Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Filosofía Social



15 seguidores

No al bilingüismo


Inicio > Política Nacional
29/03/2014


1185 Visitas



Imaginémonos que somos los dueños de un comercio, y que en el comercio de al lado se dedican también a vender productos de nuestro mismo sector. Imaginémonos que cada vez que llega un cliente le decimos que está bien que nos compre a nosotros, que se lo agradecemos, pero que mejor que le compre al comercio de al lado. Lógicamente, con el tiempo, nuestro comercio entrará en quiebra y el comercio de nuestro vecino tendrá enormes beneficios. Pues bien; algo parecido es lo que estamos haciendo con el idioma español.


Según parece –a juzgar por las últimas regulaciones en materia educativa-, las distintas Consejerías de Educación autonómicas y el propio Ministerio de Educación están obsesionados con convertir a todos los colegios e institutos en centros bilingües, con el beneplácito de la sociedad, que aplaude esta maravillosa iniciativa. En la actualidad –y según infinidad de evaluaciones internas y externas-, un número nada despreciable de nuestros alumnos salen balbuceando en español, sin embargo, los responsables educativos creen que es mejor que, en vez de aprender mejor español, salgan también balbuceando en inglés, que es más moderno. Esta ofuscación por el bilingüismo se debe –al parecer- a que es muy importante que los niños y jóvenes sepan hablar inglés por cuestiones laborales. Da la sensación de que, o bien todos nuestros alumnos se van a ir a trabajar a un país extranjero o que todos van a tener en su trabajo contacto con personas de esta lengua. La estupidez administrativa y empresarial ha llegado a tal punto que ahora se pide el inglés como requisito para cualquier trabajo, ya sea para envolver bocadillos, cortar chuletas o vender zapatos. Así, para trabajar en los jardines públicos de nuestro país hay ayuntamientos que piden como requisito conocimiento de idiomas, ya que –lógicamente- nunca se sabe en qué lengua nos va a responder un gladiolo.

Yo entiendo que aprender idiomas –especialmente el inglés- puede llegar a ser importante para la formación de un individuo -también lo es cocinar y, sin embargo, no se enseña en los institutos-. Sin embargo, el inglés ya se estudia como lengua en los centros educativos, y –para quién quiera perfeccionar su aprendizaje por razones personales o profesionales- existe la posibilidad de acudir a la Escuela Oficial de Idiomas, que para eso está. Por su parte, como deferencia, uno puede intentar contratar a personal que sepa inglés –no hace falta que sea nativo- para atender a los extranjeros que no sepan castellano, pero en nuestro país se habla español, y tampoco estaría de más que quien venga a nuestro país aprendan al menos un par de frases básicas, como hacemos todos cuando salimos por el mundo adelante.

A veces hay que recordar que el castellano –o español- es la segunda lengua en el mundo por número de hablantes nativos y el segundo idioma en comunicación internacional. Se calcula que con el ritmo de crecimiento de nuestra lengua, en 2030, el 7,5% de la población mundial será hispanohablante. En la actualidad, unos 18 millones de alumnos estudian español como lengua extranjera en todo el mundo. Con estos datos, es absolutamente absurdo llevar políticas educativas donde el inglés tenga la misma relevancia que nuestra propia lengua: aprender inglés, sí; bilingüismo, no, thanks. 

http://tonigarias.wix.com/toni

https://twitter.com/tonigarias



Etiquetas:   Educación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

3 comentarios  Deja tu comentario


Toni García, Educación En algunos centros me consta que el bilingüismo se está utilizando para que ciertos alumnos no pidan ese centro.


Toni García, Educación En algunos centros me consta que el bilingüismo se está utilizando para que ciertos alumnos no pidan ese centro.


, Sería conveniente analizar si lo que se pretende con el bilingüismo es enseñar inglés o simplemente segregar al alumnado en dos velocidades. Con la opción bilingüe estarían escolarizados aquellos chicos y chicas de familias favorecidas socio-académicamente y para el resto una escolarización más de beneficencia. Así lo ha determinado la Fundación FEDEA, que está detrás de la implantación del bilingüismo en la Comunidad de Madrid.





Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora