¿El Gas de Esquisto, modificara la Geopolitica?

La crisis energética es un problema a nivel mundial y cada año más las fuentes energéticas tienden a disminuir y en otros casos sencillamente desaparecer.

 

.
La tierra al parecer nos ofrece nuevas oportunidades de uso de fuentes energéticas alternativas y este es  el caso del gas de esquisto.

¿Qué es el gas de esquisto?

“Es gas natural[1] atrapado en formaciones de esquisto (“shale”, en inglés). Las rocas de esquisto son rocas sedimentarias compuestas por partículas finas que pueden contener petróleo y gas natural. El interior de estas rocas presenta baja permeabilidad; por eso, para extraer el gas de su interior, se requiere fracturarla. Desde el inicio del siglo XXI, los avances en la tecnología de perforación horizontal y fractura hidráulica han permitido el acceso a grandes volúmenes de shale gas, cuya extracción no había sido económicamente viable hasta entonces. La producción de shale gas ha revolucionado la industria."

El mismo informe de Nevasa señala que la Energy Information Administration (EIA) de los EE.UU., destaca que entre los países dependientes de importaciones de gas, y para los que se estiman reservas significativas de shale gas, están Francia, Polonia, Turquía, Ucrania, Sudáfrica, Marruecos y Chile.

En Chile, el gas no convencional técnicamente recuperable ascendería a 64 TcF, lo que lo posicionaría tercero en Sudamérica detrás de Brasil y Argentina y numero catorce en el mundo. En el 2009, el consumo de gas natural fue de aproximadamente 0.10 TcF.

¿Y cuál es la zona especifica a explotar? Corresponde la Región XII “Magallanes” y específicamente a la cuenca de Magallanes, que tiene una superficie de 65.000 millas cuadradas y que tiene un gran potencial de shale gas.

 

“Si bien la mayor parte de la cuenca[2] está en territorio argentino (donde se denomina Cuenca Austral), existe una parte en territorio nacional localizada en Tierra del Fuego.

Esta zona contaría con una potencial extracción de gas no convencional de 172 Tcf, pero sólo 64 Tcf le pertenecen a Chile.

A mediados de 2011, la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) inició una licitación para buscar socios con los que explorar nuevas reservas de gas natural en Magallanes. En las cláusulas se incluyó la obligación de perforar al menos un pozo de shale gas.

Este proceso finalizó con la firma de los acuerdos de participación entre la estatal, Geopark, Wintershall e YPF, presentando las empresas solicitudes de Contratos Especiales de Operación Petrolera (Ceops) al Ejecutivo, para la adjudicación de cinco bloques: Isla Norte, Flamenco, Campanario, San Sebastián y Marazzi-Lago Mercedes”.

 

En octubre del 2013 ENAP confirmo la producción de gas de esquisto para Punta Arenas. Y que permitirá abastecer el actual consumo residencial de Punta Arenas, por los próximos 5  a 7 años.

La Gerencia General de ENAP, difundió el hecho de que se está produciendo cerca de 150.000 M³ diarios de gas no convencional en cuatro pozos del Bloque Arenal, que son los primeros en producción en Chile y con la tecnología internacional de fractura hidráulica. El bloque arenal es 100% de ENAP y está ubicado en la Isla de Tierra del Fuego, al este  de la ciudad de Punta Arenas, en el extremo austral de Chile.

Fuentes de ENAP[3] agregaron que se está perforando y optimizando 25 pozos e invirtiendo más de US$ 100 millones para el 2013 en exploración de petróleo y gas en la Región de Magallanes, que es el monto más alto de los últimos 15 años. Y para el 2014, se proyecta reforzar esta inversión con un agresivo plan de exploración y producción en Magallanes, basado en estas nuevas tecnologías y que realizaremos en dos o tres bloques, además de Arenal. Para ello, ENAP  ya tiene las autorizaciones ambientales para la perforación vertical de los pozos, etapa previa a la fractura hidráulica que se realiza en forma segura y aislada entre los 2.000 y 2.500 metros de profundidad.

¿Esta nueva fuente energética modificara el actual escenario mundial?

Efectivamente, dejaría de depender de otras fuentes energéticas convencionales como el petróleo. Desde el 2006 los EE.UU. han ido explorando  el subsuelo y ello reconfiguraría la geopolítica mundial.

“Esto traerá aparejado una baja del precio del gas natural, una energía más barata[4] y que la situación económica de los EE.UU. cambie favorablemente. Entre 2007 al 2012 la producción de gas de esquisto represento casi el 35% de la producción total de gas, y esta cifra podría crecer al 50% para el 2030. Y si hablamos de petróleo de esquisto, este puede  proveerle de 6 millones de barriles diarios de crudo para el  2020, según un estudio de la Universidad de Harvard. Los expertos coinciden en que para el2020, EE.UU. seria autosuficiente en materia energética”

Sin lugar a dudas el principal afectado será Venezuela, ya que el año 2012 EE.UU. le compro 15% menos de crudo.  Y obviamente los países exportadores de petróleo del medio oriente, verán mermadas sus ventas notoriamente. Esto implicara que los EE.UU. dejaran de ejercer influencia militar y política en medio oriente, al no ser de interés las fuentes energéticas existentes.

 

[1] Estudio de la Consultora Nevasa del 18 de marzo del 2012. www.nevasa.cl

[2] Estudio de la Consultora Nevasa.

[3] ENAP, sala de prensa del 18 de octubre del 2013. www.enap.cl

 

[4] Articulo Diario el Mercurio de Santiago de Chile, del 29 de diciembre del 2013: ¿Cambiara el gas de esquisto la geopolítica? Página 10 del cuerpo A.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales