creado, las universidades abiertas, los nuevos jubilados, los planes para incluir a sectores vulnerables, pero los cierto es que lejos de este concepto y del concepto que ellos expongan, allá afuera hay una realidad.

Y esa realidad no solo la muestran: los docentes de paro, los cortes y piquetes, los despidos y suspensiones, los números oficiales, el Fallo a favor de los Holdouts que ahora o mas adelante hay que pagar y ni siquiera la incertidumbre de, si los que entraron al canje se caen y volvemos a tener una deuda impagable.

En verdad la realidad la mostró la propia presidenta cuando dijo (casi rogó, a su modo) que  "compren,  gasten"y  que la mejor manera de "sostener el empleo es consumiendo"

Diría que es un poco tarde Cristina,una buena parte de la sociedad apenas puedes llegar a fin de mes.

Alta inflación, devaluación permanente, alta carga impositiva, inseguridad, desconfianza.

Fue demasiado el deterioro.



Etiquetas:   Economía   ·   Seguridad   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Sociedad   ·   Devaluación   ·   Inflación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora