Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Economía   ·   Cine   ·   Cultura   ·   Adicciones



El país de las Barbie...


Inicio > Política Nacional
15/02/2014

759 Visitas




El Aminoguana jugaba fútbol como pocos, se acompañaba en el extremo por “La Fisga” y La Muerte, atrás, El Negro era el defensa junto con El Gordo, El Morro, El Enano y La Perica, El Pollo era portero, los partidos de fútbol se realizaban en la calle de “abajo”, allá donde vivía Mocosclaros, antes de llegar a la casa de El Cura, todos ellos conocidos de la infancia, de tardes de diversión.



Sus nombres no los recuerdo con exactitud pero a todos los saludo con gran camaradería cuando me los encuentro, bueno, de hecho no sé si todos tengan un nombre pero conozco a la perfección el origen de sus apodos, Aminoguana surgió de un chiste de negritos africanos y su titular era precisamente eso, negro de piel, La Fisga se ganó el mote allá por los 12 o 13 años de edad cuando de pronto lo veíamos hacía arriba y flaco flaco, La Perica tenía una pronunciada nariz, El Pollo había nacido a los 21 días de casados sus papás, y El Cura siempre vestía de negro, aunque el mote era por la risa que causaba su aspecto, “está bien cura”, decían, obvio es que El Gordo, El Morro, El Enano, Mocosclaros y la muerte que no se veía si se ponía de perfil no requieren explicación alguna.



En realidad no recuerdo que alguno de ellos se molestará por su apodo, de hecho se presentaban la gran mayoría con el mismo, así crecimos, entre los corridos de Camelia la Texana, La Banda del Carro Rojo, El Capitán Fantasma, Contrabando y Traición, y más guapachosos con Sergio El Bailador y El Pipiripau, mismamente tengo la certeza que mis amigos no se hicieron narcos ni bailarines.



Eso sí, bajo los efectos de la caguama recuerdo una ocasión a El Cara (un hombre feo como pocos), cuando fuimos al entierro de un familiar y lo acompañaron con fara fara, pedirles que cantarán “una de balazos”, pelearse con los músicos porque no lo complacían para terminar gritando, como si estuviera en el fondo de una cantina, cuando se entonaron con Te Vas Ángel Mío, pero de ahí no pasaba.



Muy cierto, todos los apodos eran de burla, o bulliying como le conocen ahora, pero nada que ver con la discriminación, vaya, llegaron a ser tan populares que los mismos padres se los repetían a sus hijos que se divertían con las grabadoras en las calles, era parte de la naturaleza de todos nosotros, mexicanos, tamaulipecos, victorenses al fin, muy acostumbrados a burlarnos de todo, hasta de la muerte, es, para sintetizar, nuestra idiosincrasia.



Todo esto viene a colación porque en México hay una camada de políticos que nos quieren picar los ojos, vernos como si fuéramos niños chiquitos, y nos pretenden entretener con un dulce, con algo que causa risa y al final coraje por el tiempo y el dinero que se desperdicia en el gobierno, entendiéndose los Congresos de los Estados, y el Federal, como parte del mismo en tratar dichos temas..



Ahora nos salen legisladores, en casi todos los Estados, con que quieren prohibir los corridos, eliminar de la prensa las notas que resalten la burla de los delincuentes comunes a las autoridades, que hagan una “apología” de los delincuentes mayores, y en Tamaulipas (como en muchas otras Entidades) se le ocurrió al diputado del Partido Movimiento Ciudadano Alfonso De León Perales, proponer reformas a la ley para castigar a quien le llame gordos a los gordos.



La verdad es que ni el crimen, ni el bulllying, se van a prevenir con reformas que se hagan a las leyes, mucho menos acabará eso que ellos llaman discriminación y no pasa de ser parte de nuestra cultura popular, le repito, de nuestra naturaleza, de nuestra idiosincrasia.



Entonces, lo más sano es que los legisladores se metan a estudiar los problemas reales de la sociedad, que recorran las colonias, que visiten a los empresarios, que le pregunten a los doctores, a los maestros, a las amas de casa, por dónde se deben ir, que deben analizar y mejorar que que esta sociedad funcione mejor.



Quizá hacen falta valores, quizá retomar el control de los maestros en las escuelas, fortalecer programas de becas, reducir los golpes al bolsillo que se da a la gente con cobros de impuestos, buscar la manera de inhibir la corrupción y la impunidad, tal vez eso si haga falta y si cambie y frene al delito, genere más empleos, y procure un mayor bienestar de la gente.



Es verdad, el doctor Alfonso de León es una buena persona, trabaja, no hay duda, tiene propuesta, pero seguramente se dejo llevar por el canto de las sirenas, alguien le endulzó el oído, o quién sabe, pero esperemos que las cosas cambien, y que otros legisladores busquen temas serios para meterlos a la agenda nacional antes de que la basura legislativa gane terreno.



Me gusta, por ejemplo, la propuesta que hace el mismo Alfonso De León Perales para que se tome un punto de acuerdo y pedirle a la UAT que cree una Facultad de Medicina en esta capital que tanta falta hace porque los muchachos con esa vocación se tienen que ir a Matamoros, a Tampico, o a otros Estados, también me agrada que se le pida a esa institución un programa de becas para garantizar que todos sus muchachos terminen los estudios y de la mejor manera, le digo, el doc tiene propuesta.



Vamos, ojalá regrese la cordura a los Congresos de todos los Estados, también al Federal, y que la agenda sea la que este México requiere para ser mejor, y no que se busquen reflectores, o circo, o hacer importante algo que realmente para la gran mayoría no lo es, tan no lo es porque no somos el país de las Barbie, aquí somos negros, chaparros, panzones, o gordos, y medios feos, ah, pero todo eso lo suplimos con talento.



Le dejo el twitter @gatovaliente para que nossiga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com





Etiquetas:   Salud   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Reforma Educativa   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18541 publicaciones
4697 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora