Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Solidaridad



Bomberos como brazo del Estado


Inicio > Ciudadanía
14/04/2014


940 Visitas



Bomberos a la Defensa Nacional


Estamos aún en shock. El siniestro que comenzó el 12 de abril ha devastado Valparaíso en una catástrofe sin parangón y solamente comparable con el terremoto de 1906, que produjo también grandes incendios. En esta catástrofe, Bomberos se vio sobrepasado por el fuego. 

En la red de medios que se organizó para cubrir la emergencia, describí el fenómeno como un tsunami de fuego “que un dragón diabólico descargó sobre Valparaíso”. Creo que fue una metáfora acertada que resumió el espanto vivido. Y, en medio de la catástrofe, surgieron muchas preguntas acerca de la indefensión vivida, con grifos de agua que no tenían presión, con bombas que no podían escalar los estrechos caminos de los cerros, con negligencia denunciada por vecinos, con aviones y helicópteros que no pudieron evitar el rebrote del fuego.

¿Puede un Estado dar seguridad a la población y prevenir catástrofes si no cuenta con un cuerpo estable en su organización dedicado a la prevención de riesgos y extinción de incendios, con equipamiento moderno, con aviones cisternas para atacar siniestros extendidos?

La experiencia muestra que Bomberos es una loable corporación que se basa en el honor y el voluntariado, pero que debe ser incorporado a la estructura formal del Estado, en el área de la Defensa Nacional, para generar la carrera funcionaria y lograr los mayores estándares en ataque a siniestros de todo tipo. Además, hay funciones fiscalizadoras que este cuerpo especializado podría asumir, como por ejemplo inspecciones de los sistemas de seguridad de inmuebles, control de mercancías peligrosas, entre otras tantas funciones. El Estado Responsable debe velar por la vida y seguridad de sus habitantes y no debiera depender en ello de planteles que operan desde el voluntariado, sin recursos suficientes, sustentándose vía rifas o donaciones. En esta catástrofe en desarrollo han quedado a la luz las vilezas del sistema que tienen que soportar estoicamente los bomberos: las concesionarias de carreteras les cobran peajes; nadie les provee agua o colaciones mientras luchan infatigables contra la contingencia. La sociedad hace retórica de esta institución, pero no hay voluntad política efectiva de dotarlos del estatus formal y facultades fiscalizadoras que quizá evitarían futuros desastres. Si ellos como funcionarios del Estado, pudieran fiscalizar que los grifos funcionen, que las instalaciones de gas sean seguras, que los extintores estén cargados, que exista señalética de evacuación, el Estado ganaría en seguridad, lo que hoy es débil y reactivo, en vez de que existan planes de contingencia a cargo de expertos a tiempo completo. Para conjugar un cuerpo institucional dentro del Ministerio de Defensa con el Cuerpo de Bomberos tradicional, se debería complementar el personal de planta, remunerado, con voluntarios que se puedan sumar y conformar un equipo en torno a cada compañía, sustentando sus valores y tradiciones.

Lo que pido desde esta tribuna es dignidad para estos valientes que generosamente actúan en la protección del prójimo. Lo que pido es tecnificar al máximo su equipamiento y capacitación para que logren competencias en la solución de catástrofes de todo tipo, planificando soluciones para evitarlas, antes que ellas ocurran. El paradigma de seguridad interior es que alguien experto desde el Estado efectúe controles y tenga capacidad sancionatoria de los infractores. En aras de la vida de los habitantes, educándolos también para que actúen con seguridad frente a las contingencias.

En resumen, los Bomberos debieran integrarse en la nueva institucionalidad que está por discutirse, como una rama del Ministerio de Defensa Nacional, con carrera profesional y similar jerarquización que ha tenido en sus tradiciones corporativas. Y que nunca más dependan de rifas o donaciones para sobrevivir. Por demás, gracias, Bomberos, por su sacrificio y abnegación.



Periodismo Independiente, lunes, 14 de abril de 2014, @hnarbona en Twitter. @elepicentro.

 



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Políticas Públicas   ·   Emergencias

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora