Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Sociedad   ·   Automóviles   ·   Cuba



Inflación para Principiantes: ¿Por que no te alcanza la plata?


Inicio > Economía
30/06/2011


5360 Visitas



Inflación para Principiantes: ¿Por que no te alcanza la plata?


 

 

El Falsificador

 

Imaginemos que el señor A un día construye una maquina mágica de imprimir billetes. Los mismos son exactamente iguales a los que todos llevan en los bolsillos y no hay manera de distinguirlos. Ese falsificador tiene un privilegio que nadie más tiene: si necesita algo puede imprimir todo el dinero que quiera. Supongamos que él, antes de inventar la maquina, iba una vez a la semana a comprar carne: el domingo para hacerse un asado con la familia o amigos. Pero ahora puede imprimir dinero, así que puede ir al carnicero mucho mas seguido que antes. Por lo tanto falsifica unos cuantos pesos y va a la carnicería cinco veces a la semana esta vez, de hecho invita a sus amigos quienes también disfrutan la repentina y misteriosa riqueza del señor A. El carnicero ahora ha recibido el nuevo dinero falso por venderle carne al señor A, y al mismo tiempo ha visto que sus existencias de carne han disminuido mucho mas rápido de lo que estaba acostumbrado debido a esas ventas. Así que va al mayorista de carne a pedir un reabastecimiento mucho mayor al habitual, pagando con el nuevo dinero emitido. El mayorista a su vez va al matadero a pedirle mas carne de lo acostumbrado, acá es donde la mayor demanda ejerce más presión. La cantidad de vacas no ha cambiado de lo que se venia produciendo (nadie esperaba el aumento de demanda porque nadie previó la aparición del falsificador), pero ahora hay mas demanda, y como el mayorista tiene mas dinero (falso) en la mano podrá pagar un mayor precio por obtener mas cantidad de carne. A los precios anteriores no hay carne suficiente para los reabastecimientos. El precio deberá subir (la demanda monetaria supera la oferta real de carne). El matadero subirá el precio de la carne al mayorista, este a su vez le deberá vender más caro al carnicero. A la semana siguiente cuando una señora vaya al carnicero vera que el precio de la carne ha aumentado, ella no tiene la maquina ni ha recibido el nuevo dinero falso, con el dinero que posee deberá comprar menos carne o comprar la misma cantidad y menos de otras cosas. La señora se quejará al carnicero por la inflación de precios y este solo podrá decirle que “sus costos” han aumentado y tuvo que subir el precio.

 

¿Que ocurrió?

 

Pero los precios no suben porque suben los costos. En economía se sabe que los costos no determinan los precios, es al revés: son los precios los que determinan los costos. El carnicero pago (determinó) el precio mas alto de la carne (el costo) porque esperaba venderla a un precio mas alto, sino no hubiera pagado la carne. La suba de precios no es culpa del carnicero, ni del mayorista, ni del matadero “formador de precios”. Lo que en realidad ha ocurrido es que el falsificador ha demandado mucha más carne a costa de que otros demanden mucha menos. El puede demandar mas por su situación privilegiada. La cantidad de carne no ha aumentado, si el falsificador tiene mas carne alguien debe tener menos. En este caso la señora, que no tiene mas dinero, tiene menos carne (aun si compra la misma cantidad de carne, tendrá menos de otras cosas) porque el falsificador tiene mas. En la situación de esa señora, estarán muchas otras, pues solo el falsificador tiene nuevo dinero, el resto de la sociedad no. El falsificador se enriquece en la medida en que el resto de la sociedad (señoras y otra gente que no recibió el dinero emitido) se empobrece. Se han redistribuido las existencias de carne a favor del emisor de billetes, y en contra de los que no pueden emitir. El emisor gana a costa de que el resto pierda. A la señora, y al resto, no “le alcanza” para comprar carne como antes porque ha sido expoliada por la actividad fraudulenta del emisor.

 

El Banco Central: Una Gran Maquina Falsificadora

 

El ejemplo del falsificador sirve para probar un punto bastante obvio a esta altura. ¿Quién tiene el monopolio de la emisión del dinero que usamos todos? ¿Quién esta en la misma posición privilegiada que el falsificador? La respuesta es: el Banco Central de la Republica Argentina. El es el emisor único del dinero que todos usamos. A el se le aplica todo lo que corresponde al falsificador, la única diferencia es que al proceso de falsificación eufemísticamente se lo suele denominar “política monetaria expansiva”. El Banco Central puede imprimir dinero y dárselo a determinados grupos (bancos, empresas, gobierno, etc.) ellos a su vez serán los más beneficiados. Se enriquecerán a costa de todo el resto de la sociedad. Por ejemplo para hacer un “Tren Bala” que cueste $100 millones, simplemente se los mandara a imprimir al central. Con ese dinero se paga a la empresa encargada de realizarlo, esta es la más beneficiada obteniendo ganancias cuantiosas que consumirá o reinvertirá. Cualquier alterativa implica aumentar la demanda monetaria y los precios. A su vez los trabajadores de la misma empresa también reciben el nuevo dinero en forma de salarios y demandan más de lo que desean, ellos también contribuyen a la suba general de precios. Todos los demás que no trabajan en la empresa de trenes, no ha recibido dinero nuevo y verán desesperadamente que los precios suben periodo tras periodo (por la mayor demanda de la empresa y trabajadores del “Tren Bala”) mientras sus ingresos no. Los grupos privilegiados del gobierno ganan a costa de que todo el resto de la sociedad pierda. El dinero emitido por el central se ira filtrando, con las compras, en la sociedad y al final todos recibirán una parte del mismo, pero eso llevara necesariamente tiempo. Durante el mismo unos se harán mas ricos (los que primero reciban el dinero y compren a precios que no suben todavía) mientras otros se volverán más pobres (los que lo reciban al último y tengan que pagar precios ya aumentados, y que encima los estuvieron pagando cuando sus ingresos no subían todavía).

 

Conclusión

 

La pregunta ahora es: ¿En que grupo estas vos? La respuesta es simple. Si durante los últimos años inflacionarios has notado que no te alcanzaba para llegar a fin de mes, si has visto que trabajando igual o mas sos más pobre, si ya no podes hacer esa salida a tal lugar porque se hizo muy caro (para vos), si tenes ese extraño sentimiento de que trabajas y alguien te roba el fruto de tu trabajo. Ahora sabes la respuesta, tu pobreza (y la de muchos otros) se debe a la riqueza de unos pocos que supieron estar con el poder de turno. Tu dinero, que ganas honradamente trabajando, vale menos porque el órgano encargado de emitirlo (Banco Central de la Republica Argentina) expande su cantidad para dárselo a grupos privilegiados. Esa cena afuera que se volvió un “lujo”, no te lo podes dar porque tu riqueza real fue expoliada por el falsificador “legal” para darse a otro. El que emite no produce nada para obtener el dinero, en cambio vos tenes que producir (trabajar) para conseguir el efectivo. Como vos producís por un lado y por otro alguien obtiene productos sin hacer nada a cambio (solo imprime papeles), te están robando vía el fraude. El Banco Central y el Gobierno jamás admitirán este hecho, nunca, siempre encontraran un culpable: “inflación de costos”, “formadores de precios” (la culpa es de los vendedores), “inflación de demanda”, “puja distributiva” (la culpa es de los compradores), “los especuladores”, “el dólar” (la culpa es de los extranjeros), etc.

 

Pero vos ya sabes. Tu dinero vale menos por culpa del Gobierno y el Banco Central. Cuando no te alcance para llegar a fin de mes, siempre mirà un billete y veras (en el centro y arriba del mismo) el nombre del culpable.



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

5 comentarios  Deja tu comentario


Guillazo , Economía y Empresariales Exacto! La “formula mágica” para crecer es:

Ahorro -> Inversion -> Bienes de capital -> Acumulación de capital -> mayor productividad -> mas cosas -> mayor consumo

Para consumir, *primero* hay que producir cosas que la gente demande. El consumo esta al final de la formula!! No se puede ir al revés…




Agustín García, Economía y Empresariales Una explicación muy interesante y clara sobre cómo funciona este robo encubierto y sistemático. Es hora de que la dirigencia política entienda que la máquina de hacer dinero no es la máquina de la felicidad, pues el despilfarro y la desmesura a largo plazo nos cuesta caro. La inflación una vez introducida en la economía demanda un gran sacrificio erradicarla.
La economía tiene recursos limitados y por ende el crecimiento es limitado. Si se quiere crecer más se deben ocupar más recursos y si los recursos se agotan hay que apelar a inversiones que mejoren la productividad. De esta manera todo ingreso extra que se genere tiene como contrapartida un bien o servicio producido. De lo contrario, si la autoridad monetaria se dedica sólo a imprimir billetes, la moneda termina valiendo lo que vale el dinerito del juego "Monopoly". De ahí la famosa anécdota de la Alemania de la segunda guerra mundial y su hiperinflación, la cual cuenta lo vivido por una señora que fue a comprar pan con una carretilla repleta de Reichmarks. Cuando deja la carretilla afuera para entrar al negocio, descubre que una mano negra se llevó lo que ella dejó en la vereda. Lo más grave de todo fue que le robaron lo más valioso: dejaron los millones de reichmarks y se llevaron la carretilla...


Rosa Quintana, Excelente por la claridad y practicidad cotidiana con la que explicás el tema de la generación de inflación, en la cual parece que los responsables no tienen nada que ver y los ciudadanos de a pie sentimos día a día el aumento de los precios y los salarios pierden su valor real.
Muchas gracias!!!
Saludos desde Corrientes- Argentina


Guillazo , Economía y Empresariales Gracias! Tenes razón, lo que explique arriba solo se aplica mientras la gente este engañada y no se de cuenta de la acción fraudulenta del falsificador (central). Pero a medida que su acción se extiende en el tiempo mas, mas gente se da cuenta que su dinero vale menos y despierta. Un dia (y este es imposible de prevenir) toda la población se da cuenta del robo sistematico del emisor monetario y tenes una hiperinflacion. Que de hecho es la ultima arma del ciudadano para defenderse de la agresión del banco central, las personas se dan cuenta que cada año les roban una parte del dinero que tienen y se vuelcan a deshacerse de el antes que ocurra. La manera que tienen los individuos de protegerse contra el robo fraudulento es quitarse lo mas rápido que puedan el billete de encima, al hacerlo hunden el sistema monetario del gobierno (con el cual él mismo robaba a su población con el impuesto oculto inflacionario) y comienzan a comerciar con otras monedas extrangeras(dólares, libras), locales o via trueque. La inflación solo funciona cuando la mayoría de la población esta engañada, cuando todos se dan cuenta o termina la inflación o termina la moneda.


Vicente Cabrera Chung, Felicitaciones por tu articulo. En el Perú de los 80's, sucedió lo que explicas, el Banco Central de Reserva del Perú realizo a travez del tiempo la Emision Inorganica de papel moneda, El final de esta mala practica lo pagamos a principios de los 90's. Un pan que costaba 1 Inti(nuestra moneda hasta ese momento), llego a costar de un dia para otro 1000 Intis




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21534 publicaciones
5230 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora