Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Moralidad   ·   Poesía   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela



Si las elecciones federales fueran mañana.


Inicio > Política Nacional
02/06/2014

1053 Visitas






Hace unos días llego al escritorio principal de la residencia oficial de los Pinos, un análisis por encargo de las perspectivas de la próxima elección federal, en la que se renovara la Cámara de Diputados.

En el estudio se plantea como serian los resultados de los comicios, si el proceso se llevara a cabo en las condiciones actuales, considerando a un año de distancia, los factores recientes que influyen en el animo social.

Sobre todo respecto de las Reformas Estructurales propuestas por el propio Ejecutivo Federal, en el informe se da cuenta estadística de los pronósticos, precisamente en base al efecto de estas acciones.

Sin embargo en el mismo no hay recomendaciones, el documento es únicamente de carácter informativo, aunque queda de manifiesto que en la perspectiva, de suyo están señalados los elementos que incidirían en el resultado, las determinaciones que habrían que tomarse para revertir este augurio, corresponden únicamente al Presidente.

La intención de conocer los escenarios con tanta antelación, es parte de una estrategia permanente de anticipación, que permite entender desde el poder

Las circunstancias y condiciones que privan en el país, por supuesto para diseñar los pasos siguientes, en pos del objetivo fundamental que es el de mantener la mayoría en el Congreso.

Porque aun y cuando pareciera que hay suficiente tiempo de por medio, el resultado del análisis es devastador, de tal suerte que las correcciones implican la necesidad de implementar medidas urgentes y contundentes.

Estamos hablando de que si las elecciones fueran mañana, el Revolucionario Institucional solo obtendría cien escaños uninominales de los trescientos en disputa, lo cual no solo implicaría la perdida de la mayoría, sino también pasar de primera fuerza, muy probablemente a la tercera posición.

Una coyuntura que no solo seria un desastre presente, sino que adicionalmente como antecedente, fomentaría una sensación negativa colectiva, respecto de la próxima competencia por la presidencia de la republica.

En el informe elaborado presumiblemente por el CISEN, se da cuenta puntual de que el principal factor negativo que llevaría a ese resultado, muy por encima de los demás señalados, es la Reforma Hacendaria.

Como ya lo hemos apuntado en múltiples ocasiones en este espacio, eso sin contar que los peores efectos de esta reforma, se van a sentir a mediados del próximo año, fecha limite para la presentación de las declaraciones anuales, a solo unos días del proceso electoral.

Porque aunque el Secretario de Hacienda insista en visualizar una vigorosa recuperación económica, esta no va a suceder precisamente gracias al impacto de la errática reforma, que se ha convertido en la principal causa de la contracción económica nacional.

Es evidente que cuando la Reforma Hacendaria se planteo, se hizo un calculo de sus costos políticos, sin embargo esta por demás mencionar que la conjetura quedo muy por debajo de la situación actual.

Los indicadores muestran claramente que el crecimiento a duras penas va a alcanzar entre el dos y el dos punto cinco por ciento al cierre del presente año, casi dos puntos debajo de lo ofrecido inicialmente por el Gobierno Federal.

Pero lo mas importante, mas allá del tema de las cifras, es que la contracción es producto de los efectos de la misma conducción económica del régimen, de una política fiscal recaudatoria e impositiva en todos los aspectos.

De la lentitud en la ejecución del ejercicio de los recursos oficiales, que de suyo y no por la consideración de una aparente mayor recaudación, pueden ser la apuesta para incentivar la economía.

Hoy se cobran mas impuestos y el gobierno no los gasta ni en tiempo ni en forma, la política fiscal esta sembrando tal terror, que en vez de promover el pago de las contribuciones, esta alentando la informalidad.

Esto por supuesto ya rebaso el aspecto meramente técnico, porque la coyuntura ya no es solo de de carácter financiero, lo es de carácter político, el informe oficial al que hacemos referencia, solo confirma lo que hemos estado diciendo al respecto desde principios del año.

De tal suerte que si el régimen quiere conservar la mayoría legislativa y una buena expectativa rumbo de la sucesión presidencial, esta obligado a modificar radicalmente su política económica.

Porque en una segmentación de los trescientos distritos uninominales, la condición principal no será la adecuada selección de candidatos priistas, ni siquiera las fortalezas de los abanderados rivales, sino la coyuntura de un voto de castigo, razonado en función del rechazo a la Reforma Hacendaria.

Visto así el principal rival de los candidatos del Revolucionario Institucional y por ende del régimen, no serán sus contrincantes panistas o perredistas, por señalar a los mas fuertes, sino su propia política económica.

Por tanto la encrucijada pone por delante solo dos vías a seguir, mantener las actuales disposiciones contenidas en las leyes recientemente aprobadas, si acaso con la puesta marcha de medidas como las que anuncio el Presidente de la Republica, en la toma de protesta del Presidente del Consejo Coordinador Empresarial la semana pasada, que son paliativos insuficientes.

O de plano revertir con valentía y autoridad esa misma legislación, con todo y que eso implique el reconocimiento de la equivocación, pero con suficiente tiempo para transformar los pronósticos económicos y políticos.

Naturalmente esperar que la segunda opción suceda, seria como apostar a la ciencia ficción, sin embargo estando tan claro como lo esta el panorama en ese sentido, no se ve en términos prácticos otra forma de solución a las dos circunstancias negativas.

Al Presidente Peña Nieto siempre se le ha reconocido su talante pragmático, su habilidad política y capacidad de lectura de los escenarios, esta coyuntura es sin duda la prueba mas extraordinaria de esas condiciones.

Uno de sus objetivos fundamentales y a la vez obligación principal, es mantener la vigencia del régimen priista en el poder, conservarlo al menos en tanto las demás reformas estructurales aprobadas, comprueban de forma tangible sus bondades.

Por lo tanto, hoy ese pragmatismo tendrá pues que definirse en función de sus propios intereses, porque la realidad esta superando a las intenciones y el tiempo es un factor determinante que las pone en entredicho.

 

Twitter@vazquezhandall 



Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Reforma Hacendaria

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18773 publicaciones
4732 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora