Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Psicología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Escritores



Vacaciones politicas.


Inicio > Política Nacional
14/01/2014


1307 Visitas



Esta veraniega y fácil de explicar,  desaceleración brutal de la actividad económica. La que más allá de lo prácticamente singular es  más bien definida como típica en nuestro país. Además de todo, contagia la dinámica del pensamiento. Más que una oportunidad única para una jornada nacional de reflexión cívica y conversación, se emplea para que en el descanso,  los que van perdiendo terreno en la imposición de un modelo que genera desigualdad, re organicen,  en medio de su desesperación los andamiajes financieros de sus defensas.


Es tanto el paño que cortar, que en realidad no es fácil saber por dónde empezar.  Los obstáculos muy bien puestos para impedir o detener el avance de lo que en cualquier otro momento sería reformas de simple sentido común. Han terminado por confundir gran parte de la mayoría electoral,  y desafortunadamente, corromper un buen número de entré los elegidos. Esta desorientación inoportuna obedece al menos a las siguientes razones;

Se logró inyectar otra división en el seno de un pueblo ya históricamente dividido por el domicilio, la calidad de su educación, el color de los ojos y hasta por los apellidos. Se les ha manipulado con un martilleo mediático, el que no da a las personas el poder de cambiar su porvenir, sino a las ideologías.  Hablando de ideología, se le atribuyo al discreto comunismo local, un poder que nunca tuvo y las amenazas del infierno. La verdad es que en Chile siempre los horrores han sido obra del anti comunismo. La verdad es que el comunismo es una cosa en Rusia, otra en Cuba y una muy distinta en la emergente superpotencia de la República Popular China, nos gusté o no lo haga.

El actual modelo autorizado por la constitución ultra empresarial de 1980, permitió un saqueo sin igual en el mercado de consumo. Tiene hoy una metástasis de efectos que la hacen impopular y reemplazable, pero aún flota la sensación mediática que a pesar de todo, es irreversible.

Conscientes que sólo deben concentrarse en la protección del status quo, en la derecha, intermitente defienden usando selectiva para su conveniencia, la prohibición de hablar del pasado, o la apocalíptica de un futuro sin el yugo del neo liberalismo. Este último un eufemismo usado para el descarado fraude actual del consumidor.

En un país tan pequeño, no ha sido difícil dejar a la gente sin elección. Tampoco ha sido posible que el mecanismo que justifica en esencia la teoría económica del libre mercado < oferta y demanda > regule un mercado repleto de eufemísticos y bien identificados agrupados monopolios.

No es la dictadura militar la que después de cuarenta años hace una parte del país compulsivos acumuladores, y la otra, víctimas de un bien montado saqueo  que sobré protege el capital y desampara los  consumidores. Es hora de dar el segundo paso. Ya está en la mesa de discusión sobre si es el factor político o el financiero, el que aplasta una población con limitadas oportunidades. Ya es tiempo de desenredar la madeja de manipulaciones que han convencido un sector de la población que el sistema y no su ejemplar determinación la que los ha hecho sobresalir con moderada pero inusual anticipación. Es tiempo de revelar que ha sido la política de subsidios habitacionales financiados por un estado fuertemente privatizado para todos los otros fines, el que ha generado esta mezcla de pulpería y de sueño americano,  de la cara hipoteca y pre fabricada casa propia.

Luego de la debacle económica que sobrevino en la post guerra, las naciones sudamericanas dependientes de una agricultura medieval exclusiva en el poder de latifundios y con el fin de la resistida ilegalidad de cohecho. La suerte en el cono sur para la derecha, estaba echada. Ya no podría confiar en cualquier "democracia". En Chile Allende pierde por sólo tres mil votos la elección de 1958.

Fueron los americanos y no Pinochet o los Guzmán los que planearon a su conveniencia el académico rumbo de las dictaduras militares, del mismo modo que lo hicieron en Irán cuando pusieron El Sha en 1953. En simples palabras que las debiera entender cualquiera, la dictadura de tortura y policía secreta de Pinochet tiene el mismo y exacto origen que los Mac Donald. Para ellos en USA. No existe diferencia entre un Vial o un Machuca, en su sociedad de igualdades, esa diferencia simplemente no existe.

Ahora sería bueno empezar a preguntarse, hasta cuándo existirá sí nosotros mismos le hacemos una y otra vez de adrede el quite. Si permitimos que nos hablen de cualquier otra cosa y hasta se programen informes especiales, mientras generaciones de chilenos sobreviven en una realidad que para dos sectores de su población más que patriótica, como lo es para los americanos, para nuestro país son paralelas.

No sabe aún de que hablo. Piense mirando en su rededor. Esta usted bien.  Pero como están sus ex compañeros, sus familiares y sus amigos. Puede usted enviar sus hijos a los colegios más exclusivos de Santiago, únicos capaces de garantizar que sus hijos no deban conformarse con menos. Puede usted pagar todo lo que necesita de inmediato y al contado. Esta usted fuera del Dicom. Esta usted seguro que por su capacidad todas las puertas se abren y en ninguna parte por su color o su apellido, será ligeramente despreciado o de “frentón” discriminado.  Entonces usted disfruté sus vacaciones y no se preocupe por nada.

Para el resto una aclaración; el clasismo no se aplica en una sociedad que se auto discrimina. La clasificación para esta sociedad tiene mucho menos glamour. El primer paso en la conquista de un escenario que asegure oportunidad y crecimiento parejo, no depende de una persona, ni de una ideología. Depende exclusivamente de la determinación de la gente por exigir ser oída, lo mismo que su destino.  Bien entonces no  se calle, esté donde esté y sea quien sea.  Porque si para empezar a la hora de nacer ya no somos iguales, no se puede culpar solo a los políticos de la concertación o los dictatoriales.





Etiquetas:   Discriminación   ·   Fraude   ·   Hipotecas   ·   Tarjetas de Crédito   ·   Desigualdad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18755 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora