Neurocisticercosis

 

. La enfermedad tiene una amplia distribución mundial, con una prevalencia muy marcada en países subdesarrollados o en vías de desarrollo; la OMS ha calculado que más de 2 millones de personas son portadores de taenia solium y muchos más están infectados con cisticercos1. Las formas más importantes de adquisición de la enfermedad son la ingestión de agua contaminada con huevecillos de taenia solium y contaminación ano–mano–boca en individuos portadores del castado, con autoinfección o heteroinfección. Resulta lamentable que en países subdesarrollados la falta de higiene puede provocar alteraciones en las funciones más sofisticadas del cerebro humano.

La presencia de los parásitos puede provocar cambios estructurales en el sistema nervioso central, con una importante participación de mecanismos inmunológicos, provocando edema, gliosis reactiva y aracnoiditis, que puede condicionar a su vez endarteritis proliferativa con oclusión de la luz arterial, así como hidrocefalia; esta última también puede resultar por ependimitis granular en el caso de la neurocisticercosis ventricular

Las manifestaciones clínicas de la Neurocisticercosis pueden ser muy variadas, desde asintomática hasta prácticamente cualquier manifestación neurológica, lo que hace el diagnóstico muy difícil, estas manifestaciones dependerán de varios factores:

1) Localización del cisticerco:

• Espacio subaracnoideo (forma meníngea): o Sobre la convexidad de hemisferios cerebrales. o Forma racemosa cisticercos subaracnoideos de la base, del opérculo, cerebelo, mesencefálica, ambiens y en la magna.

• En ventrículos (forma ventricular) afecta más frecuentemente el IV ventrículo.

• En parénquima cerebral y médula espinal (forma parenquimatosa). Las formas meníngeas y ventriculares suelen ser más grandes que los cisticercos ubicados en el parénquima. Pero las parenquimatosas se localizan en zonas vascularizadas como sustancia gris cortical, y núcleos subcorticales.

• Mixtos.

2) Número de cisticercos.

• Únicos: más frecuentes en niños.

• Múltiples: más frecuentes en adultos.

3) Grado y tipo de inflamación del tejido del huésped

4) Estado biológico del parásito.

• Activos.

• Inactivos.

5) Estructuras del SN afectadas.

En Niños las manifestaciones más comunes son las siguientes:

- Crisis convulsivas: es la primera manifestación neurológica en el 94% de los casos en niños, que pueden ser en orden de frecuencia:

• Crisis parciales focalizadas.

• Crisis parciales que se generalizan secundariamente.

• Crisis generalizadas primariamente tónico-clónicas.

- Cefalea.

- Vómito.

- Trastornos de aprendizaje.

- Cambios conductuales.

- Otros como corea, parálisis de nervios craneales.

- Encefalitis: fiebre, cefalea, náusea, vómito, cambios conductuales, coma, irritabilidad y somnolencia, otros.

- Síndrome de compresión medular (Síndrome de Motoneurona inferior).

- Meningitis basilar crónica.

- Rara vez se observan hipertensión endocraneana o signos de focalización.

En el adulto las manifestaciones más comunes son las siguientes:

- Cefalea. - Hipertensión endocraneana. - Crisis epilépticas de comienzo tardío - Meningitis - Trastornos psiquiátricos - Conducta violenta - Depresión - Ansiedad - Demencia - Eosinofilia periférica - Psicosis - Problemas visuales - Parálisis facial - Monoparesia - Letargia - Hemiplejía - Deterioro mental y del leguaje - Náuseas vómitos - Problemas de atención - Anormalidades EEG

Para prevenir la cisticercosis, se deben tomar las siguientes precauciones:

 Lávese las manos con agua tibia y jabón después de ir al baño, cambiar pañales y antes de manipular o servir alimentos.

Eduque a los niños sobre la importancia de lavarse las manos para prevenir infecciones.

Lave y pele todas las frutas y legumbres crudas antes de comerlas. Evite comer frutas y legumbres crudas que no se puedan pelar cuando visite países en desarrollo.

Cuando visite un país en desarrollo: beba solo agua embotellada o hervida (por 1 minuto) o bebidas gaseosas (burbujeantes) enlatadas o embotelladas; no tome bebidas dispensadas por fuentes ninguna bebida con cubos de hielo, y filtre el agua a través de un filtro de “1 micrón absoluto o menos” Y disuelva pastillas de yodo en el agua filtrada

La prevención de la neurocisticercosis se realiza mediante el estricto control veterinario de la carne de cerdo para el consumo humano. El examen del tejido muscular permite hacer un diagnóstico y evitar su comercialización. Por otra parte, si la carne infectada se calienta por encima de los 50 °C el parásito deja de ser viable. Igualmente, si se detecta una persona portadora de teniasis debe ser tratada adecuadamente para evitar que elimine huevos y proglótides o pueda sufrir una autoinfestación que ocasione cistcercosis.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales