Reconstrucción: entre el Avance y la Expectativa.

Los resultados de la última Encuesta de Percepciones Políticas y Contingencia, publicada por el Centro de Estudios Corbiobío, muestra una evaluación deficiente de la población respecto del proceso de reconstrucción. En efecto, no más del 13% de los encuestados considera el proceso como muy avanzado o avanzado, frente a un 53% que lo considera poco o muy poco avanzado; a ello se suma que prácticamente el 70% de la población considera que el proceso ha demorado más tiempo del esperado.

 

. En efecto, no más del 13% de los encuestados considera el proceso como muy avanzado o avanzado, frente a un 53% que lo considera poco o muy poco avanzado; a ello se suma que prácticamente el 70% de la población considera que el proceso ha demorado más tiempo del esperado.

Más allá de la objetividad que `se encuentra en el fondo de la percepción ciudadana, donde se da un efectivo retraso en el proceso de reconstrucción, reconocido por la autoridad, un elemento que resalta es la cuidadosa gestión que se ha de tener en la construcción de expectativas en torno a planes y proyectos. Al respecto, promesas sin cumplir tienden a doler más que planes que fallan, porque puede fallar, pero en lo cual no se han cifrado mayores expectativas.

En este contexto resalta que, en mirada evolutiva, la percepción de escaso avance en el proceso de reconstrucción se haya incrementado tanto desde la muestra de marzo de 2011 hasta la actual, contrastando con la estabilidad de la misma en cuanto a que ha tomado más tiempo del esperado. En efecto, porcentajes importantes de población esperaban una reconstrucción que tardaría menos y ello es parte de un mensaje de prioridad y sentido de urgencia que había calado hondo en las expectativas ciudadanas, que hoy esperan ver resultados acordes a dicha promesa. Ello forma parte de la evaluación ciudadana, que a su vez pronostica mejores resultados cuando se sinceran trabas y nudos que enfrentan los planes y se promueve una participación ciudadana más profunda en el proceso. Ello es un ingrediente que habrá de agregarse a la gestión pública para mejorar sintonía con los requerimientos y expectativas de la población.

* Columna publicada en Diario de Concepción, edición miércoles 29 de junio de 2011. http://www.diariodeconcepcion.cl

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales