Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   5G   ·   Tecnología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación



Que los maten...


Inicio > Política Nacional
21/07/2014

707 Visitas



En Estados Unidos, países asiáticos y africanos,  su pueblo abraza con pasión la pena de muerte, sobre todo para los asesinos y delincuentes mayores aunque también, en casos aberrantes, a quienes atentan contra sus leyes religiosas y, en la barbarie, llegan a matar a pedradas a una mujer que engaña a su marido.


Eso, dicen los inflexibles defensores de los derechos humanos, una práctica cruel, que no debería darse en pleno siglo 21, que debería ser abolida en todas las culturas que se precien de respetar a Dios, a la vida, de ser democráticos, tolerantes, y demás.

Obviamente matar por amor a Dios, a una religión, o por otros problemas menores es un exceso pero en otros casos habría que evaluar si el delincuente tiene forma de reincorporarse a la sociedad o infringirle un castigo donde no le cueste al Estado ni a la gente decente que sea encerrado en una cárcel de por vida.

Existen también los extremistas que añoran en México la aplicación de la pena de muerte, y que nos perdone el Eterno pero creo que se deben evaluar sus dichos y con mucha conciencia analizar la posibilidad de eliminar a esas personas.

Tiene razón, para mí y para usted no es una buena idea la pena de muerte en las circunstancias que se viven en nuestro México, no es una buena idea ser extremista en un país donde la aplicación de la justicia es de acuerdo al billete que se mueve, donde la ley se vende al mejor postor y a veces obedece hasta a intereses políticos que se persigan.

Las cárceles de México son testigos de lo que hablamos, llenas de personas que no tienen dinero para pagar los daños de un accidente, de hombres y mujeres que cometieron cualquier delito, y en algunos casos hasta de inocentes que cayeron para pagar culpas de otros, como chivos expiatorios.

Sin embargo son tiempos de que nuestros Senadores, Diputados Federales, y Diputados locales, analicen a fondo las cosas que pasan, los crímenes que se cometen en este país, y la forma tan injusta como se ha procesado o sentenciado a muchas personas inocentes o pobres.

No, no se trata de llegar a la estupidez de aprobar leyes para que los secuestradores sean castigados con 140 años de cárcel como lo hicieron recientemente los legisladores federales, no, se trata de analizar muy bien lo que pasa en el país, hacer un diagnostico real, hacer un sondeo de lo que quiere nuestro pueblo, escucharlo, y partir de ahí para todo.

Y esto viene a colación porque el viernes se lanzó una alerta Amber por una niña de siete años que fue secuestrada en Madero, Tamaulipas, sustraída de su casa, y luego apareció el sábado, llena de moretones o hematomas en su cuerpo, asesinada vilmente.

De ahí debemos partir, de nuestra vida real, de nuestra terrible realidad en algunos casos para saber dónde estamos parados y cómo podemos hacer pensar mil veces a los delincuentes de este tipo para que no lleguen a cometer con facilidad esos excesos, esas incalificables acciones.

Soy enemigo de la violencia, creyente de Dios, sabedor de que un día la ley de quien todo lo ve nos hará pagar nuestras culpas pero estos casos nos tienen que mover precisamente a donde Dios nos lo pide.

Dicen que en el ojo por ojo nos quedaríamos todos ciegos, que en el diente por diente todos estaríamos chimuelos pero, yo le pregunto, ¿usted cometería una acción de ese tipo?, entonces es obvio que en todas las leyes debe haber sus excepciones, que en algunos casos vale más pedir perdón a Dios, y si, a veces dan ganas de pensar como tantos que dejan mensajes en las notas que hablan del caso de esta niña secuestrada en los medios nacionales, han sentenciado al asesino o asesinos y gritan, qué los maten y no de esa forma tan elegante de inyectarlos, y le repito, no es una propuesta propia, ni siquiera la respaldo, pero ahora mismo no se que se deba hacer en estos casos.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com



Etiquetas:   Seguridad Pública   ·   Cámara de Diputados   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Cámara de Senadores   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18425 publicaciones
4672 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora