Camino de Santiago ¿devoción o negocio?

Quiero pedir al Santo. Me han hablado tan bien de la experiencia. Cuestan tan poco los albergues. Conozco a tanta gente. Es una experiencia única. Yo lo he repetido. A mí me gustaría hacerlo. Lo hago por agradecimiento a los favores del Santo. Es tan sacrificante o gratificante. Ser peregrino ha sido una experiencia única.

 

. Me han hablado tan bien de la experiencia. Cuestan tan poco los albergues. Conozco a tanta gente. Es una experiencia única. Yo lo he repetido. A mí me gustaría hacerlo. Lo hago por agradecimiento a los favores del Santo. Es tan sacrificante o gratificante. Ser peregrino ha sido una experiencia única.
Son expresiones, ideas, frases de aquellos que consideran el Camino de Santiago como una actividad lúdico religiosa con infinidad de matices, objetivos y fines de cada paseante, de cada peregrino.

A pesar de las variaciones de las rutas del camino, a pesar de las inclemencias del tiempo, haga:  frio, calor o hiele, si andamos el Camino de Santiago, siempre encontramos al peregrino que tiene en su mente, su experiencia única: llegar a Santiago, hacer de su reto andarín una experiencia vital.

Y, alrededor de la experiencia, pueblos, paisajes, gentes y negocios. Aquellos, que del peregrino ven el público objetivo de su negocio: restaurantes, albergues, hoteles, pensiones, recuerdos, gastronomía. Que sirven para llenar el estómago y la mochila del peregrino. De la Navidad decimos que es despilfarro o tradición, del Camino ¿negocio o tradición? 

Cada persona tiene un fin en el Camino. ¿Cuál es el tuyo? ¿Cuál tu experiencia? ¿Has hecho el Camino? ¿Tienes anécdotas? ¿Qué consejos darías? ¿Es caro hacerlo? ¿Es tú reto para el 2014

Contesta a estas preguntas con tus opiniones o sugerencias.  

Carlos Alonso

http://queopiniontienestu.blogspot.com.es

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales