Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Sociedad   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Valores   ·   Política



Y qué celebramos...


Inicio > Política Nacional
18/03/2014

790 Visitas



Hace 76 años Lázaro Cárdenas del Río inicio el proceso de estatizar la propiedad del petróleo, del que luego dijeron, es de todos los mexicanos.


Por todo ese tiempo, hay que decirlo, Pemex fue de los mexicanos, financió el desarrollo, nos mantuvo a flote en los días aciagos, ha sido capaz de mantener al país en movimiento con obra pública, y pagándole a los doctores y maestros los servicios de salud y educación que prestan, por eso hay que decir que la paraestatal ha sido tan de nosotros porque, de no ser por sus recursos, ya habríamos tenido unos 10 revoluciones más o la gran mayoría de nosotros habría muerto de hambre.

Vamos, Pemex ha sido muy generosa con México, mantuvo a muchos políticos, sació la voracidad de algunos de ellos, fue capaz de financiar campañas políticas del PRI y del PAN, le han saqueado miles y millones de dólares y aún así ofreció recursos suficientes para apoyar a los más pobres.

 Hoy sabemos, por ejemplo, que durante el gobierno panista de Vicente Fox y Felipe Calderón los hijastros del primero, los Bibriesca Sahagún, crearon una empresa que se ganó más de tres mil millones de dólares en los 12 años (unos 40 mil millones de pesos) y la voracidad los llevó a defraudar con 585 millones de dólares a Banamex, y el no tener madre y ser insaciables los condujo a robar al IMSS y al Infonavit al que no le pagaban las cuotas de trabajadores de manera correcta, sin importarles que millones de mexicanos no pudieran surtir sus recetas por falta de dinero es esas dependencias que también saqueaban sus titulares.

Eso fue en los gobiernos del PAN, en la vida del PRI igual se deben contar innumerables casos, todos muy similares, el más sonado fue el del préstamo de 500 millones de pesos que le hizo el gobierno al sindicato de trabajadores de Pemex y que fueron a parar, presuntamente, a la campaña por la presidencia de la República de Francisco Labastida Ochoa, el que perdió con Vicente Fox.

Por si ello fuera poco, la vida de jeque árabe o de reyezuelo que se da Carlos Romero Deschamps, dirigente del sindicato de trabajadores de Pemex, y los príncipes y princesas de sus hijos que viajan en avión privado, tienen departamentos valuados en 10 millones de dólares en Miami, y autos de un millón y medio de dólares, son la prueba de que el negocio sucio en esa paraestatal es más grande de lo que cualquiera de nosotros puede imaginar.

En esas condiciones, y al observar el enorme negocio que significa Pemex, fue que el gobierno de Enrique Peña Nieto se preparó para dar la estocada final, con una serie de reformas pretende vender el negocio del petróleo, o lo que es igual, permitir que dinero privado se invierta para que sus amigos, allegados o cómplices, se queden con las ganancias que ahora mantienen al país.

En ese negocio, por supuesto, están los priístas y panistas, ambos grupos parlamentarios en el Senado y en la Cámara de Diputados trabajan fuerte para hacer sus leyes que les permitan descararse, de una vez y por todas, en el saqueo que hacen a esa empresa, la más saludable de todas las existentes en el mundo.

Obvio es que el PRD y otros partidos que fingen ir en contra de la reforma tampoco se meten a fondo, algo hace presumir que en el negocio están todos, aunque unos como socios mayoritarios y otros como si fueran el sindicato, nomás mamando sin hacer nada.

El caso es que hoy 18 de marzo se festina, celebra, conmemora, como le quiera llamar, el inicio del proceso de estatización de Pemex, proyecto del que las reformas de Enrique Peña Nieto dejaron muy poco, o casi nada.

Bueno, lo único que nos puede salvar es que la voracidad de panistas y priístas frene un poco más la promulgación de las leyes secundarias de la reforma energética, porque en la búsqueda de impunidad por el caso Oceanografía, para que no se meta al bote a ningún azul encumbrado, el PAN se puso difícil.

Esperemos que en esos malentendidos  se decidan hacer una mejor reforma, con el objetivo de beneficiar a todos, cosa que se ve difícil, ya verá que pronto se ponen de acuerdo en que ellos prefieren meter al bote a unos cuantos que perder el dinero que les dejará este negocio que se ve será a montones.

¿Y qué celebramos?, a estas alturas prácticamente nada, de aquella expropiación petrolera quedará poco luego de que el PAN, PRI, PRD y demás partidos decidan como saquear aún más el dinero de la nación, y ahora sí, agárrense, porque ni modo que los empresarios vayan a donar su dinero para financiar obras, o la educación, o la salud, lo que significa que esto va a tronar, y tronará pronto.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com



Etiquetas:   Enrique Peña Nieto   ·   Congreso   ·   Reforma Energética   ·   PEMEX

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora