Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Economía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Perú   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía



Artistas y Sociedad


Inicio > Cultura
29/07/2014

843 Visitas



Les quiero relatar simplemente una conversación abierta en las redes sociales, que planteó y sostuvimos con mi amigo, músico profesional, Víctor Ormeño, residente en Valdivia y a quien conocí en los años ochenta, cuando él integraba el conjunto Zubia y vino desde Santiago a acompañarnos en un recital poético musical en el cerro Polanco, organizado por el colectivo de Poetas, Artistas e Intelectuales por la Democracia.


Víctor escribió un espléndido ensayo esta semana en Facebook, reaccionando contra el menosprecio y etiquetas caricaturescas con que se mira a los creadores. De allí surge esta columna, como un resumen de un diálogo ciudadano en el cual cruzamos decenas de visiones, acerca de lo mucho que entregan los creadores, desde sus distintas competencias, y de lo poco que la sociedad mercantilista y neoliberal aprecia ese aporte, ninguneando lo creativo por entenderlo, quizás, poco útil.

“Los artistas no somos vagos, no somos flojos, ni menos cafiches de nada ni de nadie. Somos sólo seres distintos,” raras avis" renegados, que enamorados del arte y su entorno decidimos un día cualquiera vivir fuera del sistema, no aceptar la realidad...apenas soportarla...” nos decía Víctor, para levantar con vehemencia las banderas del artista libertario, que navega contra viento y marea, sorteando obstáculos para llegar a mostrar su arte. Cómo él mismo lo ha demostrado, produciendo sus trabajos, habiendo vivido en Alemania y desarrollado su música con éxito en una Europa que sabe apreciar a los artistas. Y, en medio de la conversación, más allá de la queja, surgió de la conversación ese principio de libertad que tienen los creadores, que no rinden pleitesía a nadie y que son intrínsecamente críticos. Marcamos la diferencia en esa conversación entre los artistas de verdad y los que entran a los circuitos del arte o la farándula para pretender serlo, pero quedándose en la hojarasca, sin esa sustancia que lleva a la profundidad del artista, hecho con esfuerzo, renunciación y persistencia. Concordábamos en que es difícil elección ser un trabajador del arte, que la gente piensa que el artista debería actuar gratis, creen que el poeta o el músico son mendicantes y no  personas que tienen el pleno derecho por cobrar por su trabajo. Está esa caricatura de poetas “bohemios”, que venden cuartillas en los bares por unas monedas, pero la poesía de verdad corre por otros carriles y los poetas pagan sus cuentas y se levantan temprano para ir al trabajo. Es que en la cotidianidad, el poeta, el músico, el escultor, el plástico o el grabador, tienen que obtener los ingresos para vivir, para educar a sus hijos y como ya no hay mecenas, tienen que vivir como cualquier persona, trabajando, siendo profesionales o comerciantes, pero siempre privilegiando su espacio para desarrollar sus talentos.

Cuando en la sociedad hoy se habla de educación, de abrir espacios para la innovación y la creatividad, los artistas se preguntan ¿y cuando nos permiten opinar a nosotros, que somos los que nutrimos con nuestra creación el alma de un pueblo?  En los ochenta dirigí ese colectivo donde los creadores fuimos vanguardia, voz de los que no tenían voz. Pero al poco rato, quedaron los trabajadores de la cultura marginados, precisamente por ser francotiradores de la palabra, inmanejables libertinos que no se amoldaban a las camisas de fuerza del poder y, por lo tanto, era mejor ignorarlos. Por todo esto, creí oportuno rendir homenaje a esos ermitaños trabajadores, que  alejados de esa farándula fatua y dedicados a su arte, con vocación y esfuerzo,  dan lo mejor de sí, en su canto, su poesía o  sus arengas de sueños y utopías. Señores, paren un minuto, los artistas, trabajadores del arte,  tienen mucho que decir…



Etiquetas:   Educación   ·   Política   ·   Sociedad Civil

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18298 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora