Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Profesores   ·   Ética



Los Buitre como respuesta a todo


Inicio > Economía
26/07/2014


1538 Visitas



Distintos sondeos de opinión que pidió el gobierno nacional acerca de la posición de la sociedad en el tema deuda y Fondos Buitre, si bien no trascendieron los números exactos, le dan una buena imagen a la presidenta.




Es posible que si Cristina no tuviera en este aquí y este ahora, el conflicto -que no esperaban sucediera hasta 2015 - con los Fondos de Inversión, que ganaron la demanda judicial en los EUA,  salvo los enemigos de siempre y gastados - Clarín que la ataca, el campo que no vende sus granos, la clase media que quiere dolares y los poderes facticos, que es dificil precisar quiénes son -  no tendría ningún oponente de peso, con quien sostener su relato épico. 

Pero el problema no es el relato, el discurso, la distracción que se ejerce con cuestiones de forma, ideológicas y superficiales, por sobre lo que se debe resolver, el verdadero problema, es que hay muchos, demasiados dispuestos a creer. Y no les alcanza con creer que el mundo todo el tiempo  se complota para perjudicar a la Argentina, que los poderes fácticos nunca dejan de saquearnos y que nuestro destino es luchar contra eso; sino que además no le asignan ninguna responsabilidad a nuestros gobernantes (hasta que  es demasiado tarde, entonces los odian) y dejan de ver los problemas -nuestros - reales.

No se de psicología, apenas de la sociología básica que tiene la carrera de comunicaciones, pero es evidente que como sociedad, para funcionar -como funcionamos- necesitamos de la adversidad. Necesitamos de un enemigo a enfrentar, necesitamos que se opongan y no que nos ayuden. Es como si lo único que nos motivara fuera la confrontación y no la cooperación. Como si todo el tiempo debiéramos mostrar que somos distintos al resto del mundo - sobre todo de la región- pero a la vez nos unificamos con la región, en frases y discursos vacíos, que no se materializan en ninguna realidad de mutuo beneficio. 

Los que se ubican a la izquierda del arco ideológico y el oficialismo (casi de un modo hipócrita) hablan de "Patria Grande". Los que se ubican del centro a la derecha, viven comparando nuestros pobres resultados, con los buenos de Chile, Uruguay, Colombia y Perú. La verdad es que luego del neoliberalismo de Menem y el progresismo corporativo de los Kirchner, no logramos resultados sustentables y positivos, ni con los que propone uno, ni con los otros. La patria grande llega hasta la instancia de los negocios reales y ahí vemos cómo se esfuma. Cuándo hay que explotar la riqueza de Vaca Muerta, no invierte PEDEVESA, no pone un dólar Petrobras (que de hecho está vendiendo lo último que le queda en el país) y a la YPB de Bolivia, ni se le cruza hacer negocios con nosotros. Así la contracara al progresismo, nos explota en la cara con el contrato con la americana Chevron, que no solo viene de hacer desastres en Ecuador con la Texaco, sino que además tiene clausulas secretas. Si las cláusulas son secretas, es porque tienen beneficios inconfesables para lo que exige el discurso nacional y popular. 

Cuando necesitamos importar gas, el que viene de Bolivia del compañero Evo Morales, es mucho más caro, que el que cruza dos océanos comprimido en peligrosos barcos cisternas desde Ucrania (quizá en adelante vengan de Rusia) La Brasilera Vale, única minera limpia, que había montado no solo un yacimiento modelo, sino buena parte de la industrialización del mineral la iba a haceren el país, fue una de las primeras en irse, luego del cepo al dólar y la inflación descontrolada, para evitar pérdidas mayores y evitarse litigios, que escapaban a su gestión. A cambio las mineras contaminantes como Barrick Gold, Yhamana Gold y las nuevas inversiones chinas, que usan cianuro y se llevan en su barro mineral, decenas de metales de alto valor sin industrializar (actividad extractiva y contaminante) cada vez tienen más proyectos aprobados en todas las provincias mineras. 

Todo eso sin contar que en la actual situación económica, aunque mejor sería decir financiera y de liquidez de divisas, porque en potencial la economía no está mal solo que no hay confianza inversora, la administración kirchnerista no tiene el más mínimo ofrecimiento, de países vecinos como Brasil que pasan por  el problema contrario, exceso de dólares, con más de u$s 390.000 millones de reservas frente a nuestros u$s 28.000 millones y bajando. Tan solo un crédito o adquisición por parte del gigante suramericano, de algún titulo público le daría aire a las reservas del BCRA y nos garantizaría una transición tranquila en 2015, más teniendo en cuenta las importaciones obligadas de energía que debemos hacer. Pero no, no se hacen explotaciones con socios de Mercosur, ni de Unasur, ni de Celac y tampoco se puede contar ellos para colocar deuda, se cumple con Repsol, con Club de Paris y hasta con Ciadi, a ver si los mercados - que no son nuestros socios- nos otorgan algún crédito. Por eso cuando se habla de Patria Grande, fuera de buenas intenciones, en  realidad es para reírse (o para llorar).

En medio de esto que sucede  hace tiempo, desde siempre y  pese a los esfuerzos de muchos, de Alfonsin y Sarney hasta hoy, la Argentina lejos de ganar mercados, establecer lazos reales y lograr crecer (de verdad), destruye acuerdos.

Puede parecer exagerado pero no lo es, un país que solo contando este último período democrático, tuvo tres monedas, devaluó al Austral más de 10000% y al peso entre la devaluación del 2002 y los 11 años de kirchnerismo por encima del 800% (a valor dólar oficial, en blue más de 1200%), tuvo un inflación sostenida en el tiempo, solo controlada a la baja, con la convertibilidad de un modo ficticio o con el empobrecimiento, por caída en el consumo y qué de paso tiene una base impositiva, hoy más alta que nunca, aunque siempre fue alta (e injusta), superior al 40%, a cualquier actividad económica, sea empresaria, industrial o productiva, cuando la media en Latinoamérica es del 19%, destruye cualquier acuerdo o bloque comercial.

Debemos reconocerlo y reconocernos, antes de seguir buscando enemigos afuera, que sin duda en el camino los tendremos, que nosotros, nuestros gobiernos y nuestras elecciones han sido los primeros adversarios a nuestro propio crecimiento y desarrollo.

Hoy los Fondos Buitre ocupan ese lugar vacante del enemigo que nos vuelve a poner en peligro el futuro. Pero para entender este hoy, debemos ir al comienzo, a ese 2003 estabilizado pero dificil que tuvo Néstor Kirchner. No sobraba nada, había gran desocupación y empobrecimiento es verdad, pero tan solo dos años después en 2005, se estaba ofreciendo el Canje de Bonos. Durante esos dos años, hubo pedidos de los bonistas en default y demandas.  No hubo respuesta hasta la propuesta de canje, que para la tribuna, tenía una quita altisima del 75% y que en realidad, por cada dólar, pagaba u$s0.48 más intereses, más el insólito Cupón PBI, que los Bonistas ni siquiera valoraron y que cuesta más de u$s 30.000 millones. Todo esto sumado, terminará pagando bastante más de la deuda original. Lo cierto es que muchos bonistas no confiaron o necesitaban efectivo. A esos Bonistas los Fondos Buitre les compraron a "precio vil" sus bonos, según el discurso oficial. La pregunta ineludible es, si vendieron a precio vil ¿porque no los compró el estado argentino? ó sea, ¿porqué no les ofreció algún pago en efectivo a los bonistas que tenían urgencia, cuándo ya había antecedentes de fondos de inversión buitre que compraban bonos en default? Es evidente que la propuesta del equipo económico argentino fue más vil que la de los Buitre o bien no hubo propuesta alguna.

En este momento muchos deben estar diciendo, pensando, que en aquel 2005 no había efectivo en dólares, para ofrecer (apurar) a los bonistas y lograr así un canje del 100%, y no es real. Y no lo es porque nada más que unos seis meses después, el mismo equipo económico le pagó al FMI unos u$s 9800 millones al contado del total de la deuda, cuando el vencimiento era de unos u$s 900 millones, el resto no estaba vencido y se podía reestructurar  deuda con el organismo. Pero lo más grave, es que cualquier canje de bonos en default por bonos en plazo tienen una alto interés, en el caso de estos bonos, no inferior al 12% anual (cuanto más plazo, más interés) y el Fondo Monetario difícilmente cobraría intereses de más de un dígito, dependiendo del indice de riesgo país, pero nunca hubiera judicializado deuda, ni aún vencida, siempre se podía renegociar y con intereses más bajos.

Es una visión pragmática sin duda, que es posible no coincida con la visión ideológica que algunos pueden tener del FMI, pero los números no mienten y de haber actuado del modo inverso: pagar a los bonistas apurados en efectivo, con una quita, que mejore la oferta "vil" de los buitres y a los demás ofrecerles el canje, mientras se pagaba la deuda con el organismo a medida que se vencía, hoy el resultado sería distinto.

Sin duda los controles y monitoreos del Fondo sobre nuestras cuentas hubieran seguido. Pagar al contado los evitó y eso se vivió en Argentina como un signo de independencia, pero ¿para quien fue la independencia? ¿Para el gobierno o para la sociedad? Con una conformación de poder como el Kirchnerismo que se hizo y se rehizo, que fue y volvió con el peronismo y al que nunca la oposición, ni la AGN, ni ningún organismo pudo controlar ¿cuál fue la ventaja de que no tener controles externos, ni monitoreos, si internamente, fue imposible hacerlo?. Nada al kirchnerismo lo conmovió, ni las denuncias periodisticas, ni las judiciales y en ocasiones, ni los fallos de la justicia (como el de los Jubilados por ejemplo).

El escenario que hoy tenemos no es anormal ni con nuestra historia, ni con la gestión que hizo este gobierno. Hubiera sido increíble tener otro resultado, después de otra década de cometer los mismos errores, no corregir ninguno de los anteriores en lo económico y de paso, esta vez, dotarlos de pura épica.

No se que vaya a pasar el día miércoles, el día D para el default o no, técnico o real, lo cierto es que aunque la presidenta diga "que no se puede caer en default por que el país pagó", se puede caer, porque lo que  falló  la justicia, que el mismo gobierno aceptó para litigar sobre el Canje 2005 y 2010, ordena pagar a los Holdouts el 100% de los adeudado y no se pagó. Se que para la presidenta, lo que ella no acepta como real, no existe en la realidad, pero esto existe y es real. Sin embargo espero que los Buitre  tengan coherencia y esa coherencia supere la situación, porque si por embargar el pago a los Holdins (los que entraron al canje), nos hacen caer en default, será lo último que cobren en mucho tiempo.  

Pero hay otra realidad, mucho más cercana que la de los Buitres, que tenemos acá nomas y por momentos no vemos.

Más allá de pagar o no, de default o no, la deuda interna de este gobierno es impagable (ó sea, está en default) y será impagable para varios gobiernos.

La inflación es imposible bajar, porque de hacerlo el gobierno, sería más evidente su déficit fiscal, por baja en la recaudación.

La próxima devaluación es inevitable, porque más allá del blue que sube por expectativas, al oficial lo está dejando más que retrasado la inflación.

Y la base impositiva hace inviable en este escenario, cualquier inversión genuina o ingreso de divisas.

Si no van a entrar dólares por inversión, con este panorama para 2015, los exportadores y productores primarios sobre todo,  solo  van a exportar lo mínimo e inevitable y nuestra economía está altamente dolarziada, no solo en energía e insumos, sino  para desarrollar cualquier  actividad. 

Quizá el gobierno y su militancia no lo acepte, pero el 2015 mucho antes de contemplar un default con los bonistas, ya era inviable.

El Gobierno en los buitre  encontró el pretexto y a quien culpar, de lo que de todos modos, le era imposible resolver, al menos siendo como es el gobierno (Cristina).

De aquí en más como respuesta a todo, los culpables serán los Buitre, el mayor de los problemas es,  todos los (boludos) que lo van a creer.








Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora