Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Moralidad   ·   Poesía   ·   Libros   ·   Novela   ·   Reseña



El informe de gobierno en Yucatan, contraste entre Gobernadores


Inicio > Política Nacional
21/01/2014

768 Visitas



Durante el transcurso del primer informe de gobierno de Rolando Zapata Bello, Gobernador Constitucional de Yucatán, el domingo pasado, en Mérida capital de ese Estado, quedo de manifiesto el contraste de formas y estilos que se denota entre algunos mandatarios locales.


Sobre todo porque estuvieron presentes como invitados en el evento referido, entre otros, Rafael Moreno Valle y Manuel Velasco Coello, Gobernadores de los Estados de Puebla y Chiapas respectivamente.

Y es que precisamente hace unas semanas ambos mandatarios estatales, rindieron también sus informes, el tercero de Moreno Valle y el Primero de Velasco Coello.

Aunque en este tipo de eventos, siempre llamara más la atención la presencia tanto de Eruviel Ávila del Estado de México, como de Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, presentes en esta ocasión.

Porque ambos, Ávila y Mancera, representan eventuales proyectos presidenciales, sin que esa coyuntura hiciera pasar desapercibida la asistencia de sus colegas ya mencionados, sobre todo porque significo un profundo contraste.

Una diferencia manifiesta, porque mientras Rolando Zapata organizo para rendir su informe, un evento republicano, con seriedad, sin ostentaciones y sin caer en la tentación de los alardes, sus colegas de Puebla y Chiapas, en su oportunidad cada uno, lo hicieron mediante celebraciones fastuosas.

Una diferencia que se basa en privilegiar el contenido del mensaje, sus efectos y alcances, en contra de la persecución de la notoriedad mediante la  promoción personal, naturalmente que persigue otros fines, que van mucho mas allá de la rendición de cuentas.

Moreno Valle, ha hecho evidentes sus intenciones manifiestas de buscar la candidatura del Partido Acción Nacional en los próximos comicios presidenciales, sin embargo su nivel de aceptación ha venido descendiendo constantemente.

Seguramente por ello, para intentar contrarrestar esa tendencia desfavorable, Moreno Valle invirtió millonarias sumas de recursos presupuestales, para la promoción de su obra de gobierno.

Caso similar al de Velasco Coello, quien a su pesar tuvo que reconocer que el costo de la difusión correspondiente a su informe, rebaso la cantidad de diez millones de dólares.

Publicidad que incluso, inexplicablemente no solo se desplego en el Estado de Chiapas, la promoción se propago mas allá de las fronteras de la entidad que gobierna, siendo muy evidente la que se esparció en muy diversos puntos de la Ciudad de México.

Los gastos publicitarios de Moreno Valle y Velasco Coello, que por supuesto alcanzaron grados escandalosos, una vez más ponen en la mesa de discusión, el abuso en la utilización de recursos públicos con fines propagandísticos.

Sobre todo cuando además del dispendio, dichas actitudes no hacen más que poner en entredicho, los magros resultados de las gestiones estatales, que se intentan maquillar a través de la mercadotecnia.

Zapata Bello en cambio, se concentro en lo esencial, informar puntualmente, sin pretensiones que desvían los fundamentos del ejercicio, haciendo hincapié en la importancia que representa la rendición de cuentas, pero sobre todo en la transparencia.

Al final de cuentas el asunto, no deja de ser un tema de fondo y forma y política, porque mientras un Gobernador serio y concentrado, como Rolando Zapata, no requiere más publicidad que la que proviene de su trabajo, Moreno Valle y Velasco Coello, apuestan por la simulación.

Desde el punto de vista del análisis de esas formas políticas, no cabe duda que el informe de Rolando Zapata, independientemente del recuento de los logros de su administración, tendría que servir de ejemplo, como un modelo de un ejercicio estrictamente republicano en toda su dimensión.

Porque lamentablemente hoy, en la clase política gobernante sin distingo de militancia partidista,  hay una tendencia a rebasar el espectro de la investidura del poder, para buscar una celebridad que no es acorde a su posición.

Una propensión equivoca del ejercicio del poder, que se transforma en una necesidad de trascendencia, mediante una notoriedad construida no en los resultados, sino montada en la mercadotecnia.

Al final de cuentas lo que realmente importa son los resultados, el juicio social se fundamenta en el nivel de bienestar de la sociedad, cuando eso no sucede el efecto del abuso de la publicidad, sobre todo cuando esta no es ni veraz,  ni tangible, incluso puede resultar recontra producente.

 

twitter@vazquezhandall 



Etiquetas:   Marketing   ·   Política   ·   Gobierno   ·   Gasto Público

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4732 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora