Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Dignidad   ·   Valores



Perspectiva y rumbo político del gabinete presidencial


Inicio > Política Nacional
27/01/2014

843 Visitas



A pesar de que en las altas esferas del poder político nacional, han comenzado a circular insistentes rumores, respecto de posibles cambios en el gabinete presidencial, no parece que todavía sea el tiempo, ni que las circunstancias sean las propicias para ello.


Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad, si es que en el fondo esa información tenga una intención manifiesta, más aun si esta proviene, así sea como filtración oficiosa, del mismo epicentro del poder.

Si bien es cierto que los Presidentes diseñan su gabinete, primero para cumplir con compromisos derivados de los acuerdos previos a su asunción al poder, también lo es que en el transcurso del tiempo, las circunstancias obligan a cambiar las estrategias.

Se entiende que esa planificación atiende coyunturas por etapas, no solo en función del cumplimiento de tareas específicas, por supuesto que también se tiene que considerar, que los reacomodos implican un aspecto de orientación en la promoción individual de los integrantes del primer equipo.

A pesar de las especulaciones derivadas de la conformación del primer gabinete del Presidente Peña Nieto, a un año de distancia, todo parece indicar que este equipo permanecerá en su gran mayoría, hasta las elecciones intermedias.

Que con todo y los nombramientos de los Secretarios de Gobernación y Hacienda, Miguel Ángel Osorio y Luis Videgaray respectivamente, en su calidad de hombres fuertes, es muy pronto para suponer que esas posiciones alcancen para determinar el futuro.

Más aun cuando ambos han tenido que enfrentar el desgaste proveniente de las dos asignaturas preponderantes de la primera etapa gubernamental, la seguridad y los efectos de la aprobación de las reformas propuestas por el ejecutivo, específicamente la hacendaria.

Visto así, cualquier cambio en este momento seria solamente un reajuste obligado por los acontecimientos, de alguna manera seria la tacita aceptación de que algo no está funcionando.

De tal suerte que dependiendo de las áreas y los nombres de los titulares de las Secretarias sujetas de cambio, no en todos los casos estos tendrían una influencia directa en el proyecto sucesorio presidencial.

Porque en consideración del tiempo transcurrido, se supondría que para encaminar un proyecto con miras a esa sucesión, el momento oportuno para reacomodar, tendría que ser en la elección intermedia, como parece estar planeado realmente.

En atención de ese análisis, no se puede hacer de lado la presencia e influencia de otros elementos de gran peso, independientemente del resultado de esa elección.

En la óptica tradicional, según los usos y costumbres del régimen priista, Cesar Camacho actual dirigente del Revolucionario Institucional, se encaminaría hacia la Coordinación de los diputados federales de su partido en la próxima legislatura.

A Manlio Fabio Beltrones, el Presidente Peña Nieto no podría dejarlo digamos suelto, es decir tendría que tenerlo cerca, pero en una posición que equivalga a su estatura y nivel, por tanto el único lugar factible, que reúne esos requisitos, seria la Secretaría de Gobernación.

Evidentemente Beltrones no podría ser considerado para ser el dirigente del partido, toda vez que eso significaría otorgarle una libertad de poder y movimiento, que después no habría forma de controlar desde los Pinos.

Por tanto el candidato natural para dirigir el PRI, en primera instancia seria el propio Miguel Osorio Chong, sin descartar a Luis Videgaray, porque del resultado de estos enroques, tendríamos la fórmula para la sucesión.

Si Osorio y Videgaray son realmente proyectos con perspectiva de futuro, no podrán permanecer todo el sexenio en sus actuales encargos, dada su actual preponderancia tampoco sería útil para el propósito, mandarlos a Secretarias con menor peso que las actuales.

Ahora bien, mientras se dilucida la estrategia de posicionamientos, el Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, cual caballo negro, va ganando terreno cotidianamente.

Eruviel Ávila, no era en un principio integrante del círculo rojo del Presidente Peña Nieto, pero con el paso del tiempo y gracias a los resultados de su gestión, pero sobre todo de su comportamiento institucional, ha logrado un nivel de cercanía y confianza de la mayor trascendencia.

Con este escenario y a reserva de algún acontecimiento no contemplado en la agenda, los caminos se hacen cada vez más estrechos y con ello, el transcurso de este año y el siguiente, serán los más importantes en el desarrollo de la sucesión presidencial.

 

twitter@vazquezhandall 





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Enrique Peña Nieto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora