Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Literatura   ·   Sociedad   ·   Ética   ·   Moralidad



En Cuba veneran tumba milagrosa


Inicio > Ciudadanía
11/07/2011


2761 Visitas



@Joaquin_Pereira


No me gustan los cementerios pero hay que reconocer que entre sus rincones se encuentran estupendas historias. En 2005 conocí uno muy curioso en la Habana, Cuba, en mi viaje de investigación para mi tesis de grado de periodista. Es inmenso y cobran por entrar. Allí conocí a la tumba de La Milagrosa.

Tocar tres veces la lápida de mármol con uno de los anillos de bronce, para dar a conocer su presencia; después tocar sucesivamente las figuras de la madre y el niño; seguidamente colocar un ramo de flores sobre el sepulcro, antes de solicitar una gracia oralmente o por escrito; por último, retirarse sin jamás das la espalda.

Éste era el ritual que siguió hasta su muerte el cubano José Vicente Adot cuando visitaba la tumba de su esposa, luego de quedar viudo a los 24 años de edad.

Hoy en día la muestra de amor se ha convertido en un rito que repiten cientos de cubanos que buscan en una lápida la esperanza que no encuentran en el sistema político de la isla caribeña.

La Milagrosa es el nombre que le han puesto los creyentes a la tumba, ubicada en la Necrópolis Cristóbal Colón, en La Habana, donde reposa el cuerpo de Amelia Goyri de la Hoz. Murió el 3 de mayo de 1903, a los 23 años de edad, mientras daba a luz a su hijo, quien también falleció.

Pasados algunos años se realizó una exhumación que sorprendió a los presentes, pues el pequeño, que había sido enterrado sobre las piernas de su madre, fue encontrado entre sus brazos.

La historia se propagó por la isla, lo que generó con el tiempo el peregrinaje de devotos a la búsqueda de favores.

Los deseos no sólo incluyen protección contra complicaciones de parto o dificultades para concebir, sino también salir favorecido en el sorteo de televisores chinos que entrega el Gobierno a los trabajadores de bajos ingresos a finales de año, en vez de prestaciones sociales.

Los creyentes en La Milagrosa incluso han pedido la canonización de Amelia Goyri por la Iglesia Católica.

Aún me sorprende como mucha gente sigue algunos rituales creados a partir de la acción autentica y original de una persona. De hecho siempre me interesa más esas historias originales que la posterior conformación de una tradición: es como orar, me gusta hablarle a Dios de forma diferente cada día que repetir una fórmula establecida.

La historia de amor de José Vicente Adot y Amelia Goyri me recuerdan un poco las historias románticas de Tristán e Isolda o Romeo y Julieta. Son pruebas de la fe en el amor.



Etiquetas:   Religión   ·   Periodismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Joaquín Pereira, Periodismo Para más historias sorprendentes visita El diario de JK: http://eldiariodejk.blogspot.com/

@Joaquin_Pereira






Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18715 publicaciones
4726 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora