Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   Pandemia   ·   Automóviles   ·   Tecnología



20 años de TLC


Inicio > Política Nacional
20/02/2014


953 Visitas



Bajo el lema “América del Norte del siglo XXI, construyendo la región más competitiva y dinámica del mundo”, el presidente Enrique Peña Nieto, fue anfitrión del presidente Barack Obama y del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, quienes refrendaron los acuerdos comerciales que permitieron en 1994 la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y plantearon además relanzar la competitividad comercial de la región.


Como dijera Jorge G. Castañeda, “20 años después de la entrada en vigor, tal vez lo único en lo que todos podemos estar de acuerdo, es en que todas las partes exageraron: el TLCAN no trajo ni las grandes ganancias que propusieron sus defensores, ni las pérdidas dramáticas que advirtieron sus adversarios”. Lo que no es debatible, es que dos décadas después, el norte del continente es un lugar distinto y México un país diferente, incluidos sus desequilibrios regionales y enormes desigualdades.

Los tres países llegan a la cumbre de Toluca con un crecimiento en el comercio del 350% en los primeros 20 años del Tratado. Según análisis de la Cámara de Comercio del vecino país del norte, Estados Unidos y México registraron en 1993, un año antes del acuerdo, una balanza comercial de 81 mil millones de dólares, con un superávit favorable a la economía estadunidense de mil 600 millones de dólares. Para el año 2013, los dos países alcanzaron una marca histórica en su comercio, superior a 500 mil millones de dólares, con un superávit por 54 millones de dólares a favor de México.

Las exportaciones de México dieron un salto exponencial pasando de 60 mil millones de dólares  en 1994 a casi 400 millones de dólares en 2013. Las cifras confirman los avances.

En la reunión de Toluca se pusieron sobre la mesa temas como el energético, las telecomunicaciones, ampliar la conectividad aérea, así como la interconexión entre los tres países y potencializar la actividad comercial y el aprovechamiento de las cadenas productivas propias de cada país, así como el mejoramiento de los cruces fronterizos, tanto de mercancías como de personas.

Se acordó además la integración de los tres países en el Acuerdo de Asociación Transpacífico, donde ya participan Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Australia, Brunei y Vietnam, lo que vendría a consolidar la zona como una de las más competitivas del mundo. No obstantes los riesgos, que ya conocemos y padecimos; vale la pena jugar en las grandes ligas, ahí es donde se aprende dicen los futbolistas.

Lamentablemente, temas como la seguridad y el narcotráfico, o no nos informaron o no fueron tratados, más aún cuando datos de la cancillería para América del Norte reportan que los tres países suman un capital humano de 450 millones de personas y la región genera cerca del 30% del Producto Bruto Mundial. Juntos, los tres países hacen lo que 13 países en Asia y 28 en Europa y el comercio trilateral supera el trillón de dólares americanos.

En la coyuntura actual, por razones geográficas, culturales e históricas, nuestro país puede y debe fortalecer todavía más sus relaciones, no sólo con el norte, sino con los países de todo el continente, jugando el papel de bisagra, tal y como lo hizo recientemente en Colombia con la firma de la “Alianza del Pacífico”, la cual integra comercialmente a los gobiernos de México, Colombia, Chile y Perú.

El TLC nos ha costado, “sangre, sudor y lágrimas”. No ha sido fácil para nuestro país jugar en una cancha tan dispareja; sin embargo, los resultados en términos económicos son favorables, las cifras lo demuestran. Otra cosa muy diferente sería endilgarle al TLC nuestras ineficiencias como país. Tal vez la pobreza sería peor sin el acuerdo comercial con los vecinos del norte.

La expectativa que se abre después de la reunión de Toluca, nuevamente en términos económicos, es alentadora para el crecimiento y el empleo que tanto necesitamos, pero éstos no caerán del cielo, la coyuntura que vivimos, junto con las Reformas logradas, exigen de sociedad y gobierno aplicarnos a fondo y poner en juego nuestras ventajas competitivas, principalmente la mano de obra y los energéticos, así como actualizar nuestra infraestructura y recuperar la capacidad para generar bienes de capital y sacar provecho de un acuerdo comercial que nos guste o no, llegó para quedarse.

Y si usted, lectora, lector querido, no tienen inconveniente, nos leemos el próximo jueves.

contacto@pedrodeleon.mx twitter: @Pdeleonm                        19 de Febrero del 2014.

Facebook: Pedro de Leon Mojarro.

*Coordinador de Delegaciones de la SEDESOL.

http://pedrodeleon.mx/





Etiquetas:   Política   ·   Políticas Sociales   ·   Políticas Públicas   ·   Partidos Políticos   ·   México

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22482 publicaciones
5322 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora