Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Salud   ·   Nutrición   ·   Belleza   ·   Mundo   ·   Reflexión


Reseña literaria " Inés y la alegría" de Almudena Grandes


Inicio > Cultura
01/02/2014


550 Visitas



Querida Almudena Grandes, la alegría es mía. Tu Inés ha caído en mis manos tres años después de que se convirtiera en novela y media hora después de haber cerrado el libro me he sentido triste. Simplemente porque se ha acabado. “Inés y la alegría” es un novelón espectacular, deslumbrante, emocionante… Es la primera de las seis entregas de los“Episodios de una guerra interminable” con los que Almudena Grandes quiere homenajear a Galdós.


En estas setecientas páginas he tenido la oportunidad de saber de la desconocida operación de la invasión del valle de Arán en 1944, en la un pequeño ejército de guerrilleros están dispuestos a cambiar el curso de la España franquista, gracias a la maquinación desde Tolouse de Jesús Monzón, un hombre de peso menor en PCE que no puede luchar -aunque tiene méritos y capacidad de sobra-contra los hilos que se mueven en las altas esferas del partido, repartidos a miles de kilómetros de distancia.

Inés es la republicana que escapa de las fauces de su hermano falangista para unirse con su caballo, tres mil pesetas y sus rosquillas a la hazaña de Arán, que finalmente acaba en agua de borrajas. Pero a pesar de todas las decepciones, Inés y su alegría se mezclará con la vida de ese pequeño ejército que cuenta en sus filas con Galán, quien se convertirá en su hombre para siempre. Con ese magistral dúo, Almudena Grandes tejeráuna historia no sólo de amor con mayúsculas sino de compañeros de batalla que nunca dejarán de ser familia. Una familia que crecerá, se reproducirá, a veces se morirá, otras resurgirá de las cenizas, pero que siempre será un ente al que la guerra mantendrá unido hasta el fin de su existencia, vivan donde vivan, amen donde amen.

Su guerra es una de las que se disputan -partiendo del grupo de los exiliados españoles en Francia que se unen a la resistencia contra los nazis- entre tantas páginas: las diplomáticas, las políticas y las de sangre. Esta última, la que tiene color rojo en todos los sentidos, es la suya, la de los peones de la lucha a pie de campo, la que hace el trabajo “sucio” y más duro.

Son distintos y múltiples los escenarios que se mueven en la novela mezclando realidad y ficción con una maestría literaria y argumental que provoca desmayos. Dios mío, qué capacidad tan apabullante para ordenar datos, fechas, nombres, sucesos y por tanto, qué deslumbrante labor de documentación previa y necesaria para relatar con seguridad todos y cada uno de los hechos que se relatan.

La frase que Almudena Grandes convierte en letanía a lo largo de la obra“la historia inmortal hace cosas raras cuando se cruza con el amor de los cuerpos mortales”, me impresiona por su literalidad. Porque en ella parece basarse su historia llena a su vez de historias, donde los hechos históricos y el amor de las respectivas vidas de todos y cada uno de sus protagonistas -hasta el de La Pasionaria con su amante- se chocan, se mezclan, se pierden unas con otras, para lograr que suframos como condenados y a la vez, disfrutemos de un éxtasis inigualable.

Inés es la cocinera de los guerrilleros, sus platos son su particular manera de mantener la calma, de concentrarse cuando las cosas van mal, es el espíritu que levanta a muchos de los que la rodean, el palpitar de su Galán, quien disfruta tanto de hacer el amor a Inés como la guerra al odiado general de sus pesadillas. Y es que Galán vive y quiere vivir al límite. No sabe no hacer la guerra. Es lo que mejor que sabe hacer y en todos los formatos posibles: tanto en el campo más perdido pasando todo tipo de calamidades como de clandestino infiltrado en la España que quiere liberar del yugo del fascismo. No sabe estar sin Inés y tampoco sabe estar quieto sin luchar. Y mientras tanto, su mujer es el centro de su vida, la alegría y el arrojo que ella desprende… Sólo con llegar a la mitad de semejante nivel de pasión y amor real bastaría para que un mortal descansara bajo tierra con la consciencia de que ha vivido y amado bien.

En fin, describir estas sensaciones es algo que dejo a Almudena Grandes porque todo lo que diga será tan escaso como ridículo, comparado con suhabilidad literaria para arrastrar al lector, con las sensaciones y sentimientos que desbordan sus personajes.

Sin duda, espectacular y tan grande como el apellido de su autora que ya me enamoró con “Los aires difíciles”, “Castillos de cartón”  y sobre todo, “El corazón helado”.

Reseña realizada por la autora Begoña Curiel



Etiquetas:   Escritores   ·   Literatura
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15252 publicaciones
4022 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora