Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Psicología   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   Psicoanálisis



Contra el Cholo: Una crítica al Atlético de Madrid


Inicio > Deportes
07/05/2014


1070 Visitas



Este fin de semana el Atlético de Madrid, equipo sensación de la temporada – pues nadie lo creía capaz de hacer tamaña epopeya y pelear en todos los torneos con chances de ganarlos-, detuvo su andar victorioso por La Liga. De visitante cayó ante el Levante que con efectividad, una defensa sólida, algo de suerte y un arquero inspirado lo venció 2-0 y puso al Real Madrid y al Barcelona en carrera nuevamente. El equipo blanco tras su agónico empate con el Valencia en el Bernabéu está a 5 unidades pero debe un partido y el golpeado equipo culé que parecía eliminado de la lucha tras empatar también en dos y en casa ante el Getafe está a solo tres puntos y en caso de igualdad en los números se consagraría por los partidos jugados entre sí durante la temporada (algo que no sucedería de ser el Real Madrid el que iguale al Aleti en el primer puesto). Lo que parecía ser una Liga entregada en bandeja de plata para el eterno luchador y sufridor rojiblanco se ha transformado en un showdown lleno de emociones y de incertidumbre. Si bien los de Simeone tienen la ventaja, la puerta aún continúa abierta también para los dos gigantes del fútbol español.




Los resultados del Atlético de Madrid desde la llegada de Diego Pablo Simeone a la dirección técnica son en extremo positivos. No se puede negar que han tenido una temporada envidiable en cuanto a los resultados, algo que no sucedía hace décadas más allá de algún espejismo en los años de Sergio Agüero y Diego Forlán. El Cholo, viejo ídolo del segundo club de Madrid, le cambió la actitud al equipo y también varió de manera drástica su posicionamiento en el campo de juego. A mí – y esto más allá de que su estilo de juego no me gustase ni un poco- desde el primer partido de Liga me quedo en claro que iban a pelear en todos los frentes. Es una muletilla del entrenador el poner a su equipo en el lugar del más débil y repetir que el plantel es corto y desprovisto de estrellas como el de sus vecinos y el de Catalunya. Es verdad que la plantilla no es tan variada como la de los otros dos equipos pero la realidad es que el Atlético de Madrid tiene muchos jugadores de renombre y de muy buen pie, algo sobre lo que ya volveremos. La epopeya de los dirigidos por Simeone es haber llegado tan lejos con un equipo más que nada regular y sólido en todas sus líneas. Lidera – aunque no con tanta holgura ya- La Liga a dos fechas del final, llegó hasta las Semifinales en la Copa del Rey y se consagró alcanzando la histórica final de la UEFA Champions League que jugará en unas semanas contra el Real Madrid en un partido que promete ser histórico. ¿Qué fue lo que hizo este histórico ex jugador del Aleti para convertir a un equipo que siempre deambuló por la mitad de la tabla en uno ganador e imparable? Tras un paso relativamente exitoso por Racing Club de Avellaneda, donde consiguió un sub-campeonato, el Cholo reemplazó a Gregorio Manzano al frente de la institución de Madrid a fines de 2011. Apenas llegó, el equipo venció al Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa por 3 a 0 en la final de la UEFA Europa League y terminó en una impensada quinta posición para una temporada bastante magra. Al año ya había conseguido también la Supercopa de Europa y dejaba al equipo segundo en el descanso navideño de la 2012-2013. Terminaría la temporada ganando la Copa del Rey tras 17 años sin obtener ese título y clasificando tras 14 años de ausencia a la Champions League. Los logros de esta temporada ya han sido enunciados y sería redundante volver sobre ellos. Lo que se notó desde el comienzo de la “Era Simeone” fue la idea de jugar “con el cuchillo entre los dientes”, lema que lo caracterizó desde sus inicios como jugador profesional. En todas sus experiencias como director técnico, el argentino construyó equipos poco vistosos, muy tacaños pero llenos de intensidad, garra y solidaridad. En su primer año, el Atlético de Madrid tenía su centro de gravedad en el colombiano Radamel Falcao García que tras esa brillante temporada 2012-13 se iría vendido por una millonada al Mónaco de Francia. Muchos creyeron que el envión no duraría mucho más y que el Aleti se pincharía, regresado a los viejos tiempos donde nada salía bien. Pero nada de eso sucedió y esta etapa ha sido una de las más efectivas y exitosas de la historia del club. Vayamos a los hechos, a los cambios que Simeone introdujo en la escuadra colchonera:

-         - Fortaleció al grupo y lo unió. Convenció a cada jugador de que era igual de importante que el resto y logró grabarles a fuego la motivación para luchar de tú a tú con el Barcelona, el Real Madrid y con cualquier otro equipo que se cruzase en su camino.

-         - Tácticamente transformó al equipo, que pasó de ser muy livianito a ser un cerrojo imposible de quebrar. El Aleti hoy posee una defensa sólida como una puerta blindada – con Filipe Luís y Godín como estandartes-  y un mediocampo raspador y sacrificado – cuya punta de lanza es Koke y el lujo lo provee Turán- que se acopla a la perfección formando una enorme pared que cubre todo el césped.

-         - Adopta el estilo Bielsa: todos atacan y todos defienden, mucho uso de las bandas y vértigo e intensidad absolutos. Esto tuvo su pico en la vuela de los Cuartos de Final de la UCL contra el Barcelona donde en los primeros 30 minutos convirtieron un gol y debido a su continua presión merecieron marcar 3 más como mínimo. La preparación física del plantel es mucho más óptima y es por ello que pudieron llevar adelante tamaña tarea.

-         - Logró una formación compacta que se conoce a la perfección y que es solidaria en todas sus líneas. Todos al mismo nivel, sin estrellitas ni lucha de egos en el vestuario. Lo que se dice, unidad por la causa algo que con un método inverso lograron Guardiola y Vilanova en el Barcelona.

-         - Ha exprimido al máximo a cada jugador y logrado el mejor rendimiento posible de este en su puesto.

-         - A sabiendas de que en lo técnico – y esto se engancha con el punto anterior- el plantel en su mayoría hace agua, logró tapar estas falencias con un imponente despliegue físico durante cada partido.

-         - Utilizó con mucha sabiduría a sus 4 grandes figuras: David Villa, Diego Costa, Curtois y Arda Turán (y aprovecho el talento del brasileño Diego y la efectividad de Raúl García alternándolos y haciéndolos ingresar siempre en los momentos justos). Más allá del discurso de igualdad, les dio a ellos mayores responsabilidades y estos talentos siempre le respondieron.

-         - La mayoría de sus jugadores se encuentra en el mejor momento de sus carreras, algo que sin dudas se debe a la motivación y el espaldarazo que les ha dado Simeone en cada entrenamiento desde su llegada. Cualquier equipo querría contar con cada uno de estos profesionales y eso sin dudas que marca una diferencia al salir a la cancha.

Sería necio si negase todas las virtudes que han llevado a este joven equipo a la cima del mundo durante estas dos temporadas. Creo que en lo referido a resultados – que al final es lo que cuenta para casi todos- solamente el Bayern Munich y el Real Madrid lo igualan. Ahora, en lo que respecta al buen fútbol, al juego, no hay demasiado que elogiar pues ha estado ausente casi desde el principio. El Atlético de Madrid, como todos los equipos de Simeone o de cualquier otro DT que siga los mismos lineamientos y concepciones de juego, es pura presión asfixiante, sacrificio y adrenalina. Estos tres factores sin dudas que deben existir en todo equipo que se precie de ser competitivo, pero no deben para nada ser los únicos allí presentes. Dante Panzeri, legendario periodista deportivo de la Argentina, escribió en 1967 un gran libro llamado “Fútbol: Dinámica de lo Impensado” donde se encarga de explicar varias cuestiones que son muy útiles para reflexionar acerca del tan elogiado estilo del Aleti y de su entrenador. Panzeri dice que no existe el fútbol “viejo o antiguo” (más libre, más respetuoso de su esencia) como contraposición de uno “moderno” (el de pizarra, el de la planificación de cada cuestión). Pero la única verdad es la realidad y al fútbol o se juega bien o se juega mal. Y el equipo sensación de esta temporada no juega para nada bien. El ideal futbolístico es mezclar lo bello con la victoria, algo que sin dudas es muy complicado de lograr pero que el DT argentino jamás se planteó siquiera. Diego Simeone es una de las puntas de lanza del fútbol “moderno”, de ese que es táctico al extremo, el que busca mecanizar en “el laboratorio” cada movimiento para reducir los imprevistos al mínimo, el que trata de explicar cada jugada como si fuese una ciencia exacta. Ese cuyo objetivo es ganar sin importar los medios, cuyo objetivo no es jugar bien y hacer del deporte algo bello y disfrutable – para los jugadores y para el espectador- sino solamente ganar. Panzeri no estaba en contra de la idea de ganar – aclaro que yo tampoco- pues creía que se jugaba para ello siempre. Lo que no le gustaba era ver como se resignaba la esencia del fútbol en pos de conseguir la victoria, ver como de a poco dejaba de ser un juego. Con todo esto no quiero decir que el Cholo sea el único entrenador que reúne estas características. Es más, hoy día la mayoría de los directores técnicos ve al fútbol de esta manera y no cree que exista otra posibilidad a la hora de realizar sus planteos tácticos. Mourinho y Bielsa son dos ejemplos muy reconocidos por todo el mundo futbolístico que cada uno a su manera forman parte de esta particular escuela. El sacrificio y la velocidad nunca van a faltar, pero lo que sale sobrando es la idea de jugar bien como uno de los posibles caminos – y eso que hay muchos- hacia la victoria.

Es mi opinión que Simeone es un hijo dilecto de este nuevo fútbol mecánico y lleno de tácticas para tapar cada espacio de la cancha y uno de sus productos con mayor proyección a futuro. Sus equipos siguen esta idea de ganar a toda costa sin importar si realmente hacen méritos para llevarse la victoria en todos o la mayoría de los partidos que disputa. En la Argentina la mayoría de los “periodistas” y espectadores comunes lo alaban simplemente por el hecho de ser de nuestro país y porque coinciden con su idea pacata y simple del fútbol. Y en el resto del mundo se le rinde pleitesía porque forma parte del sentido común dominante de estos tiempos a la hora de analizar el deporte. Panzeri en uno de los capítulos habla de un fútbol que se juega como el rugby: se patea la pelota hacia adelante y todos corren a máxima velocidad detrás de ella con el afán de atraparla y meter un gol. No podría haber hecho una descripción más precisa de lo que terminaría siendo su amado fútbol en los siglos XX y XXI.

El Atlético de Madrid no tiene creatividad ni juego asociado. Son pocas las veces que se defiende con la pelota y que tiene porcentajes de posesión realmente altos. Defiende muy cerca de su arquero desde el pitazo inicial y si consigue la ventaja todo su equipo se retrasa hasta el borde del área para cuidar el resultado. Sus tres líneas son bloques de concreto que poseen una sincronización perfecta a la hora de bloquear al rival. Será perfecta la manera en la que lo hacen pero lo único que logran es aburrir a quien se sienta a ver jugar al fútbol (algo muy distinto al que lo hace pero para ver ganar al equipo, es decir los fanáticos). El Aleti frustra a todo el que quiere jugar buen porque ocupa todos los espacios de una manera asfixiante y molesta. Por esto me causó gracia cuando el Chelsea de Mourinho – otro especialista en jugar mal, aunque más abierto y creativo que Simeone- le hizo exactamente lo mismo en el Vicente Calderón y le arrancó un cero a cero. Pero peor fue escucharlo al DT quejarse del estilo de juego rival como si el suyo fuese diametralmente opuesto. Muchas veces ha dependido de manera exclusiva de su excelente arquero Curtois (el mejor en su puesto junto a Casillas y Valdés) y casi siempre espera a que Villa, Costa, Turán y/o Diego se iluminen y traigan un poco de luz en tanta oscuridad. No es que el equipo no ataque, pues generalmente consiguen disponer de varias situaciones de gol por partido sino que es una formación hecha a medida de alguien que no busca jugar y ganar sino tan solo no perder. Y si en el medio hay un gol que le dé la victoria, se retirará muy contento sin duda alguna pues nadie duda que el Cholo siempre quiere vencer. Es en los medios en lo que discrepamos y es un conflicto sin solución pues lo que se enfrentan son dos formas de sentir y entender el fútbol diametralmente opuestas.  

Lo que sucedió en el Barcelona hasta la temporada pasada ha sido una maravillosa excepción. Uno de esos ciclos que pocas veces se repiten pero que dejan su huella en la historia. Equipos como el Atlético de Madrid y directores técnicos como Diego Simeone son la prueba viviente de que el equipo de Pep y Tito nos malacostumbró por demasiado tiempo. Ahora hemos regresado a la chata y aburrida normalidad.         



Etiquetas:   Fútbol   ·   Defensa   ·   Barcelona

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Rodrigo López Vázquez, Locutor Nacional y (casi) Lic. en Comunicación Respeto tu opinion pero no la comparto. Entiendo tu entusiasmo porque tu amado Aleti va a ganar seguramente una muy merecida Liga y porque ha llegado a la final de la UCL tras muchos años. Simeone trabajó con la base que tenía y sacó lo mejor de cada jugador. A mi no me gusta su estilo, como tampoco el de Mourinho o el de cualquiera que vea al futbol como un deporte donde se corre sin parar detrás de la pelota sin hacer una pausa y elegir algo que no sea lanzarse por las bandas y tirar un centro. El Aleti ha sido audaz en varios partidos, y me parece bien que lo apoyes, pero no creo que haya una visión universal para el fútbol. Lo mío es una opinion, como la tuya y agradezco tu comentario. Nadie sale a empatar, lo digo bien claro y también lo decía Panzeri: el fútbol es ganar. Pero estaría bueno no hacerlo a cualquier precio. Alguna idea de fútbol tengo, tal cual tu la tienes. En lo único que discrepamos en los gustos. Un saludo grande y muchas gracias por haberte tomado el tiempo de leer la nota y dejar un comentario!


Nacho Sanchez, Perdona mi sinceridad, pero no tienes ni idea de fútbol. Lo único cierto que has dicho es que será muy difícil volver a ver a un equipo jugar al fútbol de una forma tan brillante como el Barça de Guardiola y Tito.
Las ligas de 3 puntos por victoria no se ganan saliendo a empatar.
Comparar a Bielsa con Mourinnho es un insulto al fútbol y a tu paisano el loco. Y decir que Mourinnho es más creativo que el Cholo es el colmo del ridículo. Mou es el gran bluff de este deporte. Un tipo con plantillas multimillonarias que ha hecho jugar a Etoó de lateral.
Soy del Atleti desde hace más de 30 años y este equipo no sólo no aburre sino que es el mejor Atleti desde el del flaco Menotti y el de Radomir Antic




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18726 publicaciones
4726 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora