Montoro, el ministro demente.

Todo el mundo debería preocuparse cuando gente que hace y dice cosas cuanto menos alarmantes, ocupa un cargo tan importante como el Ministerio de Hacienda.

 

.
Sinceramente lo digo, lo del Sr.Montoro es digno de análisis, sus palabras y sus acciones hacen pensar que este señor no tiene las facultades mentales muy sanas que digamos, un señor que habla groserias como que los mercados no son gilipollas, dando a entender que los gilipollas somos los ciudadanos, por supuesto miente como un bellaco, que además amenaza, sinceramente que este señor este ocupando este cargo, ayer en el Congreso la ha tomado con los medios de comunicación, al puro estilo Maduro o Chavez que E.P.D, diciendo que tienen muchas deudas con Hacienda, todo es porque hay medios que se atreven a decir la verdad, esto en un país realmente democrático es inadmisible que alguien se atreva a amenazar así, ya anteriormente la tomó con los deportistas, artistas de cine..etc, un señor que además vive fuera de la realidad, ya está diciendo estamos saliendo de la crisis, cuando la mayoría de la gente no lo percibe, luego diciendo mentiras como si nada, diciendo que no bajan los sueldos que suben moderadamente, cuando está claro que es mentira, la verdad que están bajando y mucho, y barbaridad, tras barbaridad y que este señor sea ministro de Hacienda, de verdad que es muy descorazonador, pero este demente es ministro porque además tenemos un Presidente demente y ya es un imbecil comprobado, por el ridículo que hizo en el homenaje a Mandela, ahora iba a venir a recordar lo del Mundial, mucha gente en el mundo pensará "¡Pobres españoles! que tienen que aguantar a este imbecil",  eso es lo peor que además de imbecil, es malo y ya no digo los que rodean a Rajoy, pues son gente mala sin duda, gente sin corazón y sin escrupulos y gente también con dudosas facultades mentales como el Sr.Montoro.

 

En fín, que descorazonador es todo esto, impotencia es lo que siento al no poder sacar a esta gente del poder, a aguantar a dementes y caraduras, ¡Dios mio! apiadate de nosotros, quien sea creyente, que la vida pronto ponga a cada uno en su lugar, ese es mi mas ferviente deseo para el 2014, ojalá muy pronto, la esperanza pueda volver a nuestro país.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales