Gilad Shalit - 5 Años de cautiverio en manos de Terroristas de Hamas



Visitamos al Padre de Gilad Shalit para conocer de su historia, más bien, la historia de su hijo. Queríamos llevarle la solidaridad y comprensión de algunos chilenos que vivimos en Israel, queríamos hacerle muchas preguntas, pero nos sorprendió su timidez para respondernos y la sorpresa que parecía provocarle que desde tan lejos se sumara fuerza para liberar a su hijo. Nos unimos más bien a una suerte de silencio, donde ninguna palabra podría describir la emoción y tristeza que junto a su mujer e hijos les hace abrigar la esperanza de recuperar a su hijo.

 


Esta es la historia de Gilad Shalit, el soldado israelí olvidado en las conciencias, reclamaciones y discursos de muchos que se dicen defensores de los derechos humanos y países y sus gobiernos que prefieren silenciar u obviar cualquier iniciativa que sume fuerzas a las esperanzas de los padres de Gilad Shalit.

Cinco años han transcurrido desde aquel 25 de junio de 2006, cuando el soldado israelí Gilad Shalit, entonces de 18 años, fuera capturado por terroristas del grupo islámico Hamas, sin que se tengan hoy noticias de su paradero, condición física o de salud, o derechamente, sin que se sepa si está vivo o muerto..

Nadie tiene noticias de GiladShalit., ni siquiera la Cruz Roja Internacional ha logrado tener acceso a el.

Pero, ¿quién es Gilad Shalit y cómo es que han  transcurrido 5 años y nada ni nadie en todo el mundo haya podido lograr su liberación?

Gilad Shalit, es un chico introvertido, reconocido entre los que le conocen como una buena persona y excelente estudiante. Hijo de Aviva y Noam, nació en Naharía, al norte de Israel, se educó en Mitzpé Hilá y sus estudios secundarios los completó con distinción en la orientación de Ciencias. Se enroló en Tzahal (Ejercito de Defensa Israelí) a fines de Julio de 2005, integrándose a la brigada de las Fuerzas de Tanques.

 

A Gilad Shalit el 25 de Junio de 2006 lo tomaron como prisionero las Brigadas de Ezzeldin Al Qassam, (brazo armado del partido gobernante Hamás, el Comité de Resistencia Popular que incluye miembros del Fatah, la Jihad Islámica y el Ejército del Islam), durante una incursión a la base israelí en la que él hacía guardia. En esa emboscada murieron un teniente y un sargento israelíes y otro soldado resultó herido.

 

Desde ese 25 de junio de 2006, solamente pudo conocerse del paradero de Guilad Shalit, (presuntamente retenido en la Franja de Gaza), recién un año después, el 25 de junio de 2007, cuando el grupo terrorista Hamas publicó una grabación con video y la voz de Shalit , pidiendo al gobierno de Israel que actúe para liberarlo. Debió transcurrir casi otro año, -9 de junio de 2008-, para que se tuviera una segunda señal de sobrevivencia del soldado israelí. En esa fecha, llegó una carta de Gilad Shalit dirigida a sus padres y a su familia, en donde reitera  los deseos de su liberación y les manifiesta la añoranza por estar junto a ellos.

 

Desde ahí y hasta hoy, no se ha vuelto a tener ninguna noticia, ni del paradero ni de la condición de salud de Gilad Shalit, tampoco por cierto, existe ninguna constancia que pudiera estar vivo o muerto.

 

El grupo terrorista fundamentalista islamista, Hamás se ha negado a proporcionar cualquier información del secuestrado soldado. Nunca, aún hasta hoy, la Cruz Roja Internacional ha podido siquiera visitar a Shalit, o  que se les proporcione a lo menos información que permita saber si aún está vivo o muerto.  

 

Los terroristas de Hamas sin embargo, no han dudado en utilizarlo como chantaje ejercido sobre Israel, para que el gobierno de ese país libere centenares de presos palestinos que se encuentran en cárceles de Israel, muchos de los cuales, si no la mayoría, cargan sobre sus espaldas  la comisión de delitos terroristas con muertes de civiles, mujeres, ancianos y niños.

 

Los negociadores enviados por Israel y también por Egipto, no han obtenido ningún resultado. El Primer Ministro Benjamin Netanyahu, arrastra el fracaso de dos intentos de rescate de sus antecesores para liberar a Shalit y se ve presionado por una opinión pública mayoritaria en Israel, para que se retorne a Gilad Shalit con decisión y determinación. A nadie escapa acá en Israel, la necesidad de recuperar y con vida a Gilad Shalit de las manos de los terroristas de Hamás, pero también existe convicción, que no puede Israel dejar en libertad a sanguinarios terroristas encarcelados, los que a no dudar, recuperada su libertad volverán con toda certeza a amenazar la seguridad de Israel.

Hoy, 24 de Junio, a un día de cumplirse 5 años de cautiverio y mientras toda esta entramada “negociación – chantaje” transcurre, se ha vivido un nuevo capítulo de este oprobioso secuestro.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), advirtió al grupo Terrorista Hamas, que es "totalmente inaceptable" la carencia de información sobre la situación del soldado israelí Gilad Shalit y reclamó al movimiento islámico Hamas aportar pruebas de que permanece con vida. "Ya que no existe ninguna señal de vida de Shalit desde hace casi dos años, el CIRC pide ahora a Hamas que pruebe que está vivo", sostuvo el Comité en Ginebra. "Hamas tiene una obligación en base al derecho humanitario internacional de proteger la vida de Shalit, de tratarlo humanamente y consentirle tener contacto con su familia"

El vocero de Hamas, Ismail Radwan, respondiendo a esta exigencia, señaló que "el CICR debería haber hablado más bien de los sufrimientos de los siete mil palestinos que están prisioneros en Israel" y que "Hamas se niega a responder a este pedido".

Es necesario dejar constancia de algunas cuestiones para que las palabras de ese vocero de Hamas no lleven al engaño.

Los presos a los que alude en cárceles de Israel, han sido procesados por actos terroristas, que han costado vidas inocentes en atentados sangrientos y que aún y a pesar de la gravedad de esos delitos, tienen dentro del “sufrimiento” que indica el vocero de Hamas, conocimiento, visita y condiciones que obviamente no disponen para Gilad Shalit sus captores.

Por otra parte, Hamas olvida que Gilad Shalit, si es considerado prisionero de guerra, está amparado por la Convención de Ginebra (1949), la que es contumazmente violada por este grupo terrorista, a lo menos, en 17 de sus articulados, veamos:

No existe el cuidado debido por el “prisionero de guerra”, se ignora toda noticia de su condición de salud o si está vivo o muerto.

El “prisionero de guerra” Gilad Shalit se encuentra incomunicado, no ha tenido ninguna visita, absolutamente ningún contacto con nadie que no fueren los mismos terroristas captores.

Es evidente que está recibiendo el “prisionero de guerra” Gilad Shalit, un trato cruel que atenta contra su dignidad. La convención exige además que los heridos sean asistidos por “un organismo humanitario imparcial, tal como la Cruz Roja” (art.2), y Gilad “tiene problemas de salud, los tenía antes de ser capturado y ahora más aún, lo confiesa en el vídeo y carta conocida  y lo evidencia su lividez y su extrema delgadez. Es más que evidente que enfrenta “el prisionero de guerra” una seria depresión”. No sabemos si lo ve o asiste regularmente un médico y por las pocas imágenes conocidas, es evidente  que no está bien alimentado”.

Hamás no puede poner a este soldado en una zona “de grave peligro para su salud”, pero “nadie” aclaró si fue o no herido durante los bombardeos de Israel contra Gaza de enero de 2009 (Operación Plomo Fundido)

Ninguna otra ONG ha logrado contactar con él, aunque el artículo 125 defiende que “las potencias detenedoras dispensarán la mejor acogida a las organizaciones religiosas, sociedades de socorro o a cualquier otro organismo que preste ayuda a prisioneros” y que deben contar con las “facilidades necesarias para visitarlos y distribuirles material”

Cabe hacer mención que los integrantes de la “Flotilla de la Libertad 1” que en mayo pasado intentó romper el bloqueo de Gaza, fueron requeridos por la familia de Gilad Shalit, para el caso que llegaran a Gaza, fueran portadores de una carta para su hijo. Se negaron rotundamente a ese acto de mínima humanidad y solidaridad.

¿Y cual es la situación de sufrimiento de los presos palestinos en Israel que alega Hamas para negarse a dar noticias de Gilad Shalit?

Los terroristas en cárceles israelíes que han asesinado gente inocente se inscriben en estudios académicos. Pueden por tanto licenciarse o doctorarse, aprovechando su condición de terroristas. Esto es increíble, pero Hamas omite esto y más obviamente.

 Los terroristas en cárceles israelíes, tienen comunicación con sus familias, amigos y las nutridas “defensas que les amparan en el sufrimiento”, alimentación, medicina y asistencia de salud. Asimismo, cualquier ONG cómo la CICR, puede conocer sus condiciones generales. No sufren la depresión obvia de la incomunicación, están en boca de todas las organizaciones humanitarias tan proclives a obviar los crímenes terroristas que han cometido estos “sufrientes”.

Pero básicamente hay una gran diferencia, Gilad Shalit es un soldado, que más allá de las antipatías o simpatías de los bandos en contienda, está sujeto y regido para su amparo y protección por la Convención de Ginebra, la que ya dije es violada contumazmente por Hamas.

Los presos terroristas, son “soldados del terrorismo”, autores de crímenes sangrientos contra inocentes y no sujetos más que a la ley común para su juzgamiento. Sin embargo, gozan y disponen de privilegios que están lejos de constituir un “sufrimiento” como cínicamente alegan como excusa los terroristas para mantener en cautiverio inhumano a un soldado por cinco años. Por tanto, nada ni ningún argumento es posible elevar para defender tan ignominioso cautiverio por sus autores.

Se han cumplido ya 5 años y Hamas aún no tiene la decencia de reconocer el estado de salud de quien mantiene como rehén. Este es el mismo grupo terrorista cuyo objetivo declarado es la destrucción del Estado de Israel. Este es el mismo grupo terrorista que se ha “reconciliado” con su ayer más encarnizado enemigo interno, la Autoridad Palestina de Abbas, uniéndose en el propósito de convencer al mundo para que se les reconozca como Estado, 63 años después en que se negaron a hacerlo y decidieron emprender el camino de la guerra y del terror para aniquilar a Israel.

La complicidad del silencio o la omisión de reproche, conducta seguida por algunos países, gobiernos y políticos, permiten que el grupo terrorista islamista HAMAS, pueda seguir ejerciendo un oprobioso cautiverio como el de Gilad Shalit.

Quizás, esa pudiera ser la causa de la sorpresa en el rostro del padre de Guilad Shalit, al constatar que las personas comunes y corrientes como los chilenos que les visitamos, tengan mayor conciencia y determinación para denunciar y sumarse a la exigencia de la inmediata liberación de Gilad Shalit, sin condiciones de ninguna naturaleza, más allá de sus propios gobernantes o políticos.



  • Comentarios
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Gilad Shalit - 5 Años de cautiverio en manos de Terroristas de Hamas


Visitamos al Padre de Gilad Shalit para conocer de su historia, más bien, la historia de su hijo. Queríamos llevarle la solidaridad y comprensión de algunos chilenos que vivimos en Israel, queríamos hacerle muchas preguntas, pero nos sorprendió su timidez para respondernos y la sorpresa que parecía provocarle que desde tan lejos se sumara fuerza para liberar a su hijo. Nos unimos más bien a una suerte de silencio, donde ninguna palabra podría describir la emoción y tristeza que junto a su mujer e hijos les hace abrigar la esperanza de recuperar a su hijo.

 


Esta es la historia de Gilad Shalit, el soldado israelí olvidado en las conciencias, reclamaciones y discursos de muchos que se dicen defensores de los derechos humanos y países y sus gobiernos que prefieren silenciar u obviar cualquier iniciativa que sume fuerzas a las esperanzas de los padres de Gilad Shalit.

Cinco años han transcurrido desde aquel 25 de junio de 2006, cuando el soldado israelí Gilad Shalit, entonces de 18 años, fuera capturado por terroristas del grupo islámico Hamas, sin que se tengan hoy noticias de su paradero, condición física o de salud, o derechamente, sin que se sepa si está vivo o muerto..

Nadie tiene noticias de GiladShalit., ni siquiera la Cruz Roja Internacional ha logrado tener acceso a el.

Pero, ¿quién es Gilad Shalit y cómo es que han  transcurrido 5 años y nada ni nadie en todo el mundo haya podido lograr su liberación?

Gilad Shalit, es un chico introvertido, reconocido entre los que le conocen como una buena persona y excelente estudiante. Hijo de Aviva y Noam, nació en Naharía, al norte de Israel, se educó en Mitzpé Hilá y sus estudios secundarios los completó con distinción en la orientación de Ciencias. Se enroló en Tzahal (Ejercito de Defensa Israelí) a fines de Julio de 2005, integrándose a la brigada de las Fuerzas de Tanques.

 

A Gilad Shalit el 25 de Junio de 2006 lo tomaron como prisionero las Brigadas de Ezzeldin Al Qassam, (brazo armado del partido gobernante Hamás, el Comité de Resistencia Popular que incluye miembros del Fatah, la Jihad Islámica y el Ejército del Islam), durante una incursión a la base israelí en la que él hacía guardia. En esa emboscada murieron un teniente y un sargento israelíes y otro soldado resultó herido.

 

Desde ese 25 de junio de 2006, solamente pudo conocerse del paradero de Guilad Shalit, (presuntamente retenido en la Franja de Gaza), recién un año después, el 25 de junio de 2007, cuando el grupo terrorista Hamas publicó una grabación con video y la voz de Shalit , pidiendo al gobierno de Israel que actúe para liberarlo. Debió transcurrir casi otro año, -9 de junio de 2008-, para que se tuviera una segunda señal de sobrevivencia del soldado israelí. En esa fecha, llegó una carta de Gilad Shalit dirigida a sus padres y a su familia, en donde reitera  los deseos de su liberación y les manifiesta la añoranza por estar junto a ellos.

 

Desde ahí y hasta hoy, no se ha vuelto a tener ninguna noticia, ni del paradero ni de la condición de salud de Gilad Shalit, tampoco por cierto, existe ninguna constancia que pudiera estar vivo o muerto.

 

El grupo terrorista fundamentalista islamista, Hamás se ha negado a proporcionar cualquier información del secuestrado soldado. Nunca, aún hasta hoy, la Cruz Roja Internacional ha podido siquiera visitar a Shalit, o  que se les proporcione a lo menos información que permita saber si aún está vivo o muerto.  

 

Los terroristas de Hamas sin embargo, no han dudado en utilizarlo como chantaje ejercido sobre Israel, para que el gobierno de ese país libere centenares de presos palestinos que se encuentran en cárceles de Israel, muchos de los cuales, si no la mayoría, cargan sobre sus espaldas  la comisión de delitos terroristas con muertes de civiles, mujeres, ancianos y niños.

 

Los negociadores enviados por Israel y también por Egipto, no han obtenido ningún resultado. El Primer Ministro Benjamin Netanyahu, arrastra el fracaso de dos intentos de rescate de sus antecesores para liberar a Shalit y se ve presionado por una opinión pública mayoritaria en Israel, para que se retorne a Gilad Shalit con decisión y determinación. A nadie escapa acá en Israel, la necesidad de recuperar y con vida a Gilad Shalit de las manos de los terroristas de Hamás, pero también existe convicción, que no puede Israel dejar en libertad a sanguinarios terroristas encarcelados, los que a no dudar, recuperada su libertad volverán con toda certeza a amenazar la seguridad de Israel.

Hoy, 24 de Junio, a un día de cumplirse 5 años de cautiverio y mientras toda esta entramada “negociación – chantaje” transcurre, se ha vivido un nuevo capítulo de este oprobioso secuestro.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), advirtió al grupo Terrorista Hamas, que es "totalmente inaceptable" la carencia de información sobre la situación del soldado israelí Gilad Shalit y reclamó al movimiento islámico Hamas aportar pruebas de que permanece con vida. "Ya que no existe ninguna señal de vida de Shalit desde hace casi dos años, el CIRC pide ahora a Hamas que pruebe que está vivo", sostuvo el Comité en Ginebra. "Hamas tiene una obligación en base al derecho humanitario internacional de proteger la vida de Shalit, de tratarlo humanamente y consentirle tener contacto con su familia"

El vocero de Hamas, Ismail Radwan, respondiendo a esta exigencia, señaló que "el CICR debería haber hablado más bien de los sufrimientos de los siete mil palestinos que están prisioneros en Israel" y que "Hamas se niega a responder a este pedido".

Es necesario dejar constancia de algunas cuestiones para que las palabras de ese vocero de Hamas no lleven al engaño.

Los presos a los que alude en cárceles de Israel, han sido procesados por actos terroristas, que han costado vidas inocentes en atentados sangrientos y que aún y a pesar de la gravedad de esos delitos, tienen dentro del “sufrimiento” que indica el vocero de Hamas, conocimiento, visita y condiciones que obviamente no disponen para Gilad Shalit sus captores.

Por otra parte, Hamas olvida que Gilad Shalit, si es considerado prisionero de guerra, está amparado por la Convención de Ginebra (1949), la que es contumazmente violada por este grupo terrorista, a lo menos, en 17 de sus articulados, veamos:

No existe el cuidado debido por el “prisionero de guerra”, se ignora toda noticia de su condición de salud o si está vivo o muerto.

El “prisionero de guerra” Gilad Shalit se encuentra incomunicado, no ha tenido ninguna visita, absolutamente ningún contacto con nadie que no fueren los mismos terroristas captores.

Es evidente que está recibiendo el “prisionero de guerra” Gilad Shalit, un trato cruel que atenta contra su dignidad. La convención exige además que los heridos sean asistidos por “un organismo humanitario imparcial, tal como la Cruz Roja” (art.2), y Gilad “tiene problemas de salud, los tenía antes de ser capturado y ahora más aún, lo confiesa en el vídeo y carta conocida  y lo evidencia su lividez y su extrema delgadez. Es más que evidente que enfrenta “el prisionero de guerra” una seria depresión”. No sabemos si lo ve o asiste regularmente un médico y por las pocas imágenes conocidas, es evidente  que no está bien alimentado”.

Hamás no puede poner a este soldado en una zona “de grave peligro para su salud”, pero “nadie” aclaró si fue o no herido durante los bombardeos de Israel contra Gaza de enero de 2009 (Operación Plomo Fundido)

Ninguna otra ONG ha logrado contactar con él, aunque el artículo 125 defiende que “las potencias detenedoras dispensarán la mejor acogida a las organizaciones religiosas, sociedades de socorro o a cualquier otro organismo que preste ayuda a prisioneros” y que deben contar con las “facilidades necesarias para visitarlos y distribuirles material”

Cabe hacer mención que los integrantes de la “Flotilla de la Libertad 1” que en mayo pasado intentó romper el bloqueo de Gaza, fueron requeridos por la familia de Gilad Shalit, para el caso que llegaran a Gaza, fueran portadores de una carta para su hijo. Se negaron rotundamente a ese acto de mínima humanidad y solidaridad.

¿Y cual es la situación de sufrimiento de los presos palestinos en Israel que alega Hamas para negarse a dar noticias de Gilad Shalit?

Los terroristas en cárceles israelíes que han asesinado gente inocente se inscriben en estudios académicos. Pueden por tanto licenciarse o doctorarse, aprovechando su condición de terroristas. Esto es increíble, pero Hamas omite esto y más obviamente.

 Los terroristas en cárceles israelíes, tienen comunicación con sus familias, amigos y las nutridas “defensas que les amparan en el sufrimiento”, alimentación, medicina y asistencia de salud. Asimismo, cualquier ONG cómo la CICR, puede conocer sus condiciones generales. No sufren la depresión obvia de la incomunicación, están en boca de todas las organizaciones humanitarias tan proclives a obviar los crímenes terroristas que han cometido estos “sufrientes”.

Pero básicamente hay una gran diferencia, Gilad Shalit es un soldado, que más allá de las antipatías o simpatías de los bandos en contienda, está sujeto y regido para su amparo y protección por la Convención de Ginebra, la que ya dije es violada contumazmente por Hamas.

Los presos terroristas, son “soldados del terrorismo”, autores de crímenes sangrientos contra inocentes y no sujetos más que a la ley común para su juzgamiento. Sin embargo, gozan y disponen de privilegios que están lejos de constituir un “sufrimiento” como cínicamente alegan como excusa los terroristas para mantener en cautiverio inhumano a un soldado por cinco años. Por tanto, nada ni ningún argumento es posible elevar para defender tan ignominioso cautiverio por sus autores.

Se han cumplido ya 5 años y Hamas aún no tiene la decencia de reconocer el estado de salud de quien mantiene como rehén. Este es el mismo grupo terrorista cuyo objetivo declarado es la destrucción del Estado de Israel. Este es el mismo grupo terrorista que se ha “reconciliado” con su ayer más encarnizado enemigo interno, la Autoridad Palestina de Abbas, uniéndose en el propósito de convencer al mundo para que se les reconozca como Estado, 63 años después en que se negaron a hacerlo y decidieron emprender el camino de la guerra y del terror para aniquilar a Israel.

La complicidad del silencio o la omisión de reproche, conducta seguida por algunos países, gobiernos y políticos, permiten que el grupo terrorista islamista HAMAS, pueda seguir ejerciendo un oprobioso cautiverio como el de Gilad Shalit.

Quizás, esa pudiera ser la causa de la sorpresa en el rostro del padre de Guilad Shalit, al constatar que las personas comunes y corrientes como los chilenos que les visitamos, tengan mayor conciencia y determinación para denunciar y sumarse a la exigencia de la inmediata liberación de Gilad Shalit, sin condiciones de ninguna naturaleza, más allá de sus propios gobernantes o políticos.



  • Comentarios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE