Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Libros   ·   Novela   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica



Gobernar con anuncios


Inicio > Ciudadanía
26/04/2014

763 Visitas



La política ha cambiado mucho desde los tiempos en que CSG se robó por primera vez la presidencia de la república. Este bicho político, producto del lodazal establo de caballerizas malolientes, salió con muy mala intención a sorprender a México con lenguaje académico-político que pocos entendieron y muchos les dio hueva comprender. CSG no venía solo, su pandilla de graduados mercantilistas servidores de los verdaderamente ricos del mundo llegaron dispuestos a darle en la madre al país sin miramientos.


Imagen política, discurso profundo al alto vacío, cero tolerancias a la protesta y pistolas con desapariciones forzadas a una oposición ya sea de fuera o de dentro. No estaba dispuesto el orejón perturbado a escuchar charlatanes, líderes sociales, demagogos, socialistas y menos comunistas. El balazo como respuesta era el sótano de su política. Esto es mientras se gastaba millones de pesos del dinero público en sostener una imagen de pulcritud que sabía bien no tenia y si quebraba espejos de todos tamaños.

Algún bribón de la época le recomendó salir en la tele, la radio y todo medio de comunicación adorador del dinero público para proyectar la imagen de una presidencia única, impecable pero no vulnerable. La decisión de gobernar por medio de anuncios es como puede ser calificada esta etapa que se va venido agudizando de forma brutal tanto por gobiernos priistas como panistas y no solo de la presidencia de la republica sino también de los gobernadores de los estados. Pequeños pillos con malas mañas peores hábitos.

El país está sumido gracias a este ejemplo en una tómbola de gasto público en publicidad que va más allá del escándalo normal. Todos los niveles de gobierno y todos los poderes le han entrado al tema de la comunicación social con fajos desmedidos que corrompen la labor profesional de informar verazmente. Hay excepciones cabe decirlo pero son contadas.

Esta desfachatez de corte moderno, disfraza a color y esconde la verdadera política de corrupción que impera en México en todos los estados del país. Con dinero del pueblo se visten cobardemente los poderes corruptos que avanzan de manera impune ante un pueblo desinformado aunque vea y lea las noticias de todos los días.

La vergonzante conducta irresponsable de los carteles políticos rasgan las cuentas públicas para llenar los buches de televisoras basura, periódicos sucios y todo medio cómplice que al recibir el ungüento de la untada de mano, cierran los ojos y solo ven por su interés muy personal. De seguir por este camino, los bordes de la cordura se pueden reventar y venir una conducta social nada deseable para todos. Hay que parar por los 2 lados.

Al decir los 2 lados me estoy refiriendo al medio público y al medio de comunicación. Es sencillo, si uno no da el otro no recibe y si uno no quiere el otro no sale en pantalla ni en foto.

Ética señores es lo que hace falta. Usar ese dinero en obras necesarias y prioritarias. La pobreza está creciendo pero más peligroso es el hambre la que está sombreando a la sociedad.

Recuerda bien que por hambre, el ser humano hace cosas de las cuales no sería capaz en sus 5 sentidos. Jugar con fuego no es recomendable por múltiples razones. Solo piensen medios cuando dan noticias trágicas y no las sientan tan lejanas. Marcha atrás político, sobre todo de la tercera edad con mañas consabidas, el patrimonio que dejan mal habido generalmente no se goza y la imagen que se proyecta es inversamente proporcional al gasto que se hace en su persona. Solo hay que ver como se recuerda a los retrasados mentales que nos han gobernado. No pueden caminar por la calle, ir al cine, ver un espectáculo ni ver un partido de futbol como lo hace Clinton en los EU, que es recordado como un buen presidente de esa nación.

No la chinglen, es una petición del pueblo que se escucha en todas las esquinas, párenle a la gastadera y cuiden lo que no es suyo. Decencia, responsabilidad y verdad se les pide como diría un prestigiado caricaturista político de altos vuelos. Sea pues carbones.

El predicador económico.



Etiquetas:   Ética   ·   Filosofía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18417 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora