La incómoda Transparencia

 

. Es como si en el circo romano el pueblo alimentado a pan y circo, presionara a gritos al emperador para decidir la suerte final de los gladiadores en la arena y que éste terminara complaciente frente a sus presiones. 

Entrar a la vitrina política no es menor. Es entrar desnudo ante la inquisición.  Lo que dijiste o hiciste en toda tu vida sale a flote y es como una autopsia anticipada.Si en la escuela primaria le tiraste la trenza a una compañerit,  tienes antecedentes de violencia o de acoso.Si hiciste copy paste en una tesis, si de niño te quedaste con el vuelto o marchaste  con una compañera del PC a la que querías pincharte, todo queda a merced de esa chusma inconsciente y anónima que surge con más hambre que el monstruo de la Quinta Vergara para chaquetear al osado que intenta saltar al poder.

Es el escenario que hemos visto y seguiremos viendo en esta sociedad mediática donde impera la imagen y todos actúan en función de ello, sin importar mayormente el ideario que se defienda, ya que en la velocidad en que se vive nadie tiene tiempo para temas densos. 

Para bien o para mal que los representantes de la ciudadanía tengan que pasar el test de la blancura es positivo para la convivencia, pero también está el riesgo de que se use este enorme potencial de las redes para mancillar y destruir con montajes maquiavélicos a un adversario. 

La Internet es un espacio que tiende al infinito y donde cada quien vocifera lo que quiera y puede que otros lo sigan, le contesten o símplemente lo insulten,  descalifiquen y lo crucifiquen ante la mirada amorfa de este monstruo que pasa a ser el sexto poder, más influyente que el 5to poder que se asignaba al periodismo.Crear hoy opinión pública no es cuestión de editoriales agudas, sino de posicionar una tendencia en Twitter. La sobre exposición de una  persona pública la deja a merced de estos nuevos vectores de poder.

Transparencia,  pero nunca tanto.

Es lo  que deben pensar hoy los candidatos a cualquier parcela o macetero de poder dentro del nuevo gobierno, ya que estarán siendo auscultados por el monstruo de mil cabezas y sus espejos. Pero preferible al secretismo de los palacios amurallados.

_________________

Periodismo Independiente,  5 de febrero 2014 @hnarbona en Twitter. 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales