Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Valores   ·   Sociedad   ·   Política



De autodefensas institucionalizadas y succiones diputables


Inicio > Política Nacional
20/06/2014

702 Visitas



El asunto con las autodefensas no me deja de sorprender porque, se vea por donde se vea, el estado –ese que presumió una valentía desgarradoramente embustera en su momento con Felipe Calderón y que en la actualidad, bajo la torpe dirección del señor Peña, no solo no da una sino que ha perdido el control por completo- se adivina, se lee, se escucha y se ve completamente rebasado.


 

El recurso político/social de las autodefensas no es desconocido en nuestro país, ya tuvimos un grupo borreguil de distracción nacional y carnes de cañón en 1968, un estallido desarmado de protección al uranio chiapaneco en 1994, un paupérrimo y por demás manipulado movimiento político/mediático de disque 132 estudiantes en 2012, una cara, innecesaria, caprichosa y absurda “guerra” contra el narcotráfico en 2006 y hasta 2012 y –sin hacer menos las poco prolíficas marchas por la paz de la Wallace, los elitistas discursos de Martí en el senado, las interminables caminatas y los inculturosos discursos y señalamientos de Sicilia y el interminable listado de “esfuerzos” populares por cambiar el rumbo de la nación-, perfectamente bien instalados en el 2014, las tan mentadas y sobadas autodefensas.

 

No es mi intención, de ninguna manera, hacer menos la loable labor de los autodefensores de lo mexica, solo digo que, movimiento de tal envergadura, no podría existir sin los apoyos correspondientes –como el EZLN bajo la sombra del priismo-, sin los intereses atinados de por medio –como la naquísima Antorcha campesina con las manos puercas de todo excepto de tierra- y sin las promesas adecuadas sobre la mesa –como el YoSoy132 y otros tantos movimientitos-, por el contrario, mi intención es recalcar que, cualquier movimiento devenido del pueblo, termina por ser un titeretazo gubernamental. Por supuesto que mueren inocentes en estos asuntos, dentro del sistema, estos inocentes son conocidos como “daño colateral” y siempre estamos contemplados todos dentro de este móndrigo y descarado rubro.

 

Pero aquí nos tocó vivir leedora mía, leedor mío, y mientras sigamos callados, creyendo que el “estado” tiene más fuerza que el pueblo unido, seguiremos viendo como nos rajan la madre, nos roban los dineros y nos cobran por tales hechos, ni lo dudes.

 

La columna anterior criticaba directamente al pri por su condenado y poco audaz decálogo, pero lo que viene a continuación, no ha podido ser contemplado ni por el más nefasto e imaginativo de los cineastas de ficción, y es que el pri no ha terminado de mostrar su podrido, inútil y puerco contenido –me refiero a sus numerosos y nunca loables integrantes- porque ahora resulta que por mucho que hayan estudiado –solo algunos-, por mucho que hayan viajado –todos-, por mucho que han leído –los menos- y por mucho que se han codeado con grandes personajes –la mayoría-, a los diputados del tricolor, lo único que se les ocurrió en materia de bulling, fue proponer una pena que oscile entre uno y cinco años de cárcel, a aquellos menores  que cometan un homicidio a causa de violencia escolar.

 

¡Háganme el re favrón cabor!

 

Fueron los gobiernos priistas –y dos pulgosos sexenios prianistas- quienes se desinteresaron por los valores de nuestra sociedad, fueron ellos –los jinchis priistas- quienes permitieron que los medios masivos deformaran las mentes de generaciones enteras, fueron los priistas quienes descuidaron la educación de los mexicas –quienes les damos de tragar a diario- por atender sus ambiciones y ahora, con todo el descaro del mundo, se quieren sacar de la manga una tarugada de este tamaña, como si no fuera más que conocido que, tanto cárceles como correccionales a lo largo y ancho del país, suelen ser, más universidades del crimen, que enderezadoras de lo criminal.

Señoras y señores diputados, en serio, no succionen leche del seno materno.





Antonio Andrade @antonio_andrade



Etiquetas:   Seguridad Pública   ·   Michoacan

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18436 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora