Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Ética   ·   Filosofía   ·   Libertad de Pensamiento   ·   Derecho   ·   Filosofía Social   ·   Derecho Civil   ·   Libre Pensamiento



Fondos de pensiones ¿crisis u oportunidad?


Inicio > Economía
07/01/2014


1022 Visitas






El fondo acumulado de las pensiones chilenas alcanzaba a noviembre de 2013 la suma de 170 mil millones de dólares, suma que significa un incremento real del 10,3% respecto al año 2012.  Estos fondos se distribuyen en 5 Fondos desagregados por nivel de riesgo en las colocaciones de los recursos, lo cual es decisión del afiliado, quien tiene este mínimo manejo respecto a su capitalización individual. A  Más riesgoso; B Riesgoso; C  Intermedio; D Conservador; y E Más conservador. Son 5 AFP las que manejan este enorme ahorro interno de los chilenos: Capital, Cuprum, Modelo, Habitat y Provida. Los fondos están colocados en un 42,7 en el extranjero, lo que equivale a 73 mil millones de dólares. 

Estos recursos se concentran en un 34,5% en Norteamérica. En el año 2013 la inversión de fondos en el exterior aumentó en un 24% real en el transcurso de un año.

 

¿Qué nos dicen estas cifras? Que Chile tiene colocado el ahorro interno de sus fondos previsionales principalmente en los Estados Unidos, por lo que aparece altamente tocado por las amenazas que se vislumbran en esa superpotencia en materia de cuentas públicas y previsión social. El 34,5% de los 72 mil millones de dólares es una cifra de 25 mil millones de dólares. Esos son los fondos colocados en una economía que da señales de próxima crisis financiera.

 

¿Qué pasaría si esos fondos se invirtieran en Chile?

Alguien podría argumentar que el mercado chileno es pequeño, pero eso es porque nunca los sectores medios han tenido acceso a ese dinero blando que ha permitido la aparición de grupos económicos de nivel internacional. Las autoridades arriscaban la nariz cuando se les presentaba desde las Cámaras,  la propuesta de generar un programa Corfo destinado a la reingeniería jurídica de las Pymes, que las dejara en condiciones de recibir inversiones vía titularización, convirtiéndose para ello en sociedades anónimas apoyadas por el organismo de promoción.  

 

Si se midiera el impacto que podría tener en la economía interna que un 3%  del fondo total acumulado, es decir, una masa de 5100 millones de dólares se orientara a las PYME se podría comprar su deuda interna y apalancar sus proyectos bajo la figura de capital de riesgo, velando por un sano desarrollo y sin especulación ni sometimiento a los intereses de las empresas gigantes. Eso sería democratizar la sociedad de mercado, generando un desarrollo orientado al emprendimiento y no a la usura. Serían 126 mil empresas medianas, que generan un 17% de las ventas de la economía chilena. Si apenas un 5% de ellas accediera al Programa de Reingeniería Jurídica tendríamos 6 mil pymes revitalizadas, con el mismo costo de capital que los grupos económicos, o al menos cercano a ello.

 

Por otra parte, si se permitiera a las personas en el proceso de capitalización individual que una o dos veces en la vida pudiesen usar parte de sus fondos a un costo nominal, devolviéndolo dentro de sus cotizaciones durante un período de 5 años, se podría solucionar el drama del endeudamiento en el sistema financiero para   tener que invertir en estudios de los hijos, en un proyecto propio, en la compra de una casa o en una enfermedad catastrófica. Si a los chilenos que están sobre endeudados con un compromiso de 59%  de sus rentas en créditos de consumo e hipotecarios, sirviendo deudas a tasas de interés altísimas, se les permitiera acceder a un 10% del fondo de su dinero acumulado en el fondo de capitalización individual, esas personas podrían generar un gran impulso a su economía personal y a la economía toda.

Romper con la concentración económica requeriría abrir una pequeña ventana a la equidad, democratizando el acceso al ahorro interno y esto es una decisión política. Recordemos que esto es lo justo, toda vez que la banca privada resurgió de las cenizas gracias a la deuda subordinada, un subsidio de 5 mil millones de dólares, que equivalió en 1983 al doble del  valor de nuestras exportaciones. En verdad, es una oportunidad de romper el nudo ciego de la concentración económica.



Periodismo Independiente, 6 de Enero de 2014      @hnarbona en Twitter



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Política   ·   Democracia   ·   Sociedad   ·   Banca   ·   Fondos de Pensiones

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17924 publicaciones
4576 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora