Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Moralidad   ·   Libros   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Poesía



El alarmante juicio ciudadano respecto de su Gobierno.


Inicio > Política Nacional
05/06/2014

834 Visitas



A principios de la semana, le comentaba en este espacio el resultado de un estudio encargado desde los Pinos, presumiblemente al CISEN, para medir las perspectivas electorales de cara a la renovación de la Cámara de Diputados el año entrante.




En resultado de ese análisis concluye que si las elecciones se realizarán en las condiciones actuales, el Revolucionario Institucional el partido en el gobierno, solo obtendría cien escaños uninominales de los trescientos en competencia.

Como parte de la investigación para llegar a esa conclusión, en el documento se determino que el principal factor negativo ha sido la implementación de la Reforma Hacendaria.

Sin embargo y seguramente sin tratarse de una coincidencia planeada, toda vez que el contenido el informe al que hacemos referencia no es publico, esta misma semana, las principales empresas encuestadoras, han dado a conocer los parámetros de popularidad del gobierno.

Como lo hacen periódicamente, las empresas que miden la percepción ciudadana, han presentado a su vez un análisis respecto decíamos de los índices de popularidad del gobierno y particularmente del Presidente de la Republica.

En su investigación se contemplan por supuesto los efectos que influyen en el sentir colectivo de la población, lo cual permite determinar las causas del resultado, que en este caso es plenamente coincidente con el que realizo el propio régimen.

El índice de aceptación del Presidente Enrique Peña Nieto y su administración, es en este momento del cuarenta y nueve por ciento, el mas bajo que se registra en lo que va del sexenio.

Pero peor aun es también el mas bajo en comparación con el desempeño de los anteriores mandatarios, lo que supone un drástica caída después del éxito alcanzado en la elección.

La causa de este resultado, se origina fundamentalmente como en el estudio elaborado por el CISEN, en el descontento y rechazo colectivo por la conducción de la política económica, pero sobre todo por la aplicación de la Reforma Hacendaria.

De tal suerte que estas coincidencias, aun y cuando su perspectiva sea diferente, auguran que el régimen esta al borde de un futuro descalabro en el próximo proceso electoral.

Los datos son tan suficientes como contundentes como para que al interior del circulo rojo mas cercano al Presidente, se hayan encendido las alarmas, esta circunstancia es no solo un tema que abarca lo económico y lo político, puede incluso llegar a ser un problema de seguridad.

Sin embargo el Secretario de Hacienda Luis Videgaray insiste en defender su Reforma, reclama mas tiempo para que los resultados de su política económica rindan frutos, pero lamentablemente eso no va a suceder.

Se escuda en ofrecerse como el culpable de los costos políticos, e incluso al grado de poner sobre la mesa su renuncia de ser necesario, para ser el quien cargue con la responsabilidad.

Sin embargo la aparente integridad del Secretario de Hacienda, tal vez le hace olvidar que el no fue electo como Presidente por los mexicanos y que el resultado negativo de las encuestas de aceptación, son en gran medida gracias al pobre desempeño de la economía y su errática Reforma Hacendaria.

Luis Videgaray tampoco es el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional, quien con los datos que cuenta al momento tendrá que ingeniárselas para evitar una catástrofe electoral.

Pero ya sea Cesar Camacho o en su caso quien eventualmente lo releve en esa posición, tendrán que enfrentar una competencia electoral en franca desventaja, con una sociedad incluso en los segmentos simpatizantes del priismo, muy contrariados.

Es evidente que como tal asumir culpas e incluso hasta renunciar, por muy honesto que eso pueda parecer, esta muy lejos de ser siquiera una parte de la solución respecto del problema original.

Ante las circunstancias actuales lo que se requiere son medidas drásticas de corrección, en términos técnicos hemos comentado muchas de ellas anteriormente, sin embargo en resumen lo que habría que volver a decir, es que la propia Reforma es la causa de la contracción económica.

Desde ese punto de vista, la única opción viable, aunque eso parezca políticamente incorrecto porque sugeriría la aceptación de la equivocación, tendría que ser la reversión legislativa de la Reforma.

Porque implementar medidas alternas para conservar el marco legal aprobado, solo significaría recetar aspirinas a un enfermo cuya dolencia es mucho mas grave.

El asunto no es ni puede ser una coyuntura de protagonismos, simple y llanamente se trata de posturas de estado, de gobierno y ejercicio político, sobre todo cuando todos los indicadores disponibles, comprueban la ineficiencia del sistema establecido.

Pero mas aun, que significan el mas grande riesgo de una dinámica electoral contraria, que podría significar la perdida de lo que tanto costo recuperar y que de suyo, es el objetivo fundamental del régimen, conservar el poder.

Ideológicamente Videgaray se decanto por una política de corte centralista, recaudatoria y que implica la utilización del terrorismo fiscal como herramienta de control.

Pero las proyecciones no salieron como las imagino, porque precisamente el cambio tan radical, reconfiguro los escenarios y se volvió en un obstáculo de la dinámica económica.

Pero lo que mas debe preocuparle al régimen, es que como no sucedía desde las décadas de los setentas y ochentas, la política económica se vuelva a su vez el elemento contrario principal de su estabilidad.

Las quejas permanentes y cotidianas en contra de la Reforma Fiscal, conllevan como argumento el cierre de una cantidad impresionante de empresas,  esto lo que esta provocando es que el descontento supere la militancia o simpatía partidista.

El alarmante juicio social colectivo respecto del desempeño del gobierno, esta empujando aceleradamente hacia una sensación que va a imponerse mas allá del  rechazo a las medidas económicas.

Esta estimulando tal descontento que no es difícil imaginar que eso se convierta en votos de castigo, lo cual esta debidamente consignado en todos los reportes, análisis, informes e investigaciones que llegan al escritorio principal de la Residencia Oficial de los Pinos.

La circunstancia tendría que ser por todo lo que abarca, desde ya el tema fundamental de la agenda política del gobierno, pero da la impresión de que eso todavía no sucede y el tiempo se va agotando.

 

Twitter@vazquezhandall

 





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Reforma Hacendaria

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18764 publicaciones
4731 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora