Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico



Las tres versiones de “House of Cards”


Inicio > Política Nacional
09/05/2014

1001 Visitas



Sin lugar a dudas la serie de televisión presentada por Netflix “House of Cards” resulto todo un fenómeno, por su trama, producción y extraordinarias actuaciones, entre las cuales por supuesto sobresale la de su protagonista Kevin Spacey.


En el drama que transita en la intimidad del poder político estadounidense, Spacey interpreta a Frank Underwood, primero jefe de la mayoría en el Congreso, luego Vicepresidente y Finalmente como Presidente de los Estados Unidos.

La magistral actuación de Kevin Spacey, presenta a un político sumamente brillante pero sin escrúpulos, capaz de cometer cualquier tipo de fechoría con tal de lograr sus objetivos.

Un ejercicio pragmático del poder, mediante todas y cada una de las herramientas disponibles para hacerlo, que de acuerdo a la doctrina Maquiavélica, justifica acciones como parte de una estrategia.

Por ello la presencia de Kevin Spacey en Cancún durante la celebración del Tianguis Turístico, fue todo un acontecimiento, mas aun porque coincidió con la del Presidente Enrique Peña Nieto, con quien sostuvo un muy amable encuentro.

De hecho el Presidente de México a través de su cuenta de Twitter, no solo publico la fotografía de la reunión, adicionalmente comento que en la conversación, Spacey le adelanto aspectos relevantes de la próxima temporada de la serie, la tercera.

En tono desenfadado el mandatario dijo sin embargo no poder adelantar ningún detalle al respecto del desenlace de esta serie, que al menos para los políticos se ha vuelto de culto.

Basta recordar que en la pasada visita del verdadero Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama a México, quien públicamente se asume como fiel seguidor del drama televisivo, se la recomendó ampliamente a su homologo mexicano.

Sin embargo la serie que se basa en el libro del mismo nombre de Michael Dobbs, quien por cierto antes de escribirla fue un muy importante funcionario del Partido Conservador británico, tuvo una versión televisiva anterior.

La primera versión de “House of Cards” la realizo la cadena BBC de Londres a principios de la década de los noventa y esta disponible en internet, por lo que por esa vía es posible ver las tres temporadas y el desenlace de la historia.

Así que aunque el Presidente Peña Nieto, no nos quiera compartir lo que Spacey le haya adelantado que va a suceder en la tercera temporada, eso no es ningún secreto de estado,  porque eso se puede conocer mediante el libro original o en la versión inglesa.

Evidentemente no es nuestra intención tampoco, adelantar esa información con la consiguiente y natural molestia que eso causaría entre sus seguidores, que seguramente esperan ansiosos la siguiente entrega de la serie.

A menos claro que con las referencias anteriormente expuestas, en lo individual, cada quien decida si espera la versión norteamericana, o consulta la británica, que es muy recomendable.

En la serie inglesa evidentemente el formato varia por la naturaleza del sistema político británico, pero en esencia la trama es materialmente la misma y la gran mayoría de los personajes aunque con distinto rango de protagonismo también, en este caso Francis Urquhart, nombre del estelar en esa versión, es también un despiadado maestro de la intriga política.

Debo reconocer que la “House of Cards” americana esta mucho mejor producida y su trama es mas envolvente, pero no por eso la británica desmerece en lo absoluto.

Por supuesto al ser producciones diferentes, realizadas en épocas también desiguales algunos momentos de la trama son abordados de manera heterogénea y eso hace la comparación muy interesante.

Pero por supuesto que en cualquiera de ambos casos, sobre todo en la producción norteamericana, sino igual al menos con mayores semejanzas al sistema político mexicano que el ingles, es imposible no imaginar una versión mexicana de “House of Cards”

Por supuesto que la visita de Kevin Spacey a Cancún y la reunión que sostuvo con el Presidente Peña Nieto, ha alentado de manera viral la imaginación nacional al respecto.

Incluso no ha faltado quien haya encontrado semejanzas entre el Frank Underwood de la serie con el Coordinador de los Diputados federales priistas, Manlio Fabio Beltrones, aunque al final de cuentas la comparación como tal es solo un tema de ficción.

De cualquier forma seria muy complicado establecer una balanza, no solo por la diferencia de operación entre ambos sistemas políticos, sino por las particularidades únicas de la política mexicana.

En todo caso y eso porque muchas veces la realidad supera a la ficción, nuestro régimen, con sus reglas no escritas y tradiciones, es mucho mas intrincado que el ingles o el americano.

Algunas de las leyendas e historias propias del sistema político mexicano, serían suficientes para realizar mas de una serie televisiva con sus respectivas temporadas y seguramente como ya apuntábamos, aun reflejando un contenido real, resultarían inverosímiles.

Pero como esto no se trata de una competencia, sino simplemente de un análisis producto de la ocasión, bien podríamos decir que la trama cotidiana del desempeño de los grupos y los actores del sistema político mexicano, es mucho mas complicada.

Porque sin ninguna necesidad de perseguir rankings de popularidad, los eventos y las circunstancias que se derivan de la intriga política, tienen siempre al país en vilo, enriquecidos por componentes que garantizan toda la atención.

De tal suerte que aunque nunca se produzca la versión mexicana de “House of Cards” tal vez tampoco sea necesaria, nuestra realidad es sin duda superior en contenido y los sobresaltos que provoca.

 

El futuro señor verde se descarta.

 

a pregunta expresa de los medios de comunicación, el Senador Jorge Emilio González Martínez, quien después de celebrar sus esponsales en unos días dejara de ser el niño verde, para adoptar su nueva condición de señor verde, se auto descarto como posible candidato a la gubernatura de Quintana Roo.

Sin importar si la declaración no sea sincera, sea producto de la prudencia, o de una realidad que finalmente Jorge Emilio González haya podido entender, la noticia como tal, causo un positivo revuelo para la enorme mayoría de la sociedad quintanarroense.

Al final de cuentas el Senador por fin ha sido capaz de hacer algo positivo por el estado que inverosímilmente representa, por primera vez es portador de una buena noticia que todo el pueblo de Quintana Roo celebra sinceramente.

 

Twitter@vazquezhandall 





Etiquetas:   Política   ·   Barack Obama   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Serie de Televisión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18750 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora