Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Libertad de Conciencia   ·   Paz   ·   Salud   ·   Libre Pensamiento   ·   Crecimiento Personal


Concepto de Evolución y de Pecado de George Ivanovich Gurdjieff


Inicio > Cultura
07/08/2014


1045 Visitas



              El Concepto de Evolución y de Pecado de George Ivanovich Gurdjieff.


 

Uno de los grandes maestros venidos de lejanas tierras para salvar el alma de occidente fue G: I. Gurdjieff, fundador de las Escuelas del Cuarto Camino. Nacido en la Zona Armenia de Turquía, en 1866, y fallecido en Paris el 29 de Octubre de 1949. Recorrió decenas de países, como antaño lo hiciera Madam Blavatski, en busca de las Escuelas del Conocimiento Perdido y Secreto, y así reencontrar las técnicas psicológicas, físicas, y espirituales del gran despertar que hacen del ser humano un nuevo Cristo o un Budha viviente.

Estuvo en la India, en el Tibet, en Afganistan, Irak, Iran, en Egipto, Rusia, Italia, Alemania, Siberia, Reino Unido, Estados Unidos de Norteamérica, Francia. En la mayoría como alumno de los grandes maestros, en cuatro de los nombrados como predicador del mensaje del Hombre Dormido-Despierto. Era Cristiano ortodoxo, se interesó en la teología, en la medicina, la hipnosis, el espiritismo, la magia, la arqueología sagrada, las metodologías místicas, el faquirismo, las danzas sagradas, los poderes ocultos, la clarividencia, la telepatía, etc.

Hacia 1912 fundó en Moscú su Escuela para el Desarrollo Armonioso del Hombre. Y aprovechando la cobertura de la sociedad teosófica de Moscú y con la ayuda de Ouspenski y de la esposa de éste, logro expandir su grupo y salir de Rusia en medio de la revolución Bolchevique para salvar las vidas de todos sus alumnos.

Viajo a Constantinopla, Berlin, Londres, Paris, presentando espectáculos de danzas sagradas y dando conferencias en varios idiomas. Así en 1922 se asentó en las cercanías de París con su colonia internacional de alumnos. Psiquiatras, psicólogos, periodistas, aprendices de magos, escritores, músicos, actores, locos y desencantados de la vida, emigrantes, se reunieron en torno de ese nuevo maestro llegado desde Oriente con su sagrada misión.

Para comprender a Gurdjieff hay que conocer sus ideas y observaciones principales sobre la situación de la vida humana y sus posibilidades de evolución- posibilidades y no realidades efectivas de ella.

-Primero. El hombre es un ser mecánico, que simplemente reacciona ante los estímulos externos, y gasta tanta energía en sus reacciones mecánicas -físicas, emocionales y mentales- que no le queda energía para evolucionar creando y desarrollando un alma.

-Segundo. El hombre es un ser dormido, en una hipnosis individual y colectiva de carácter psicológico y no fisiológica. Como dormido vive soñando sumido en ilusiones que no le permiten ver su profunda desgracia, ignorancia y desorientación.

-Tercero. El hombre es un ser múltiple, con tantos yoes como deseos tenga, y los yoes luchan unos contra otros por la predominancia en el centro de la conciencia, y que por eso jamás logra la unidad de su ser, excepto si se dedicara de verdad a desarrollar su voluntad bajo la dirección o la influencia de alguna doctrina religiosa o espiritual que lo haga salir de ese estado de mecanicidad, hipnosis y división interna.

-Cuarto. Los seres humanos jamás pueden evolucionar como especie en  sentido global o universal, solo los individuos pueden hacerlo, y algunos grupos, pues hay leyes cósmicas que impiden que la especie entera pueda salir del círculo vicioso en que se encuentra.

-Quinto. Los hombres, en  su gran mayoría, no tienen alma, o bien la tienen en estado de germen, y ese germen no sirve para nada si no se desarrolla. Y éste germen no se desarrollara nunca si no se siguen determinados ejercicios espirituales y físicos recomendados en los libros sagrados en las escuelas esotéricas más antiguas. Las nuevas no sirven de mucho si los que las fundan no son hombres despiertos y vinculados a las Fuentes del Conocimiento.

-Sexto. Es decir, la especie humana no tiene esperanza alguna de salir de su situación si no asume alguno de los caminos para el despertar o caminos de salvación establecidos desde hace milenos o alguno de los caminos reformados creados por los miembros del círculo más interno de la humanidad que ya alcanzó la inmortalidad, el conocimiento verdadero y el pleno desarrollo del alma.

-Séptimo. La suma de todos los motivos ya señalados hace que la gran mayoría de las personas nazcan, vivan y mueran en la misma condición vibratoria, en ese mismo estado de conciencia dormida y mecánica, sin avanzar un ápice en su evolución. De allí es que Gurdjieff afirma que la evolución  es sólo una posibilidad y no un hecho. Lo mismo con la inmortalidad. Pues en la perspectiva de G.I.G las almas, o los gérmenes de almas, pueden morir por hambre y por la opresión de un ego lleno de amor propio y vanidad que ignora los requerimientos de su propia alma. Cosa parecida es lo que afirma el cristianismo. La inmortalidad es condicional al esfuerzo y no es un derecho natural.

Este terrible realismo de Gurdjieff se parece mucho al de Jesucristo, quien decía que la gran mayoría de los hombres siguen el camino ancho de la perdición y solo unos pocos siguen el camino y la puerta angosta que lleva la vida en la Luz.

Finalmente todo esto nos lleva a transcribir, como fiel corolario, el concepto de pecado de este maestro: PECADO ES LO QUE CLAVA A UN HOMBRE EN EL SITIO CUANDO HA DECIDIDO IR Y ES CAPAZ DE IR. LOS PECADOS SÓLO EXISTEN PARA LOS QUE ESTAN EN EL SENDERO O PARA LOS QUE SE ACERCAN A EL. NO PARA LOS DORMIDOS Y PARA LOS SERES MECANICOS QUE NO VAN HACIA NINGUNA PARTE. EL PECADO TE MANTIENE DORMIDO CUANDO HAS DECIDO DESPERTAR. POR LO TANTO PECADO ES TODO LO QUE DETIENE A UN SER HUMANO CUANDO HA DECIDIDO TRABAJAR SOBRE SI MISMO Y NO LO HACE. Y, CLARO, EN ESE ESTADO DE PECADO SE IMAGINA ESTAR TRABAJANDO PERO ESO ES UNA NUEVA ILUSIÓN. PUES EN REALIDAD SIGUE PARADO EN EL MISMO SITIO.

Finalmente, para cerrar este artículo se debe decir que para G.I.G no existe sendero del despertar al verdadero conocimiento sin un  maestro, el cual, desde luego no debe ser muy elevado si el nivel del que busca es muy bajo, sólo debe serlo si el nivel de discípulo es muy alto.

Todos estos puntos han sido tomados de la Obra FRAGMENTOS DE UNA ENSEÑANZA DESCONOCIDA, o en Busca de lo Milagroso, de Pedro Damian Ouspensky.



Etiquetas:   Psicología   ·   Religión   ·   Filosofía
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15191 publicaciones
4006 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora