Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Moralidad   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela



Lo que supone la renuncia de Fausto Vallejo


Inicio > Política Nacional
18/06/2014

938 Visitas



Finalmente después de tantos rumores y especulaciones al respecto, el Gobernador Constitucional del Estado de Michoacán Fausto Vallejo, anuncia formalmente su separación definitiva del cargo.




Aduciendo razones de salud, en coincidencia con el ultimo chequeo medico que se efectúo la semana pasada en los Estados Unidos, en seguimiento de la delicada operación que se realizo hace algunos meses y por la cual solicitara licencia para ausentarse de sus funciones ejecutivas.

Sin embargo y a pesar de si bien es cierto que estado de salud no es optimo, la verdadera razón de su renuncia no tiene que ver precisamente con ello, se relaciona con los escándalos que vinculan a su gobierno y últimamente incluso a su familia, específicamente a su hijo, con la delincuencia organizada que opera en esa entidad.

El problema principal de Fausto Vallejo no es de salud, es de inoperancia al frente del gobierno, de incapacidad, pero sobre todo de la información mediante la cual se ha comprobado que su administración si tenia una poderosa liga con el crimen organizado, al grado tal de la supeditación.

Por sus antecedentes es difícil creer que Vallejo personalmente tenga nexos de negocios con el crimen organizado, sin embargo su debilidad personal física y política, lo marginaron de las decisiones, se convirtió sin quererlo en comparsa de lo que a todas luces era un estado fallido, un títere del poder real instaurado por la delincuencia.

Fausto Vallejo en la practica dejo de ser Gobernador en funciones reales desde que solicito licencia, el interino Jesús Reyna quien era su Secretario de Gobierno, quien se suponía seria el candidato del Revolucionario Institucional para sucederlo constitucionalmente, fue apresado tiempo después por sus nexos comprobados con la mafia michoacana.

A su regreso de la operación quirúrgica, a Vallejo el gobierno federal intervino el estado y materialmente lo hizo a un lado, para dejarlo solo como una figura decorativa, bajo la dirección y tutela del Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, se designo a Alfredo Castillo mediante la representación de Comisionado, quien se convirtió en el poder real, en el Virrey de Michoacán.

Hace unas semanas coincidí con Fausto Vallejo en la ciudad de México y aunque el momento fue breve, por la conversación y su estado físico, me quede con la impresión de que su situación personal y de salud era un tema superado.

De tal suerte que establecer que su separación se debe a esa causa no es mas que un pretexto, Fausto Vallejo ya no podía seguir al frente del gobierno, ni siquiera en calidad simbólica.

Aun reconociendo que el régimen intento a toda costa, mas por una cuestión de imagen e institucionalidad sostenerlo en el cargo, con todo y que se le había limitado considerablemente el margen de maniobra, la circunstancias lo hicieron imposible.

Porque con todo y que el gobierno federal es el que ha tomado directamente las riendas del conflicto michoacano, separar al Gobernador es el resultado del reconocimiento no solo de la problemática general, sino de el alto grado de corrupción que favoreció llegar hasta este punto.

En Michoacán independientemente de a quien se nombre como Gobernador Interino, el que seguirá al frente del mando será Alfredo Castillo, claro que a diferencia de un ejercicio gubernamental digamos normal, Castillo solo podrá encargarse de los temas de seguridad y administrativos, no de los políticos que tienen que ver con los procesos electorales.

Quien sea nombrado Gobernador Interino, presumiendo que se usara la mejor carta disponible, no podrá en consecuencia ser candidato a ese puesto en los comicios siguientes, lo que por descontado limita y debilita las opciones del priismo.

Visto así y considerando el poco tiempo que falta para la próxima elección para Gobernador en Michoacán, habría que suponer que con la salida de Fausto Vallejo el régimen tendrá que dar ya por perdido ese estado para sus colores partidistas.

De hecho lo que supone también esta renuncia, es la posibilidad de un acuerdo con el perredismo, para que el próximo mandatario sea Silvano Aureoles Conejo, quien por cierto además de su posicionamiento, es a todas luces un candidato cómodo para el priismo.

Desde un punto de vista pragmático, para el sistema de partido en el gobierno, para el Revolucionario Institucional, en la consideración de lo que seria una derrota electoral segura, siempre será mejor una alianza con Silvano Aureoles, que con Luisa María Calderón Hinojosa.

Aureoles desde su ubicación e influencia en el Congreso, ha sido un actor fundamental en los acuerdos legislativos que han favorecido las iniciativas presidenciales, con todo y su carácter opositor ha sabido tender los puentes necesarios para el entendimiento.

Esta actitud le ha otorgado una muy buena y fluida relación con el gobierno federal, que evidentemente puede resultar una plataforma de solución política para Michoacán en el mediano plazo.

Porque lo que urge en Michoacán es restablecer las condiciones de seguridad, como elemento necesario para poder plantear equilibrios que permitan el desarrollo económico y social quebrantados y con ello entonces si, poder retomar la vertiente política electoral.

Para el régimen Michoacán dejo de ser solo una posición electoral en competencia, se convirtió en una prioridad en la agenda de la resolución de conflictos mayúsculos.

El problema en Michoacán por sus características se transformo en una pésima publicidad política nacional para el priismo, e internacionalmente para el gobierno federal, por lo que una solución real y tangible es urgente.

Porque con todo y que la intervención del poder central en esa entidad ha disminuido el conflicto, en la realidad este todavía no termina, por supuesto la salida del Gobernador al menos mediáticamente se agrava mas en la percepción.

Por lo visto Michoacán seguirá siendo noticia por largo rato, los acontecimientos políticos locales se han convertido en temas de interés nacional, mas aun si se toma como ejemplo de lo que podría pasar en otras entidades, por lo que las medidas de solución además serán un parámetro para calificar la habilidad política del régimen.

 

Twitter@vazquezhandall 



Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   PRD   ·   Enrique Peña Nieto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora