Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría



El Miedo Genera Negocios


Inicio > Ciudadanía
21/12/2013


1047 Visitas



Podemos dividir a la sociedad en integrados y desintegrados al proceso productivo mediante el trabajo. Habiéndose generado dos culturas que emanan de ambos grupos convivientes de la sociedad. Dos grupos pertenecientes a estas dos culturas, que se desconfían y se agreden. Siendo muy similar la cultura de las personas que integran la sociedad productiva, es decir, la de los integrados, al margen de las clases sociales a las que pertenezcan y de sus ingresos económicos. Todas esas personas trabajan, se esfuerzan, muchas veces hasta el sacrificio, además de cumplir con sus responsabilidades, dentro y fuera de la empresa donde producen. Ya que necesitan respetar los condicionamientos que impone la actividad laboral que desarrollan. Esos condicionamientos marcan los ritmos de actividad y descansos, del tiempo que dedican al consumo de divertimentos y a la capacitación, además  del tiempo dedicado a la formación profesional, etc.


Mientras que los desintegrados al sistema, poseen una cultura antagónica con la primera. Donde su columna vertebral no es precisamente el trabajo, como así tampoco lo es la obligación ni la responsabilidad. Y cuando se hace presente la realización de alguna tarea, esta es esporádica y consistente en changas dentro y fuera de la Ley y del orden establecido por la sociedad productiva. La desconfianza y la exteriorización de otro estilo de vida incompatible con la sociedad productiva, produce el rechazo de los miembros productivos de la sociedad, que tratan por todos los medios de blindarse y de blindar, sobre todo a sus hijos, de sus influencias y contagios. Este blindarse lleva a que traten de vivir en espacios distintos, donde los integrados traten de impedir ser víctimas de saqueos, arrebatos, asaltos a mano armada, etc. Ya que un porcentaje de  los desintegrados terminan siendo contratados por las mafias para concretar sus objetivos.

La existencia de organizaciones delictivas como el narcotráfico que últimamente los incorpora a sus filas, para realizar tareas de venta, distribución y custodia del negocio. Produce por parte de la comunidad de integrados, demandas de seguridad, por miedo a ser víctimas del accionar mafioso. Demandas de seguridad que las empresas proveedoras de ese tipo de bienes y servicios comercializan. Viéndose incrementada cada vez más, la demanda de los productos diseñados con ese objetivo, luego de que se producen hechos que conmocionan a la opinión pública. También se producen ese tipo de exigencias hacia el Estado, para que mejore su accionar en el área de seguridad lo que trae aparejada la incorporación de una mayor cantidad de integrantes a sus filas.

Lo ideal para las empresas proveedoras de seguridad, es que la inseguridad siga incrementándose porque esa situación mejora sus resultados económicos al incentivar la demanda de sus productos.

Lo ideal para el Estado como organización y para las familias y personas en particular, es que las sociedades se vuelvan cada vez más seguras, para que sus gastos en seguridad desciendan o por lo menos se conserven constantes en el tiempo. Pudiendo de esa manera, derivar fondos hacia otros servicios que mejoren la calidad en todo sentido de la sociedad. Por lo que no es de extrañar que las empresas que se benefician con la creciente inseguridad, activen juntos con otros sectores beneficiados, los mecanismos que disparan los hechos de inseguridad crecientes. Ya que tanto el rechazo hacia los marginados, como el miedo a ser sus víctimas, son generadores de grandes negocios. Negocios que van desde lo inmobiliario, el blindaje de automóviles, todo lo relacionado con la seguridad tecnológica, la venta de armas de todo calibre, los cursos para usarlas y los de defensa personal, la contratación de custodios, la contratación de servicios especiales, los espacios en los medios masivos de comunicación, etc.





Eugenio García

http://garenioblog.blogspot.com.ar



Etiquetas:   Violencia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18751 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora