Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Poesía   ·   Sociedad   ·   Libros   ·   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Salud Mental



¿Mujeres al volante?


Inicio > Política Internacional
10/07/2011

1647 Visitas



Ya varios analistas y académicos han señalado que Huntington parece haberse equivocado en cuanto a su tesis del choque de civilizaciones, ya que los efectos contagiosos y avasalladores de la globalización diluirán poco a poco ese posible enfrentamiento, como lo está evidenciando la llamada primavera árabe. Pero lo que está sucediendo actualmente en el mundo árabe no sólo contradice lo dicho por el que fuera profesor de Harvard, sino que a su vez nos recuerda algunos momentos ya vividos por Occidente y particularmente por Europa, pues allí  no se trata solamente de la lucha por ciertos derechos civiles y políticos, sino, también, como sucede en algunos países como Arabia Saudita, de la relación entre el poder político y el religioso.


Cicerón llegó a decir que sólo siendo esclavos de las leyes seríamos libres, idea que   desarrollaron posteriormente varios pensadores hasta llegar a la afirmación de  Hegel  de que la  libertad se concreta en el Estado. Pero para que el Estado y la ley positiva, como resultado de la continua interacción social, jugara el papel que llegó a tener en Europa en los siglos XVII , XVIII y XIX, tuvo que vérselas durante mucho tiempo con el poder eclesiástico. Prueba de ello, por ejemplo,  es la consabida creación de La Iglesia Anglicana cuando Enrique VIII se proclamó jefe supremo de la iglesia de Inglaterra, tras la negativa de Clemente VII de declarar nulo su matrimonio, o aquella también famosa frase de Enrique IV de que “Paris bien vale una misa”, cuando éste tuvo que abrazar la religión católica para poder acceder al trono de Francia.

El trato que se les dispensa a las mujeres en Arabia saudita, país que abarca la mayor parte de  la península arábiga y que fue el origen de aquellos beduinos y tribus nómadas que se esparcieron por el norte de África  y por países como Jordania, Siria e Irak, y especialmente la sentencia ( fatwua)  o prohibición que pesa sobre ellas de manejar un automóvil, ha puesto de manifiesto este difícil tema de la influencia religiosa en los gobiernos árabes. El 06 de noviembre de 1990 alrededor de 30 mujeres sauditas, enfundadas en sus acostumbrados mantos negros (abayas) y con sus rostros cubiertos por los tradicionales niqabs  (que apenas dejan ver sus hermosos ojos),  condujeron de forma desafiantes sus carros por las calles de Riad. De la misma manera, Manal al Sharif, una consultora informática de 32 años, fue encarcelada el 25 de mayo por promover el movimiento Women2Drive (mujeres al volante) a través de Facebook y YouTube, donde había colocado un video en el que aparecía al volante de su auto. Y el día 17 de este mes, alrededor de 70 mujeres desafiaron una vez más a las autoridades al recorrer con sus vehículos las diferentes calles de la capital  en lo que han llamado el “día de la conducción”, sin importarles la campaña que se había desatado a través de las redes sociales donde se llamaba a los hombres a golpearlas.

Para muchos, la igualdad entre hombres y mujeres está consagrada en el Corán, el libro sagrado que le fue revelado al profeta Muhammad (Mahoma) entre los años 610 y 632 de la era cristiana. Y aparentemente en ningún lugar está escrito que las mujeres no pueden votar ni salir solas (sin la compañía de un varón), y que deben tener un tutor  encargado de darles permiso para realizar algún trámite o solicitar trabajo. Sin embargo, los Imanes y clérigos conservadores continúan  alentando estas prácticas a través de sus fatwuas y las diferentes interpretaciones que hacen del libro sagrado, en lo que aparentemente constituye un esfuerzo por defender la cultura patriarcal que ya existía entre los árabes cuando hizo su aparición el Islam.

El caso es que el rey  Abdullah, que es considerado un gobernante reformista, ya que se  ha mostrado más de una vez a favor de  la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres, suscribiendo compromisos internacionales a este respecto, como la ratificación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), y quien había visto cierta oportunidad de continuar introduciendo más mejoras en ese sentido, sobre todo a raíz de la reacción contra los islamistas ultraconservadores que se originó después del 11 de septiembre de 2001 –  incluso nombró   algunas mujeres en su gabinete de gobierno y fundó en el año 2009  la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología, la primera universidad mixta en Arabia Saudita –  ,  ahora, y por los vientos de cambio que soplan en el mundo árabe, es poco probable que se atreva a seguir desafiando a los clérigos conservados y a la Mutawa (policía religiosa). Por ello, no es muy descabellado afirmar que las mujeres, que constituyen el segmento más preparado de Arabia Saudí,  seguirán trasladándose en taxi, aunque esto constituya paradójicamente un delito contra la purdah (separación de hombres y mujeres) y se sigan exponiendo a todo tipo de peligros al viajar solas con un taxista en un país donde las violaciones hasta ahora han sido siempre culpa de las víctimas. 



Etiquetas:   Medio Oriente

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22524 publicaciones
5325 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora