Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Moralidad   ·   Ética   ·   Libros   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Poesía



Alguien que debes conocer


Inicio > Ciudadanía
05/05/2014

721 Visitas



Todos hemos sido invitados a conocer a alguien especial. Luego nos damos cuenta de que no lo es del todo, ya sea hombre o mujer. El ser humano es imperfecto y no tiene la culpa de no caer bien a todos. Como se dice no soy monedita de oro.


Aquí te quiero decir que debes o deberías conocer a alguien que te quiere, te conoce y te protege. Quiere que lo conozcas por medio de la locura que esta fuera de este mundo. Solo te pide una sola cosa y es que creas en él. Puede hacer todo por ti y ahora te digo lo que tú le puedes pedir y jamás te lo negara. Verdad que vale la pena conocer a alguien así. Reflexiona, reacciona, piensa y define.

Te atiende cuando quieras, no te cobra, te da lo que le pidas, le puedes pedir lo que sea porque asume que sabes pedir lo que mereces, te pone en la boca un centinela, un guardia a la puerta de tus labios, no permite que tu corazón de incline hacia la maldad, evita que seas cómplice de inequidades, no permite que participes en banquetes de malhechores. Deja que el amor te reprenda, no deja que el ungüento de los malvados perfume tu cabeza.

Te aleja de las malas obras, te deja ver gobernantes lanzados desde despeñaderos, solo pon tus ojos en él, busca su refugio y el no dejara que te maten. Te protege de trampas que te tienden, te deja salir bien librado mientras los impíos caen en sus propias redes.

Te da su ayuda si se la pides, exponle tus quejas, tus angustias que nada lo sorprenderá. Cuando te quedes sin aliento acude a él y te mostrara el camino y vera que por la senda que transitas no haya trampas sorpresa. Cuando nadie te tienda una mano, no tengas donde refugiarte, mires a tu derecha e izquierda y nadie se preocupe por ti, el estará siempre a tu lado trabajando día y noche.

En la tierra de los vivientes, acepta que él sea tu refugio. Cuando te sientas débil, te libra de tus perseguidores, porque algunos son más fuertes que tú. Pídele que te saque de la prisión que es el mundo y te lleve con los justos para que se reúnan en torno tuyo con bondad.

No alegues inocencia ante el juicio que te espera, mejor acepta su justicia y te ira mejor. El enemigo atento contra tu vida, quiere hacerte morder el polvo, te obliga a vivir en tinieblas, te paralizan el corazón y es cuando debes recordar que solo él te puede ayudar como el agua a la tierra seca le hace falta. Así sabe que te hace falta.

Pon tu confianza en él, todas las mañanas hazle saber tu gran amor y respeto. Sentirás que en todo tu cuerpo su aliento de fuerza y la presencia de su rostro. Él te enseña a hacer su voluntad pues reconoce tu entrega, por favor no se te ocurra querer engañarlo como a cualquier amigo. Él sabe más de ti que tú mismo, sabe mejor que tú lo que te conviene y si eres paciente lo recibirás.

Te sacara de aprietos, su espíritu te llevara por sendero sin obstáculos y por su gran amor hacia ti, destruirá a tus enemigos. Créeme que los tienes y muchos más cerca de ti de lo que piensas.

Siendo su siervo acabara con todos tus adversarios. Como tu roca adiestra tus manos para la guerra y tus dedos para la batalla. Él es tu amparo, tu más alto escondite, tu libertador, tu escudo y pondrá a los pueblos a tus pies. Todo mortal es como un suspiro, sus días son fugaces como la sombra. Que mortal puede cuidarte mejor si cuando volteas a verlo o lo buscas, este ya no está.

Son muchos los que juran en falso levantando la diestra, abren la boca y dicen mentiras, lanzan flechas envenenadas, provocan aguas tumultuosas, relámpagos fulminantes, truenos tronantes y dispersos que asustan a los justos, se revelan a la verdad y se sienten dueños del mundo con unas cuantas monedas que ni les pertenecen. Te dice todo esto para que a lo lejos lo veas y no participes, dejes en el la responsabilidad de cuidar de ti pues la locura del mundo es todavía más de que aquí leíste.

No lo pienses mucho, medita y deja que él te cuide. Verdad que debes conocer a alguien así.

El predicador económico.

 



Etiquetas:   Ética   ·   Filosofía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18766 publicaciones
4731 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora