Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Quintana Roo   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Corrupción   ·   Cultura



La soga al cuello del Partido Popular


Inicio > Política Nacional
10/12/2013


2505 Visitas






El odio es mal consejero y dicta sentencias más allá de los tribunales. Escudriña las presas con latente visceralidad hasta que descarga el golpe y cae sobre la víctima de la que no hay piedad una vez iniciado el ataque. La Historia lo demuestra. No hay nada más virulento e ilimitado en la inspiración de la violencia que ese odio acendrado que se acumula con el tiempo.

Lo advierto en la calle, lo palpo en la gente. La animadversión contra el partido que gobierna puede pretextar unas algaradas nunca vistas hasta ahora en democracia.

El Partido Popular en pleno ha convertido en una pesadilla dos años inesperados. La sensación es que hay una tomadura de pelo  por parte de una pandilla de caraduras que gobiernan al margen de todo compromiso electoral, explotando al ciudadano hasta los límites inconcebibles. Estos suicidas confiados se ganan un rencor colectivo contra el que, en alzamiento popular, no podrían hacer nada para controlarlo.

Zapatero lo hizo muy mal para muchos y vivimos el resultado de sus oscurantismos en dos legislaturas, pero no fue tan imbécil como para contrariar a sus electores. El Partido Popular ha resultado tan estúpidamente imprudente que va a facilitar que sus enemigos naturales se tiren a la yugular con el beneplácito de sus últimos votantes. El colmo de la necedad que cualquier día les planta una muchedumbre en la calle Génova decidida a lincharlos sin que nadie mueva un dedo para evitarlo o se lamente de ello. Lo están ganando a pulso. O frenan esta chulería inadmisible o nos enfrentamos a un desorden social que los pondrá en la diana de un desaforado descontento más allá de la simple manifestación. La suelta de criminales con indefensión y humillación de sus víctimas, el varapalo permanente del saqueo impositivo, la desvergüenza sin disimulo ostentando un poder robado al pueblo mediante el instrumento pútrido de las urnas en que han transformado la libre elección en sufragio universal, auguran asonadas violentas en breve plazo. La oportunidad es única para los que la llevan olfateando tanto tiempo.



La estulticia de los dirigentes populares no ha podido arraigar más en la percepción de la ciudadanía que no votará en próximas elecciones y muy seguramente secundará las revueltas que se avecinan con la izquierda disponiéndose a tomar las calles y hasta los edificios institucionales desde donde se está estafando permanentemente; vil chantaje a un pueblo harto de villanía, engaños , indefensión, amenazas de totalitarismo y tantas lacras que un ruin mago como Rajoy está demostrando, después de ejercer de prestidigitador y engañar a un electorado, para obrar como un verdadero miserable que se juega la propia integridad frente a la ola de revolución callejera en ciernes.

No se puede ser más gilipollas y menos cautelosos en el arte del desgobierno, que han inspirado en la explotación esta canallada gubernamental; acaso se acabará uniendo en su contra la acostumbrada radicalidad-que ya se la gastó en anteriores ocasiones- junto a ciudadanos que llevados del aborrecimiento pretenderán buscar una venganza acorde a los perjuicios causados destrozándoles la libertad, la economía, y el criterio pacífico del orden social.

Preveo y no me equivocaré, una ola de protestas que pretenderán los ya conocidos protagonistas del agit prop y que serán generalizadas cuanto más se exteriorice la indignación sin componente ideológico, hasta en votantes del Partido Popular que ya regurgitan este vómito impuesto de sustancia dictatorial que destila un irreconocible gobierno.

Es recurrente en la Historia que los confiados con doctrinas absolutistas terminen desfilando ante la ira popular, dándose rienda suelta al imperativo del rencor cuando las paciencias están ya consumidas.

Este desorden convertido en degeneración, con autócratas que sólo saben agobiar hasta la extenuación sacando los higadillos económicos donde ya no hay más que sacar, están comprando las gruesas corbatas que, de una violencia desatada en breve lapso, pueden adornar los desavisados cuellos con multitudinarios brazos de una rebelión dispuestos a tirar sin piedad.

Se la juegan porque ya son odiados por sus enemigos y se han creado vasta enemistad con los que simpatizaban antes con ellos.

¿Serán tan estúpidos de seguir jugando con la resignación hasta el límite de convertirla en un resentimiento que impulse a buscarlos en la calle? La izquierda radical se está frotando las manos pensando en las próximas justificaciones de desorden social elevado a la décima potencia. No hay límite si acompaña el odio a la estrategia de la insurrección. El PP parece estar buscando la exterminación y, desgraciadamente, quien busca, termina encontrando.

Pocos se quejarán viendo oscilar un gobierno que se ha ganado, en la mitad de la legislatura, un resentimiento generalizado. A tiempo están todavía de de dejar de usar las sogas como si fueran corbatas o terminarán ahorcándose a sí mismos.





Etiquetas:   Corrupción   ·   Mariano Rajoy   ·   Dictadura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


, Como todos tus artículos son claros y mordazes, pero solo les puede doler a los culpables de tanta miseria y corrupción.- Dios quiera que salga a la LUZ todo lo que tú puedes decir de tanta gentuza.- Adelante amigo mío.- Un fuerte abrazo.






Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21252 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora