Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Muerte   ·   Cultura   ·   Lectores   ·   Pandemia   ·   Vacunas   ·   Lectura   ·   Alimentos



¿Es Ucrania una continuación de las Revoluciones Árabes?


Inicio > Política Internacional
26/02/2014


1614 Visitas



La  atención del mundo se  sigue centrándose  en los acontecimientos  que se desarrollan en Ucrania  a pesar  de que ya  habían trascurrido  tres meses  desde el principio de las acciones de protesta en la plaza central de Kiev  “Maidan” (Nezalezhnosti  o Plaza de la Independencia), lo que permite  con cierto grado de confianza, hacer las primeras conclusiones de lo que ocurre en este país. A pesar de las diferencias entre la primavera árabe  y el invierno ucraniano,  existe  cierta similitud  entre  ambos  sucesos. Las  masivas protestas en Ucrania  más o menos   mantienen el mismo esquema: algunas exigencias licitas  de  parte de la población, luego la organización de protestas masivas, exigencias de reformas y casi al unísono, de pronto aparecen exigencias maximalistas, junto con  disturbios, incendios y asesinatos. Como se observa, el tono de las mismas  viene  dado por los partidos nacionalistas y otros  movimientos radicales, algunos  de los  cuales  rayan en lo ilegal. Tales corrientes en Ucrania   hasta el momento actual  estuvieron sobreviviendo prácticamente en la clandestinidad, tal como en su momento actuaban los  “hermanos musulmanes” en Egipto, los movimientos  oposicionistas en Libia  y  los grupos yihadistas en Siria.


Por su parte  Washington, que fisiológicamente  no  admite  el resurgimiento de la nación eslava  personificada por Rusia, Ucrania y Bielorusia, y mucho menos empujada por la locomotora financiera  rusa, es reacio a  la  colaboración entre estos países  y mucho menos admite su eventual  unidad, por lo que no se escatima esfuerzo en apoyo a los nacionalistas ucranianos  y en particular en la defenestración definitiva del presidente ucraniano,  Viktor  Yanukovich,

En la Casa  Blanca  se piensa  que  Ucrania se  encuentra  significativamente lejos  de los Estados Unidos,  pero se olvida que el extremismo  trabaja silenciosamente y que no reconoce fronteras; baste recordar  los ataques del 11 de septiembre por parte de al Qaeda, cuyo origen geográfico  se ubicaba en Afganistán y Pakistán.

La idea en relación a los acontecimientos en Ucrania, es  orientarlos a favor de los intereses  de la Unión Europea, apoyándose  en  partidos políticos  leales, para así completar  el proceso, con la realización  de nuevas elecciones  presidenciales y del parlamento. Cumplida dicha fase,  se pretende pasar  sin oposición, a  la integración de Ucrania con las estructuras europeas occidentales. Sin embargo, dicho objetivo encuentra serios tropiezos, toda vez  que tanto, Washington como Bruselas  se muestran renuentes  a resolver los problemas económicos  de Kiev y al contrario  se esfuerzan en apoyar  los movimientos nacionalistas y extremistas, lo que eventualmente conducirá a la partición del país, y en  consecuencia,   al aborto de sus propios planes de integración  de toda Ucrania a las estructuras de la OTAN y la Unión Europea.

La confirmación de tal política  se hace  evidente, cuando los medios de comunicación  alertan sobre las discrepancias entre los lideres del movimiento opositor  o sector  del ala mas radical de la ultra derecha  ucraniana,  que dirige Dmytro Yarosh y  que  organiza el bloqueo  a la plaza Maidan  y   Arseniy Yatsenyuk (líder del segundo partido más grande de Ucrania, Unión "Patria" y de la facción parlamentaria  “Patria”) y las asignaciones financieras   de los patrocinadores del movimiento, que exigieron cumplir  con los planteos  de los sectores extremistas. Si  no se lograba tal acuerdo, se privaría  de la financiación  a los candidatos  para el futuro reparto del poder. Tales exigencias es  lo que finalmente explica que Yarosh tuviese que pactar con el sector de Yatsenyuk. Lo anterior  se manifiesta  en el curso de los acontecimientos posteriores, los cuales evidenciaron el paso a  primera fila, de los políticos  de  la  “oposición moderada”, en detrimento de los elementos  radicales, y la intervención de  Catherine Ashton (Alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad), la  cual delineaba los pasos  a seguir en la Ucrania post-Yanukovich, es decir, amnistía general, cambios en la constitución del país, y convocatoria de elecciones generales.

Hasta aquí el guión se  desarrollaba  a  pie juntillas, sin embargo, luego de la reunión Merkel-Putin, que   anunciaba que la ayuda financiera de Moscu, se mantenía en firme, los planes transitoriamente se trastocan. En vista que de  dicho conclave al mas alto nivel, se vislumbraba una salida, que permitiría a los ucranianos  pacíficamente tomar sus propias decisiones, se decidió pisar el acelerador del curso violento, lo que  termina con los últimos trágicos sucesos y su secuela de muertos y heridos. A la luz  de los recientes  acontecimientos, se determinara, si en verdad  occidente esta realmente interesado en  ayudar a  la   enferma economía ucraniana,  o si  son solo  cantos de sirena,  que quedaran como siempre convertido en promesas.

Euclides E. Tapia C. Profesor Titular  de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá



Etiquetas:   Movimientos Sociales   ·   Revolución Árabe   ·   Ucrania

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21909 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora