Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Valores   ·   Política



Los demonios andan sueltos...


Inicio > Política Nacional
13/05/2014

789 Visitas



De sobra conocido que el problema de inseguridad en México no nació hoy, ni ayer, ni el año pasado, es algo que se fue gestando desde hace muchos años y creció a la sombra de gobiernos de todos los colores y de todos los niveles (Municipal, Estatal y Federal) que han sido solapados por los otros dos poderes, el Legislativo y el Judicial.


También de sobra se sabe que no es la inseguridad nuestro principal problema aunque lo parezca, antes está la corrupción y la impunidad que son nuestro principal enemigo, luego la pobreza que ha sido la leña de la hoguera, después la mala educación y los pésimos servicios de salud en el país que son algo así como la gasolina.

Todo ello genero desempleo, las malas políticas públicas engendraron a los ninis, y una mala lectura de las condiciones del país aunado a la falta de capacidad y sensibilidad, ya en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, provocaron que estallaran todas nuestras desgracias.

Vamos, hasta la iglesia que estaba enterada de nuestros problemas desde hace muchos años y se quedó callada por recibir limosnas, o por conveniencias extrañas, tiene vela en este entierro, como también lo tienen las autoridades electorales, y hasta las fiscalizadoras y hacendarias que no quisieron revelar el origen de mucho dinero que apareció del lado oscuro y sirvió para patrocinar campañas o políticos.

La solución, entonces, no será nada sencilla porque no se trata de contratar más policías ni comprar más armas, no, es un problema más complejo, tanto, que lo mismo tiene que ver con la materia de asistencia social que la de desarrollo económico, o lo mismo con educación que con salud, e igual está vinculada a atención de los padres en los hogares que a las políticas públicas aplicadas por gobiernos.

Hoy vemos que los demonios andan sueltos en nuestro país y para amarrarlos se requiere de la contribución de todos, que cada quien haga su chamba y de esa manera hacer que nuestro México lindo y querido marche con rumbo y la certeza de que vamos por buen camino.

Por lo pronto los tamaulipecos debemos estar atentos, darle seguimiento y apoyo a las acciones de los gobiernos, vigilar las propuestas y el cumplimiento de las mismas, proponer cuando nos parezca que la situación no va por buen camino, en resumen, debemos de participar con lo que nos toca a cada uno de nosotros.

Tal vez podríamos empezar hoy, enterarnos a fondo de las propuestas que tiene el gobierno federal para el Estado a la visita que hará Miguel Ángel Osorio Chong a Reynosa, saber el proyecto y darle seguimiento.

Lo que si es que a partir de mañana tendremos la certeza de lo que le espera a Tamaulipas en materia de seguridad pública que, le repito, aunque parezca no es nuestro mayor problema, es decir, tenemos que ver el origen del mismo y no las consecuencias que tanto nos hacen sufrir.

La esperanza, alimentada siempre por sueños y buenos deseos, es que a nuestro hermoso Estado le vaya bien, que poco a poco se vaya recomponiendo la situación para demostrarle a México que somos muchos más los buenos, los que deseamos y hacemos lo posible porque la situación sea mejor.

Sea como sea, hay que trabajar mucho, estar muy atentos, participar siempre, ya no son días de dejar solos a los gobiernos, por ningún motivo.

No, no es mal de México la inseguridad, y aunque esperemos no sea el consuelo de tontos, en Estados Unidos andan peor con la salvedad de que allá se quedan más callados que en México o les parece normal cada una de las balaceras y mariguanos que andan en sus calles.

Vaya, en Estados Unidos andan tan mal que ahora la mayor preocupación o discusión que tienen es que en una de sus escuelas más prestigiadas, en la Universidad de Harvard, los estudiantes harán un rito satánico nomás para hacer enojar a los católicos o creyentes en Dios, habrase visto semejante estupidez.

Los demonios andan sueltos por todo el planeta, como humanos estamos retando a Dios y eso solo significa que no tenemos en quien creer y quien no cree en nada no quiere nada, y quien no quiere a nadie termina por cometer aberraciones en el nombre de cualquier cosa.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com



Etiquetas:   Educación   ·   Seguridad Pública   ·   Pobreza   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Violencia   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora