Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría



El pacto fiscal, el premio y sus mensajes políticos


Inicio > Política Nacional
29/01/2014

858 Visitas



Mientras analizábamos en este espacio, los principales efectos negativos provocados por la implementación de la Reforma Hacendaria, el fin de semana pasado, llego desde Davos, la noticia en la que el Secretario de Hacienda Luis Videgaray, anunciaba la firma de un acuerdo de estabilidad fiscal.


En el trayecto de regreso al país, Videgaray realizo una pausa que fue más que una escala en la ciudad de Londres, capital del Reino Unido, no precisamente por motivos técnicos o de logística del viaje.

Videgaray fue a Londres, a recibir el reconocimiento que le otorgo la prestigiada publicación financiera especializada “The Banker” como el Ministro de Hacienda del año.

El premio es otorgado fundamentalmente, por el papel clave que Videgaray Caso desempeño en el impulso de las reformas estructurales, enviadas por el ejecutivo federal para la aprobación del Congreso de la Unión, para fomentar la productividad y promover el crecimiento.

Sin embargo, la distinción aun a pesar de su importancia y el reconocimiento que implica, es de suyo un elemento que contrasta con la realidad, ya que la economía nacional ha tenido un muy mal comienzo, entre otras cosas por los efectos negativos causados por las propias reformas, especialmente la hacendaria.

Visto así, de lo que menos se puede hablar en este momento y mucho menos festejar, es de un incremento de la productividad o de la promoción del crecimiento, cuando los indicadores señalan de manera contundente lo contrario.

De nada le sirve al país un reconocimiento de carácter individual, sin demeritar su prestigio internacional, si este no corresponde al objetivo esencial relacionado con el desarrollo nacional.

Aunque claro, tampoco se puede hacer de lado que el premio, por su importancia indiscutible, es un elemento de promoción personal, que tal vez este más relacionado con la estrategia de corto y mediano plazo, para intentar sostener la imagen del Secretario de Hacienda.

Porque el desgaste proveniente de los efectos de la Reforma Hacendaria, esta ya causando un descontento colectivo de grados exponenciales, que evidentemente tiene un altísimo costo político.

Solo así puede entenderse la intención de establecer el llamado pacto fiscal, como un argumento de control de daños, sin que eso implique en esencia, corregir de fondo, el errático sentido de la reforma.

Porque el acuerdo de estabilidad fiscal no implica de origen, un reconocimiento tácito de error,  treguas ni condonaciones, sino simplemente un compromiso de certidumbre, en función de que estas nuevas reglas no van a cambiar en el mediano plazo.

Sin embargo el recientemente reelecto Presidente del Consejo Coordinador Empresarial Gerardo Gutiérrez Candiani, ha expresado que la firma del pacto fiscal, es una gran oportunidad para insistir ante el gobierno de la urgencia de modificar al menos algunos apartados de la Reforma Hacendaria.

En principio para establecer criterios de progresividad, es decir que, de acuerdo al resultado de las metas propuestas y dependiendo del nivel de éxito alcanzado, esas mismas metas podrían irse modificando gradualmente en base al comportamiento económico.

Lo que supondría que algunas medidas se flexibilizaran y fueran cambiando de manera sucesiva, lo que a pesar de tener mucho sentido, no parece pueda ser un argumento de negociación de parte del gobierno.

Sin embargo la cúpula del sector privado, va a poner en la mesa de diálogo,  argumentos que se entienden no como una exigencia sectorial, sino simple y llanamente como una condición para revertir los efectos negativos presentes.

Tasas más competitivas en el Impuesto Sobre la Renta, el aumento de la deducibilidad a los valores anteriores, especialmente en las prestaciones laborales, porque en las condiciones actuales se atenta contra el empleo y el tema de la homologación del Impuesto al Valor Agregado en las fronteras, como los puntos más importantes.

En conclusión, lo que el Consejo Coordinador Empresarial va intentar exponer, es que el acuerdo para la estabilidad fiscal anunciado por el Secretario de Hacienda, no sea solo un esquema enunciativo, sino efectivo, para que no se convierta en una figura estéril, que únicamente sirva como una imagen de aparente benevolencia oficial, que en términos prácticos no corrija.

Lo que está de por medio es la estabilidad de la economía, como antecedente necesario para poder aspirar al crecimiento, por tanto es un asunto de voluntad política.

Por tanto en el contenido del acuerdo para la estabilidad fiscal, lo que va de por medio es precisamente esa voluntad, que es por definición mensaje político, actitud de estado.

 

twitter@vazquezhandall





Etiquetas:   Economía   ·   Política   ·   Reforma Tributaria   ·   Crisis Económica   ·   Gobierno   ·   Política Fiscal   ·   Reforma Hacendaria

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18751 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora