Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Pandemia   ·   Elecciones   ·   Lectura   ·   Niños



Abba, Hitler y Himmler: Los genes perfectos (I)


Inicio > Cultura
08/12/2013


1586 Visitas



Rebuscando entre la documentación de mi novela, tropecé con un artículo que había olvidado y que fue el causante de indagar más sobre “El Proyecto Lebernsborn o Fuente de Vida” alemán.


Fue un artículo publicado en Crónica del Mundo el 14 de Julio del  2002 en el cual se recordaba y explicaba “Los Genes Nazis de Abba”.

Para aquellos que no lo conozcáis, la morena de ABBA “Anni-Frid” nació de un plan de Himmler, jefe de las SS y la Gestapo y mano derecha del mismísimo Adolf Hitler para purificar la Raza Aria.

“Y es que la morena de ABBA, noruega de nacimiento, fue el “producto” de un plan ideado para emparejar a soldados nazis con mujeres noruegas de raza aria pura para mejorar la genética de sus descendientes. 

Pero vayamos por partes:

¿Qué fue el Proyecto Lebernsborn o Fuente de Vida?

El caso de Anni-Fird, podemos decir que fue el final de tan macabro “Proyecto” ya que “Lebernsborn” se inició secretamente el 12 de Diciembre de 1935. Primero bajo supervisión de Heinrich Himmler, organizador de los asesinatos a los judíos en el III Reich, y continuado por Martín Bornnam ideólogo del proyecto.

El Proyecto Lebernsborn fue ideado para: “crear, reproducir y purificar la raza aria”. Al menos ese era el exhorto que Himmler ofrecía a los oficiales de la SS y de la Wermacht para tener niños con mujeres de raza aria ¿Cuál era el objetivo final?: Liderar una nación Nazi-Aria.

Pero no todo el mundo era considerado por el régimen como “Racialmente puro”. Se regían por un “manual de instrucciones”—vamos a llamarlo así—.

Los padres debían de ser: “ rubios, altos—más de un metro setenta y cinco centímetros—, ojos claros y un árbol genealógico de pureza racial remontado al menos hasta el año 1750.

 En cuanto a las mujeres— solteras en su gran mayoría—, eran reclutadas y llevadas a “Burdeles Biológicos” donde se las proveía de casa y de los medios necesarios para tener a sus hijos” (Nota: novela-Lo Inesperado)

Lo que obviaban los panfletos publicitarios en su tarjeta de presentación, sobre el “Proyecto Fuente de Vida” era que a los niños se les separaba de sus madres a los tres meses de vida para ser criados y adiestrados por el Tercer Reich. No hay que decir que los niños nacidos con algún defecto físico, lamentablemente eran exterminados.

Los comienzos se prometían felices, mientras el “Proyecto Fuente de Vida” era semi clandestino, pero cuando los “Egos” de los creadores tocaron techo, cuando más felices estaban viendo sus resultados, un revés con el que no contaban hizo cambiar los planes. La desaprobación de la sociedad alemana que consideraba “Los hogares Lebensborn— diez ubicados en Alemania—como una inmoralidad.

Himmler lejos de desalentarse, extendió su programa por otros países, a medida que avanzaba la guerra.

Durante el año 1942, Hitler planificó una política de “aliento” a los soldados alemanes para “Confraternizar” con mujeres nativas de los países invadidos consideradas—eso sí—, racialmente adecuadas.

Noruega fue su bastión más importante, se crearon nueve centros; En Austria se fundaron dos hogares; En Bélgica, Holanda, Francia y Dinamarca un hogar Lebensborn.

Pero la locura llegó, a más, a medida que los “Planes Secretos” de Hitler y Himmler, su ocultismo, su esoterismo iba “in crescendo”, pero… entraremos ahí, más tarde.

A medida que la guerra avanzaba y el número de muertos en combate ascendía, se amplió la política Lebensborn de “Cría de niños para el Reich” de tal manera que se incentivó y ejecutó el secuestro de niños racialmente puros en la zona de Europa Oriental.

Se llevaban a los niños huérfanos o simplemente secuestraban a niños y niñas racialmente puros, ingresándolos en los centros—para una vez allí—ser cambiados de nombre, fecha de nacimiento, etc., comenzando así su reeducación y presión psicológica ya que se inculcaba la idea de que el Reich eran los “salvadores” “Los ángeles” que los habían rescatado tras ser abandonados vilmente por sus progenitores.

Pero no todos los niños aceptaron de buen agrado la reeducación Nazi.

Estos niños y niñas que se resistían a ser germanizados, eran primero golpeados cruelmente delante de sus compañeros, para modificar su actitud, la excusa: “Su ingratitud para el Reich”.

Si después de las palizas propinadas persistían en su conducta y se negaban a la “rendición absoluta de su alma y de su voluntad” a las tesis e ideales Nacionalsocialista que se les inculcaba; estos niños eran llevados a campos de concentración donde se les sometía a duros y cruentos experimentos médicos: (el ejemplo más conocido era el inyectar colorante en los globos oculares de los niños para obtener colores claros) Otros, simplemente eran exterminados.

Cuando el ejercito norteamericano y ruso avanzó en sus posiciones, se encontró con miles de niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 meses y los seis años surgidos de los hogares Lebensborn.

Se estima que unos 250.000 niños fueron secuestrados y llevados a Alemania con nombres distintos.

Para otros—los que se quedaron en los países “liberados”— su calvario no había hecho nada más que comenzar.

¿Por qué su calvario no hizo nada más que comenzar?

Casi toda la documentación fue destruida entorno a los “hogares Lebensborn” salvo en Noruega donde las SS nunca destruyó los archivos, descubriéndose así como miles de madres que participaron en esos proyectos con sus bebes sufrieron el rechazo de sus compatriotas, como el caso de “Anni-Frid” la morena del grupo musical ABBA.

Se descubrió como el gobierno Noruego en exilio en Reino Unido advertía que las “cosas se pondrían difíciles para las madres y niños seleccionados por el Reich” y lamentablemente, así fue.

Al acabar la guerra unas 14.000 mujeres fueron llevadas a campos de trabajos forzados durante año y medio, donde muchas fueron violadas por ser consideradas “las Putas de los alemanes” y sus hijos los llamados “Mocosos nazis” fueron conducidos a orfanatos donde también fueron maltratados.

A tal punto llegó la marginación que doctores de salud mental de Noruega manifestaron públicamente que las mujeres participantes en el proyecto “Fuente de vida” eran “defectuosas mentales” y sus descendientes retardados.

Llegado a este repaso de la historia me asalta una pregunta:

¿Por qué esa obsesión casi idolatría de Hitler y Himmler por CREAR una raza aria pura?¿Qué pretendían conseguir? ¿Por qué esa obsesión, por investigar, indagar, perfeccionar, masacrar para conseguirla?

La respuesta la encontré en la pasión que ambos tenían: “El Ocultismo” y la búsqueda de una civilización primigenia poseedora del Libro de sabiduría Universal “El Libro de la Vida” o los “Registros Akasicos” que desarrollaré en el siguiente artículo.

Rebecca van Winter (Diciembre 2013)







Etiquetas:   Genética

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20414 publicaciones
5089 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora