Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Muerte   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Cultura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Lectores   ·   Contagios



¿Qué significa ser liberal?


Inicio > Economía
12/07/2011

1673 Visitas



Actualmente algunos de los "políticos" en México desde la "izquierda" hasta la "derecha" utilizan el concepto liberal de forma equivocada. De manera convencida pienso que el día que nuestro país sea verdaderamente un sistema democrático y teniendo como eje al liberalismo económico y político, seremos un país más libre, más tolerante y más justo porque es un sistema basado en lo más importante que tiene el ser humano que es la libertad. ¿Qué significa ser liberal?


El liberalismo, como pensamiento social, económico y político, aspira a crear una sociedad más justa y equitativa a partir de la adopción de los principios de Libertad, Justicia Social y Estado de Derecho, para todos los individuos. El liberalismo permite el desarrollo de sociedades más plurales y prósperas al garantizar el libre intercambio de ideas y contraponerse a proyectos sociales unilaterales o totalitarios

Cuando Newton descubre las leyes elementales de la física, o Galileo afirma que la tierra gira en torno del sol, no ponen en tela de juicio ningún dogma de la Iglesia, sino algo mucho más radical: la presencia de Dios en cada acontecimiento. Cuando los científicos a partir del Renacimiento van descubriendo las leyes de la naturaleza por medio de la ciencia, no niegan la existencia de Dios, al contrario atribuyen al Creador haber dictado esas mismas leyes que ellos simplemente descubren, pero este cambio produce una alteración profunda en la tarea de la búsqueda de la verdad. Hasta entonces, era Dios el que hacía salir el sol todas las mañanas por el este, y nada impedía a que un día, a su Divino arbitrio, lo hiciera salir por el oeste.

Consideraban que la sociedad estaba compuesta por individuos y no por órdenes, clases o estamentos, y erigieron en doctrina la defensa de la libertad individual. La libertad, que ellos definían como la ausencia de sometimiento a otros, era un bien en sí mismo en todos los campos: civil, religioso, político y económico. La nueva ideología defendía la libertad de comprar, vender, contratar o establecerse, sin otros límites que el propio deseo y el respeto a la libertad de los otros. Para que se pueda llevar a cabo se necesita un Estado laico porque es el único que garantiza la convivencia en paz de todas las creencias religiosas, no se busca combatirlas ni mucho menos eliminarlas porque tienen una función dentro de la espiritualidad de los individuos.

El inicio del liberalismo económico se debe a la lucha del ser humano en búsqueda de una mayor libertad y se opone al sistema político y económico absolutista así como al mercantilismo. Voltaire defiende al empresario frente a la nobleza que es ociosa y poco productiva al decir:

"el negociante oye hablar tan a menudo con desprecio de su profesión que es lo suficientemente tonto como para enrojecer de ella. No sé, empero, quién es más útil a un Estado, un señor bien empolvado que sabe precisamente a qué hora el rey se levanta, a qué hora se acuesta, y que se da aire de grandeza haciendo el papel de esclavo en la antecámara de un ministro, o un negociante que enriquece a su país, desde su despacho dando órdenes a Surate y al Cairo contribuye a la felicidad del mundo."

Se considera a Adam Smith, con su obra La riqueza de las naciones (1776), como el fundador del liberalismo económico y el iniciador del período de los llamados economistas clásicos.

Otra manera de restringir el poder estriba en limitar su actuación al campo estricto de la política, postulando su no intervención en las actividades económicas y sociales; es la doctrina del laissez fairelaissez passer. 

El Liberalismo político es una filosofía orientada hacia la salvaguardia de la libertad del individuo, justificación última de la sociedad política.  La libertad del individuo está garantizada, frente a cualquier abuso, por una serie de derechos que regulan todos los códigos; integridad personal y familiar, libertad religiosa y de industria, protección de la propiedad..

 Los liberales del siglo XXI no venimos a revisar la historia ni a lanzar un mensaje de odio y venganza, venimos a recordar a aquellos que tuvieron las mismas ideas que nosotros, las ideas de libertad de pensamiento y de una sociedad laica, con tolerancia y respeto a los

demás. Para los liberales es la ciencia que permite madurar al hombre, devolviéndole la conciencia de su dignidad, su destino, y su poder.Gracias a estas ideas, fue posible establecer con validez universal postulados tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que innegablemente es el corolario del pensamiento liberal (y para cuya redacción se siguió no sólo la influencia, sino el texto propuesto por integrantes del liberalismo internacional.)

La filosofía liberal, estriba, precisamente, en descubrir la lucha incesante del hombre por hacer mejores a sus congéneres, por encontrar la verdad. Sin embargo, los tiranos y fundamentalistas quieren arrastrar demagógicamente a las masas como un rebaño de ovejas. Afortunadamente estas masas son capaces de pensar y de comunicar sus ideas, impidiendo así el dominio de la autocracia. Es por ello que desde tiempos inmemoriales, dictadores y fanáticos buscaron justificar sus impíos medios de opresión afirmando que sus órdenes y exigencias estaban determinadas por fuerzas sobrenaturales: el hombre común, argumentan, no es capaz de interpretar estos dictados supremos y debe por lo tanto limitarse a cumplir los decretos de los "elegidos". En el caso de los fundamentalistas, estos llegan a prometer "vida eterna" a aquellos que están dispuestos a sacrificarse en aras de alcanzar los fines deseados por sus líderes.

Un texto de Benjamín Constant, de su obra De la libertad de los antiguos comparada a la de los modernos, ofrece uno de los resúmenes más claros de lo que es el liberalismo político: 

“La libertad es el derecho que cada uno tiene a estar sometido sólo a las leyes, de no ser detenido, encarcelado ni condenado a muerte o molestado, en cualquier forma que sea, por el capricho de uno o más individuos. Es el derecho que todos tienen a expresar su opinión, a seguir sus inclinaciones, a trasladarse de un lugar a otro, a asociarse. Es, finalmente, el derecho a influir sobre la marcha del Estado, bien sea nombrando todos o parte de los funcionarios, bien aconsejando o preguntando, o mediante las peticiones que la autoridad esté más o menos en la obligación de tomar en consideración”.

Por lo tanto, el ejercicio de la libertad individual es el camino ideal para el bienestar del individuo en un ambiente de tolerancia y respeto a las creencias individuales.

www.jorgesancheztello.com

@jorgeteilus



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Miguel Gomez, Economía y Empresariales Bravo! Y yo que me sentía solo... Necesitamos más gente con esta ideología, no sólo en México, sino en toda Latinoamérica. Basta ya de "papá gobierno", los individuos necesitamos hacernos responsables por nosotros mismos con el gobierno actuando como mero árbitro mediador.





Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21921 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora