Enturbian a Grecia



En Alemania políticos de la Unión Social Cristiana (CSU) de Bavaria presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional al considerar que la ayuda financiera europea a Grecia, sin la cual ese país no puede evitar la quiebra, es violatoria de la Constitución.

 


 

El partido CSU, que siempre se presenta en las elecciones junto a su hermana mayor, la Unión Demócrata Cristiana, forma parte de la coalición que gobierna Alemania junto con el Partido Liberal.

 

El Banco Central Europeo (BCE), por su parte lucha por el salvamento de Grecia y de ya que seguirá comprando los bonos de deuda griegos con el fin de crear un margen para la solución de la crisis. El problema, sin embargo, procede de las agencias internacionales de rating, Standard & Poor's, Moody's y Fitch, las tres estadounidenses.

 

Standard & Poor's informó que considerará como incapacidad de pagos por parte de Grecia si a los bancos acreedores de ese país se les ofrece menos de lo que originalmente iban a recibir por sus bonos griegos. Con esto, S&P  le quitó todo valor al acuerdo que alcanzaron bancos privados y aseguradoras alemanes con el Gobierno de Merkel después de arduas negociaciones, de renunciar a dos mil millones de euros para aligerar la deuda estatal griega.

 

Las agencias internacionales de calificación de riesgo demuestran en la situación actual que tienen más peso y poder que los gobiernos. Sin embargo ese relevante papel es paradójico por la pésima actuación de esas agencias en el desencadenamiento de la crisis de las deudas bancarias que empezó en 2007 en Estados Unidos.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











Enturbian a Grecia


En Alemania políticos de la Unión Social Cristiana (CSU) de Bavaria presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional al considerar que la ayuda financiera europea a Grecia, sin la cual ese país no puede evitar la quiebra, es violatoria de la Constitución.

 


 

El partido CSU, que siempre se presenta en las elecciones junto a su hermana mayor, la Unión Demócrata Cristiana, forma parte de la coalición que gobierna Alemania junto con el Partido Liberal.

 

El Banco Central Europeo (BCE), por su parte lucha por el salvamento de Grecia y de ya que seguirá comprando los bonos de deuda griegos con el fin de crear un margen para la solución de la crisis. El problema, sin embargo, procede de las agencias internacionales de rating, Standard & Poor's, Moody's y Fitch, las tres estadounidenses.

 

Standard & Poor's informó que considerará como incapacidad de pagos por parte de Grecia si a los bancos acreedores de ese país se les ofrece menos de lo que originalmente iban a recibir por sus bonos griegos. Con esto, S&P  le quitó todo valor al acuerdo que alcanzaron bancos privados y aseguradoras alemanes con el Gobierno de Merkel después de arduas negociaciones, de renunciar a dos mil millones de euros para aligerar la deuda estatal griega.

 

Las agencias internacionales de calificación de riesgo demuestran en la situación actual que tienen más peso y poder que los gobiernos. Sin embargo ese relevante papel es paradójico por la pésima actuación de esas agencias en el desencadenamiento de la crisis de las deudas bancarias que empezó en 2007 en Estados Unidos.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE