Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Psicología   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría



Características de la metafísica de Santo Tomás de Aquino


Inicio > Filosofía
02/08/2014


16780 Visitas



Santo Tomás de Aquino nació en el año de 1225 en la actual Nápoles (sin embargo existe controversia respecto al año de su nacimiento ya que existen distintas fechas que afirman diversos biógrafos) y murió el 7 de marzo de 1274, fue un filósofo y teólogo católico medieval el cual centró sus estudios principalmente en la relación entre la fe y la razón, perteneció a la orden de los dominicos; su obra más importante se llama Suma Teológica en la cual expone sus ideas respecto a la religión y su concepción metafísica, es una obra obligada para aquellos que estudian metafísica, teología o ambas.


Santo Tomás de Aquino junto con San Agustín es uno de los más grandes filósofos que existió en el edad media, debido a las características que la historia nos describe sobre este periodo, es que se sabe que fue un periodo que estuvo fuertemente marcado por el pensamiento religioso en todos los aspectos de la vida del hombre, es por ello que Santo Tomás decide recoger la antigua filosofía griega, especialmente la de Aristóteles para así adaptarla al nuevo orden que ese vivía en aquella época.

Santo Tomás después de siglo de que la filosofía Aristotélica no fuera puesta en duda o repensada, por otra parte al analizar el pensamiento religioso que existía decidió realizar una fusión entre la fe y la razón.

De las antiguas ideas de Aristóteles, Santo Tomás acepta aquellas que hablan acerca de la estructura del ser con conceptos tales como la forma y la materia  los cuales acepta como los componentes del ente y que la unión de estos hace la esencia o sustancia de algo, añade que Dios es quien es el único de ser que es capaz de unir la forma y la materia, el cuerpo y el alma para dar forma al ente, esto será algo que Santo Tomás aporte a la filosofía Aristotélica ya que este no busca basarse en el concepto de ser sino que se centrará en el ente, lo particular, sensible; de esta forma explica que todo aquello que existe en la naturaleza, que posee una esencia sin la cual dejaría de ser y que además es aquello que se es capaz de conocer es  ente y lo que no es ente es lo que lo generó, en este caso el Dios cristiano; en este punto es cuando la filosofía de Aristóteles comienza a mezclarse con las ideas propias del cristianismo para así formar lo que Santo Tomás llamó "fe consciente", en la cual el creyente tiene la tarea directa de razonara acerca de Dios y su creación, entendiendo que para afirmar la existencia de Dios no es necesario verlo basta con ver el ente, sus creaturas para darse cuenta de que existe en todas partes, para así lograr fortalecer las creencias religiosas.

Uno de los conceptos más importantes con el que está de acuerdo es con el de esencia o substancia, es decir aquello que hace que una cosa sea lo que es, esto apoyándose secundariamente pero no necesariamente en sus accidentes (cantidad, cualidad, relación, lugar, tiempo, acción y pasión) formando así lo que conocemos como el ente, la cosa, lo particular; sin embargo una aportación que hace a estos conceptos es el de incluir a Dios como aquel que une la forma y la materia para llegar al ente y que de este toda naturaleza surja, respecto a la esencia afirma que Dios es el creador de todo y que este es la esencia de la realidad por lo tanto la realidad sin Dios no existe, sería imposible que Dios no existiera ya que habría nada.

Como parte de estas ideas religiosas y como de las más importantes en la filosofía medieval, Santo Tomás para probar la existencia de Dios creó cinco vías a través de las cuales se puede argumentar que Dios existe.

I.        Santo Tomás acepta la existencia de concepto como el acto y la potencia, lo que se es antes de llegar un cambio y lo que será; sin embargo agrega que para que exista el movimiento entre el acto y la potencia se necesita de algo que lo genere, de un motor que sea capaz de mover sin ser movido, este motor es Dios, es eterno y es acto puro es decir nunca fue ni será potencia, el movimiento entre el acto y la potencia es la primera  demostración de la existencia de Dios.

II.      La segunda demostración se basa en la causa eficiente que en Aristóteles se estudió como aquello que media entre la materia y la forma, Santo Tomás afirma que la causa eficiente, aquello que genera movimiento, que es la causa de todas las causas y que además nada lo causó, es Dios; La causa incausada de todas causalidad es Dios.

III.    La tercera vía que afirma la existencia de Dios hace referencia a la contingencia, es decir acepta que en la realidad los seres pueden existir o no existir, tienen principio y fin, sin embargo si se planteara que en un principio no existía nada, se estaría aceptando el absurdo que de la nada se generó algo; igualmente si todos los seres tuvieran un final, dejaran de existir entonces se llegaría a la nada absoluta, por la tanto para que todo siga existiendo es necesario un ser que no sea contingente, que sea eterno y que de forma a todo.

IV.    En la cuarta vía Santo Tomás argumenta la existencia de Dios desde los grados de perfección, esto quiere decir que el hombre imperfecto procede de algo perfecto, ningún hombre es totalmente bueno y bello pues la suprema bondad y la suprema belleza solo las posee Dios y lo que el hombre posee solo es un reflejo de Dios de forma limitada, por lo tanto para que lo bueno y bello exista en el hombre este debe acercarse a Dios; si lo bueno y bello no procedieran de Dios entonces de dónde lo hacen, no podrían engendrarse en la nada.

V.      La última demostración que Tomás de Aquino hace referente a la existencia de Dios hace referencia al orden o gobierno del mundo, esto hace referencia a que existen seres irracionales o sin inteligencia dentro de la realidad, sin embargo estos siempre están encaminados hacia un fin y estos no obran sin orden alguno, es por ello que están guiados por un ser superior y poseedor de la sabiduría absoluta para mantener el orden de acuerdo a como este debe ser llevado a cabo, esto desde el ser más pequeño hasta el más grande, todo está gobernado por Dios.

Otra de las ideas que Santo Tomás planteó es que para el estudio del ente este puede ser visto desde distintas clasificaciones como lo puede ser individualmente, por género, por especie, así las cosas pueden ser distintas según la categoría en la cual se le estudia, una persona puede ser estudiada individualmente, como hombre, por su edad, etc; Tomás de Aquino precisa que para analizar al ente primeramente es necesario establecer la categoría desde la cual se le estudiará.

Haciendo referencia al hecho de que el ente se puede estudiar desde distintos aspectos, Santo Tomás utiliza el concepto de trascendental, es decir son permanentes y siempre son inherentes para referirse a las propiedades del ente que solo se incluyen en su máximo nivel de generalidad no en su estudio individual, los trascendentales le dan sentido e inteligibilidad al ente, cabe destacar que los trascendentales se encuentran presentes en todo lo ente, los trascendentales según Tomás de Aquino y que se nombran en latín son:

I.        Res: es decir cosa, este concepto hace referencia a la existencia de la esencia en el ente, para que algo exista es necesario que tenga una esencia.

II.      Unum: el ente es una unidad, si esta unidad llega a separarse se forman otros entes con sus propias características.

III.    Aliquid: este trascendental hace referencia a la distinción que existe entre los entes, ese algo que hace a un ente diferente que otros, lo cual lleva a la existencia de todos los entes y no a uno solo.

IV.    Verum: el ente es verdad ya que si no lo fuera este no sería comprensible para el intelecto humano, es lo único que existe.

V.      Bonum: al estar hecho por Dios el ente es bueno, es un grado de perfección, que el ente tiene gracias a que en él se plasma la voluntad o lo que es capaz de mover las voluntades hacia él, todo ente es bueno ya que es de acuerdo a su naturaleza.

VI.    Pulchrum: es decir el ente es belleza, ya que es capaz de cautivar, agradar a través de la contemplación de este, la belleza se complementa con lo bueno.

 

Debido a lo compleja y extensa de la obra de Santo Tomás de Aquino resultaría imposible realizar un análisis completo de su pensamiento, lo cual nunca fue el objetivo de este escrito sin embargo podría funcionar como una guía para aquellos que están interesados en el pensamiento metafísico y teológico de la edad media, es un texto que cualquier católico debería conocer para así poder reflexionar acerca de su fe y lograr argumentar su creencias frente a quienes se llaman ateos y así lograr aumentar el conocimiento desde ambos puntos de vista.









Etiquetas:   Religión   ·   Iglesia Católica   ·   Teología   ·   Santo Tomás de Aquino

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18735 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora