La ladrona de libros: para llorar

Preparados para llorar con La ladrona de libros, una historia que jamás debía de haber sucedido, que recuerda por su dureza a La vida es bella, que habla de la Segunda Guerra Mundial, que podemos ver como reciente estreno cinematográfico y, que es brillante en muchos aspectos el filme de Brian Percival, responsable máximo de La ladrona de librosuna película muy recomendable.

 

.quepodemosver.com/2013/09/pablo-lopez-y-su-disco-once-historias-y.html" style="text-decoration: none; color: rgb(138, 138, 138);">historia que jamás debía de haber sucedido, que recuerda por su dureza a La vida es bella, que habla de la Segunda Guerra Mundial, que podemos ver como reciente estreno cinematográfico y, que es brillante en muchos aspectos el filme de Brian Percival, responsable máximo de La ladrona de librosuna película muy recomendable.
La ladrona de libros tiene como anfitrión a la muerte y como protagonistas a una niña muy amiga de la lectura y, según sus propios diálogos, cuyos padres son “un hombre con corazón de acordeón” y de madre “una mujer con cara de hierro”. La ladrona de libros la tenemos que ver, pero con pañuelo en la mano.

La ladrona de libros: brillante

La dureza de su historia, es conmovedora. La ladrona de libros es la vida de una niña que la vida la castiga con crueldad y sin piedad y, que la lectura apasionada de libros: la esconde, la ayuda y motiva en los momentos más duros de su vida y, se convierte, en su futuro profesional, cuando llegada la adolescencia, su vida se tranquiliza olvidando sus particulares desgracias.

Unas desgracias en La ladrona de libros que implican las constantes lágrimas en los espectadores más sensibles. Uno de elementos, que hacen brillante al filme: la historia. Una historia, basada en la novela de Markus Zusak que fue superventas, que se ha llevado a la gran pantalla trasmitiendo los sentimientos de sus protagonistas con fidelidad y que hacen del guion y la dirección de La ladrona de libros otros puntos brillantes por los que se debe ver y disfrutar la película.

La coproducción alemano norteamericana cuenta con un reparto poco popular en nuestras fronteras. Quizás sus rostros desconocidos, trasmitan más credibilidad a los personajes, haciendo más real y profundo los sentimientos del público a favor de la historia de esa pequeña ladrona de libros, que se esconde bajo las mil aventuras de ficción que lee. Un reparto, básico y sencillo, que si no trasmite la suficiente calidad interpretativa, si lo hace, en favor de los sentimientos y desarrollo fílmico y narrativo.

La ladrona de libros vestuario, fotografía  y dirección artística.

Debemos primero reconocer y después felicitar a los responsables de la dirección artística, fotografía y vestuario de La ladrona de libros por su excelente trabajo.

El público asistente a la película, aparte de llorar, se traslada en pensamiento y obra a la época de la Segunda Guerra Mundial, bajo una fotografía excelente, un vestuario brillante y una dirección artística soberbia consiguen, juntos, que el filme traslade al espectador al momento narrativo de la historia.

Una pena que no hayan sido nominadas al reconocimiento de los Oscar. Sirvan estas líneas para que podemos ver trasmita su particular felicitación a los responsables de fotografía, vestuario y dirección artística de La ladrona de libros.

Carlos Alonso

www.quepodemosver.com

qpv@quepodemosver.com

@quepodemosver.com

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales